Por: Roberto Artavia.  13 marzo

​Hace unos días la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones de Empresa Privada (UCCAEP) me pidió moderar un debate-conversatorio entre cuatro jefes de fracción de la Asamblea Legislativa que operará a partir del 1° de mayo.

Fue interesante ver cómo en todas las preguntas directas —que abarcaron temas de infraestructura, transporte público, alianzas público-privadas, déficit fiscal, apoyo al plan fiscal en la corriente legislativa, evaluación de los empleados públicos, evitar cualquier forma de discriminación en nombramientos que les correspondan, gobernanza, competitividad, sistema de compras del Estado, y la reconstrucción de la imagen y credibilidad de la Asamblea Legislativa— los cuatro próximos líderes de bancadas legislativas— representantes de un total de 50 diputados, estuvieron de acuerdo en todo.

"¿Será posible tanta belleza? Solo el tiempo lo dirá. Pero existe una oportunidad de oro para destrabar el Parlamento".

Quería dejar evidencia escrita de esto, pues a partir de este evento, podríamos esperar un período legislativo fluido en sus decisiones, con proyectos de ley importantes que avanzan prácticamente sin oposición, pues se podrá recurrir a la vía rápida de manera frecuente y, sobre todo, se vencerán obstáculos que han intimidado y detenido a anteriores grupos de diputados.

MerLink

Se deben aprobar créditos y alianzas público-privadas para desarrollar el tren rápido de pasajeros y la sectorización de las rutas de autobuses de la GAM.

Debería verse una reforma fiscal básica en menos de dos meses y una profundización de la misma antes de fin de año.

MerLink se convertirá en el sistema único de compras del Estado, incluidas las entidades autónomas; y los empleados públicos del Poder Ejecutivo deberán ser evaluados con seriedad este año para concederles —o denegarles— sus beneficios.

El Acuerdo Nacional debiera implementarse en todos sus alcances, puesto que los cuatro indicaron apoyarlo.

¿Será posible tanta belleza? Solo el tiempo lo dirá. Pero existe una oportunidad de oro para destrabar el Parlamento y, desde esta columna, se dará seguimiento al cumplimiento de lo que en este evento público, estos futuros jefes de fracción ofrecieron.