Por: Cristina Fallas Villalobos.   31 julio

Los kioskos, pulperías, abastecedores, minisupers y supermercados independientes en Costa Rica generan ventas anuales por $1.729 millones.

Esa es una de las conclusiones del Primer Censo del Canal Tradicional (establecimientos comerciales) realizado de abril a julio de este año, por Fundes -entidad que trabaja con empresas en el desarrollo de programas para generar eficacia, rentabilidad e innovación a lo largo de la cadena de valor-.

En Costa Rica existen 9.600 comercios tradicionales que generan cerca de 20.240 empleos. Archivo GN.

Con el censo se contabilizaron 9.600 puntos de venta a lo largo del territorio nacional (un 50% concentrados en Alajuela y San José).

Es decir, por cada punto de venta en el país hay en promedio 476 habitantes.

Del total de negocios, un 51% son abastecedores y minisúper que tienen un nivel de tráfico y ventas (191.000 diarios en promedio) intermedio.

Seguido, con un 32%, están las pulperías -con formato de mostrador- que se caracterizan por bajo tráfico y bajas ventas.

Asimismo, los supermercados independientes representan un 14% y poseen alto tráfico y altas ventas, mientras que, los kioskos significan un 3% y, aunque tienen alto tráfico, reportan bajas ventas.

Los 9.600 puntos de venta generan 20.240 empleos directos.

Según el censo, el empresario del canal tradicional tiene en promedio 40 años y posee 12 años de trabajar en el local, así como, el nivel educativo que predomina es de secundaria.

La composición por género es de: 58% hombres y 42% mujeres.

Con respecto a la nacionalidad la mayoría son costarricenses (77%), seguido por los orientales (19%), nicaragüenses (3%) y otros.

Mauricio Ramírez, coordinador de Inteligencia de Negocios de Fundes para America Latina, explicó que desarrollaron el censo debido a que conocen el impacto de las tiendas de barrio en las economías locales y su “enorme” potencial.

"Las grandes empresas de consumo masivo tienen la enorme necesidad de visibilizar el canal tradicional, mejorar su conexión y su capacidad de implementar planes de desarrollo y fidelización en estos puntos de venta, pero carecen de información suficiente”, destacó, Mauricio Ramírez, Coordinador de Inteligencia de Negocios de Fundes para América Latina.

Otro de los hallazgos del censo es que solo el 36% de los puntos de venta aceptan medios digitales de pago (datáfonos). Al tener la facilidad, estos comercios venden un 27% más con respecto al resto de establecimientos.

También se develaron los principales desafíos para el canal tradicional: la generación de más ingresos, incrementar el tráfico, los costos de operación y finanzas, competencia e inseguridad.

Después de realizar el censo, Fundes creó dos soluciones basadas en los datos.

La primera se llama Canal Tradicional 360 y consiste en una base de datos donde los proveedores pueden acceder a información actualizada de las pymes, incluyendo el perfil de la tienda y del empresario, el perfil del consumidor, el entorno demográfico y geográfico.

El segundo proyecto se llama “Entre Pulperos”, la cual es una plataforma tecnológica gratuita en la que se compartirán políticas públicas, consejos de ahorro de energía, comerciales, datos para conocer mejor los productos, promociones y la posibilidad de generar alianzas.