Por: Constantino Urcuyo.   12 abril

Concluido el primer tiempo del Gobierno, con la aprobación de la reforma fiscal, está por iniciarse la segunda fase con la elección del Directorio Legislativo y la discusión de proyectos como los eurobonos y la ley de empleo público.

La elección del Directorio permite ver el nuevo alineamiento de las fuerzas parlamentarias y la redefinición con respecto al gobierno de unidad nacional.

Un candidato liberacionista a la presidencia ha provocado simpatías del PAC, pero también divisiones al interior del PLN.

Algunos verdiblancos objetan la presencia PAC en un directorio multipartidista.

Recientemente, el secretario del PLN ha llamado a una actitud más crítica con el Ejecutivo, atacando al ministro de la Presidencia, las propuestas de los eurobonos y el manejo de la agenda legislativa.

Radicalismo vs votos

La alianza coyuntural del PLN con el Gobierno llega a su fin, aunque los diez votos del PAC son necesarios para obtener la presidencia del Directorio. ¿El radicalismo de un sector los llevará a desperdiciar estos votos?

Por su parte el PUSC parlamentario, diferente al gubernamental, anunció que bregará por la presidencia, estableciendo una alianza conservadora con los fabricistas. La aritmética no da para ninguno de los dos y tendrán que buscar los votos de Restauración, PIN, Republicano e independientes.

LEA TAMBIÉN

Las próximas rutas

Proyectos en la corriente legislativa definen también este segundo lapso. El de empleo público recién ingresado a la Asamblea Legislativa, a pesar de la promesa gubernamental de enviarlo en marzo.

El PLN no parece dispuesto a aprobar eurobonos por tres años, exige la aplicación de la regla fiscal y una reactivación económica sustantiva. Además, espera aprobación lo relacionado con el ingreso a la OCDE.

Se avecina un segundo tiempo lejos del consenso y más cercano a la confrontación.