Por: Jéssica I. Montero Soto.   6 febrero
Establishment Labs desarrolla todos sus productos en la zona franca El Coyol, en Alajuela. Este año comenzarán la construcción de una nueva planta y contratarán mano de obra muy calificada, para procesos relacionados con sus innovaciones. FOTO: Andrés ARCE

El 2020 está llamado a ser el año en que Establishment Labs supere la marca de los $100 millones en ingresos, y para lograrlo, la empresa apuesta por una ampliación en su oferta: la nueva cirugía mínima invasiva y el expansor tisular.

Sus inicios en 2004, cuando Juan José Chacón, fundador y CEO de Establishment Labs, echó a andar el proyecto en un garaje en Pavas, con escasez de fondos y abundancia de argumentos, son las bases sobre las que desarrollan su propuesta 15 años después.

La empresa hoy ya suma más de 50 patentes, entre las emitidas y las que están en proceso. Y esta es la pauta que quieren seguir, tanto desde el departamento de Innovación y Desarrollo como mediante colaboraciones con instituciones y universidades de renombre.

Chacón aseguró que la alianza con la academia también funciona como un diferenciador para la empresa, pues su objetivo siempre ha sido transformar la industria mundial de salud femenina en cirugía mamaria estética y reconstructiva.

“Creemos que para llevar innovación con seguridad en un momento en que existe una duda con respecto a la seguridad de los productos para cirugía mamaria, (trabajar con universidades) es el mejor camino”, dijo Chacón.

Chacón aseguró que las dos innovaciones que le presentan al mercado este año responden primero a situaciones de salud, y a partir de ahí se evalúa su potencial de mercado.

“Lo que nosotros hablamos en inglés es que nuestro diseño es ‘pacient-centric’ y al hacerlo de esa manera los procesos de diseño incorporan naturalmente los problemas que vemos y las oportunidades para crear soluciones directamente ligadas a la paciente. Esto contrasta con el pasado de la industria, donde los ingenieros tomaban decisiones de la mano con los cirujanos sin considerar a las pacientes”, explicó Chacón.

El desarrollo de estos proyectos es parte de un plan de crecimiento que debió ajustarse con los años. Las empresas de tecnología médica cuando comienzan a tener éxito necesitan inyecciones más fuertes de capital que les permitan trascencer, y en Costa Rica tanto el sector bancario como los inversionistas individuales vieron pasar la oportunidad, sin decidirse a correr el riesgo.

Ahí fue cuando Establishment Labs se acercó a Invermaster, el fondo de inversiones liderado por Roberto Ponce. El promotor de negocios recuerda que el equipo costarricense viajaba hasta 260 días del año para atender las necesidades de su negocio, y su compromiso era total.

El concepto era tan innovador y ambicioso, que Invermaster les solicitó concentrarse en el negocio con más potencial: implantes mamarios que elevaran los estándares del mercado. Les dieron $3,5 millones y recuperaron 20 veces la inversión.

Para el siguiente paso, ya Establishment Labs buscó la bolsa de valores Nasdaq en Estados Unidos.

Nuevas formas de trabajar

Aunque el ingreso a Estados Unidos es clave para el crecimiento de la empresa, este año hay otros dos temas en desarrollo: la cirugía mínima invasiva y el expansor tisular. Son dos manifestaciones de que la empresa va ampliando el alcance de su propuesta de negocios, en un conglomerado que gira alderedor de los implantes Motiva.

“En diciembre en Japón realizamos las primeras cirugías de aumento mamario mínimo invasivas. Esto para nosotros significa crear un nuevo mercado, con una tecnología única, desarrollada en Costa Rica”, enfatizó Chacón.

Se trata de un proceso quirúrgico cuyos principales cambios son tres: elimina la anestesia general, reduce el tamaño de la incisión y el tiempo de cirugía a menos de 20 minutos y mejora la duración de la recuperación. La suma de las tres condiciones es la que da el resultado mínimo invasivo.

Este procedimiento se desarrolló en Asia por dos razones: la preferencia de este mercado por ese tipo de cirugías, debido a una mayor incidencia de cicatriz queloide o hipertrófica en su tipo de piel, y la atención a un problema de salud femenina derivado de aumentos mamarios no quirúrgicos.

Establishment Labs encontró que alrededor de 7.000 mujeres al año recurren en Japón a las inyecciones de ácido hialurónico, para aumento mamario sin cirugía. Reciben la sustancia varias veces, ya que es reabsorbida rápidamente por el organismo, pero su uso crea áreas fibrosas y esto no permite hacer exámenes como el que se requiere para detectar un cáncer.

“Nuestra idea es darles una opción segura, que no les vaya a crear las cicatrices ni las obligue a recibir anestesia general, porque esas son las razones que dan al preguntarles por qué buscaron ácido hialurónico. Estamos increíblemente emocionados con la oportunidad de mercado para este procedimiento, pero en principio surgió cuando nos dimos cuenta de la situación en la que estaban poniéndose las pacientes debido a la falta de tecnología para el tipo de tratamiento que querían llevar adelante”, aseguró el empresario.

El otro mercado en movimiento es el de reconstrucción mamaria, con un producto que ya EF había dado a conocer: el expansor tisular para reconstrucción. El cambio que se aplica en este dispositivo es que permite a las pacientes recibir resonancias magnéticas, en caso de que lo requieran, y al mismo tiempo recibir radioterapia, pues se eliminaron los imanes que se incluían como estandar de la industria.

“La primera semana de febrero participé en una reunión de reconstrucción mamaria en París y los especialistas creen que esta tecnología les va a permitir mejorar sus protocolos. Este es el tipo de cosas que nos hacen sentir muy bien, significan que estamos cumpliendo con nuestra misión”, aseguró Chacón.

Con estas dos innovaciones, Establishment Labs apunta a que el 2020 sea un año de desarrollo de mercados más allá de los implantes Motiva, estudio de la oportunidad y eventualmente la generación de demanda en el mundo entero.

La cirugía se aplicará inicialmente en Asia y después irá a aprobación en Europa y Estados Unidos. El expansor se presentará en el primer semestre del año en Latinoamérica, incluida Costa Rica, y posteriormente en Europa. Ya está en aprobación también para el mercado estadounidense.

“Lo que hemos hablado con los inversionistas es que vamos a continuar profundizando nuestras acciones de educación médica y nuestro trabajo para comunicar la importancia de la seguridad y las opciones que tienen con Motiva. Esto incluye seguir trabajando en nuestra plataforma de Investigación y Desarrollo, que esperamos sigan dando fruto como los que estamos llevando ahora al mercado. Sin embargo, hemos sido claros en que la mayoría de los beneficios de estos dos lanzamientos los veremos en el 2021 y para adelante”, recalcó el CEO.