Por: Jéssica I. Montero Soto.   18 febrero
La cadena Walmart opera en Costa Rica con los formatos Walmart (super center), Masxmenos (supermercado), Palí (descuentos) y Maxi Palí (bodega). Foto: José Cordero
La cadena Walmart opera en Costa Rica con los formatos Walmart (super center), Masxmenos (supermercado), Palí (descuentos) y Maxi Palí (bodega). Foto: José Cordero

La operación en Costa Rica de la transnacional Walmart fue la única con números negativos en el cuarto trimestre de 2019. Desde México hasta Nicaragua, todos los negocios de Walmart en la región crecieron, menos el local.

En la entrega de los resultados anuales de la empresa, hecha el 13 febrero y publicada el 17 de febrero por el medio electrónico El Observador, Guilherme Loureiro, presidente ejecutivo (CEO) de Walmart de México y Centroamérica, afirmó que el desempeño de Costa Rica “reflejó la dinámica macroeconómica poco favorable de este país”.

Durante el año, los ingresos totales de la empresa en la región aumentaron en México 5,7% y en Centroamérica 3,4%, resultando en un crecimiento de 4,9% a nivel consolidado.

“El 2019 fue desafiante, nos enfrentamos a un ambiente macroeconómico incierto en toda la región”, afirmó el alto ejecutivo.

Costa Rica es la única de las operaciones centroamericanas de Walmart con resultados negativos durante el cierre del 2019. Foto: Captura del pantalla del sitio walmex.mx
Costa Rica es la única de las operaciones centroamericanas de Walmart con resultados negativos durante el cierre del 2019. Foto: Captura del pantalla del sitio walmex.mx

En Costa Rica, esta incertidumbre se reflejó en diferentes datos económicos. El índice de confianza del consumidor cayó en agosto a uno de sus puntos más bajos en las últimas dos décadas (28,2%), acompañado por un aumento constante en el desempleo y una contracción continua en el consumo.

Walmart figura entre los principales empleadores privados del país, según las últimas versiones disponibles de los registros de planillas de la Caja Costarricense del Seguro Social. Además, se calcula que hasta un 50% de las ventas totales de los productores que comercializan su oferta en el mercado local se da en los canales de la cadena transnacional, lo que concentra un volumen de comercio minorista elevado, que distintos analistas han calculado entre el 50% y el 70% de las ventas totales en su categoría.

El peso relativo de Walmart en la economía nacional, y en específico, en las ventas minoristas, fue una de las consideraciones que la Comisión para la Promoción de la Competencia (Coprocom) tomó en cuenta al desaprobar definitivamente el intento de la cadena por adquirir a su rival, el Grupo Empresarial de Supermercados S.A. (Gessa), en enero de 2019.

Loureiro mencionó que, a diferencia de Walmart Costa Rica, Nicaragua tuvo el mayor crecimiento en ventas a unidades iguales, seguido por Honduras, El Salvador y Guatemala.

Sin embargo, el CEO resaltó las inversiones hechas en el país, como la ampliación del centro de distribución (CEDI) en la zona franca El Coyol, el más grande de Centroamérica y un señal del interés del gigante de consumo por fortalecer su posición logística en la región.

“Durante el 2019 expandimos en más de 44.000 metros cuadrados el centro de distribución de El Coyol, en Costa Rica. Con esta expansión ese centro de distribución se ha convertido en el más grande de Centroamérica. Tenemos el compromiso de continuar invirtiendo en Centroamérica, no solo para fortalecer nuestros precios y servir mejor a nuestros clientes, también para habilitar activos estratégicos en la región y continuar ganando en el futuro”, afirmó Loureiro.

En México, el formato Sam’s es el de mayor crecimiento de ventas en los últimos cuatro años. Se trata de almacenes de autoservicio en forma de club, con ventas del mayoreo y medio mayoreo mediante sistemas de membresía. Su operación es similar a la de Pricesmart en el país.

EF envió consultas a Walmart Costa Rica para conocer el detalle de los resultados locales, pero al momento de publicación de esta nota la empresa no había respondido.

Fortaleza en línea

La presentación de datos fue detallada para la operación mexicana (Walmex), e hizo énfasis en lo que catalogaron como “gran progreso” en términos de omnicanalidad, es decir, las medidas que han tomado para sincronizar las tiendas físicas con la oferta en línea.

Algunas de las medidas que han reportado resultados exitosos son:

Servicio on demand: Envíos el mismo día de miles de abarrotes y consumibles y 12.000 artículos de mercancías generales, en más de 256 tiendas Walmart y Superama (formato para segmento de mayor poder adquisitivo).

Catálogo extendido: habilitaron un market place (tienda en línea) apoyado por 894 quioscos en sus formatos Walmart y Bodega (el formato de descuentos, con identidad gráfica similar a la de Maxi Palí).

Puntos pick up: Más de 1.115 tiendas donde los clientes pueden recoger sus compras hechas en línea, listas para despacho sin costo adicional.

Durante el último trimestre de 2019, las ventas en línea crecieron un 47% (8% del crecimiento de la operación) y representaron el 2% del total de las ventas por todos los canales en 2019.

Estas medidas son reflejo de las tomadas por la corporación en Estados Unidos para responder al crecimiento de Amazon a mediados de la década pasada. La lucha se trasladó también a México, donde Amazon tiene uno de sus hubs operativos para Latinoamérica.

Walmart y Amazon protagonizan una pugna sostenida global por el liderazgo en las ventas minoristas, donde Amazon lleva ventaja en la propuesta para ventas en línea y Walmart ha sabido aprovechar la superioridad logística de su red de puntos de venta físicos.

Mejorar la red

La intención de replicar el modelo con el que han enfrentado a Amazon en el norte parece dar sus primeras señales para Centroamérica. La expansión del CEDI de El Coyol fue presentada como parte del fortalecimiento de la red logística regional, en la que el CEO también destacó la construcción de tres nuevos centros logísticos, uno exclusivo para e-commerce y dos dedicados a la omnicanalidad en diferentes puntos de México.

“Esperamos abrir los tres en la primera mitad del 2020 (...) mantendremos el enfoque en nuestras prioridades estratégicas, especialmente en crecimiento y productividad, al mismo tiempo que preparamos los elementos para un negocio omnicanal más sólido ”, manifestó Loureiro.

Del total de inversión hecha por Walmex en 2019 (más de $1.100 millones), el 20% se dedicó al rediseño de la red logística (por encima de $220 millones).

El crecimiento físico clave para la solidificación de la propuesta logística incluye también la meta autoimpuesta por Walmart Costa Rica en 2017 para duplicar su operación entre ese año y el 2022. En el camino a esta meta, la operación local experimentó un tropiezo en 2019: la desautorización definitiva de la compra de Gessa y sus marcas Peri, Supercompro, Saretto y Peri Domicilio. Eventualmente la cadena local fue vendida por sus propietarios a la familia Yan, de origen asiático y con más de 50 años en el país.

Aunque Amazon ya tiene opciones de envíos directos a Costa Rica y ha incluido oferta de productores locales en su catálogo en línea, si Walmart logra crecer al ritmo previsto y consolida un programa de envíos –o fortalece la omnicanalidad– sería una de las pocas regiones del mundo en el que la cadena de supermercados se adelanta a Amazon en uno de sus puntos fuertes: la mezcla de compras en línea y entregas eficientes.