20 diciembre, 2017
23/07/16. Cartago, Basílica de la Virgen de los Angeles. Recorrido de la romería, del Parque Central hasta la Basílica de Los Angeles en Cartago, buscando pokemones en la APP
23/07/16. Cartago, Basílica de la Virgen de los Angeles. Recorrido de la romería, del Parque Central hasta la Basílica de Los Angeles en Cartago, buscando pokemones en la APP "Pokemon Go", con el jugador Vicente Nuñez. Fotos Melissa Fernández Silva

Pokémon Go está ascendiendo a otro nivel en los iPhone, gracias a un nuevo software que le otorga nuevos trucos para capturar a su manada de monstruitos virtuales.

Una actualización del juego se basa en un software de Apple llamado ARKit que le da al iPhone maneras inéditas de exhibir realidad aumentada, la que permite proyectar imágenes ficticias en escenarios reales como un parque o una calle.

La nueva tecnología, anunciada este miércoles, le da perspectiva a la localidad mostrada y permite disminuir o agrandar los monstruos para adaptarlos a su ambiente.

Además, las criaturas ahora podrán huir si detectan movimientos súbitos a su alrededor.

John Hanke, director general de Niantic, la empresa creadora del juego, opinó que los iPhone con esa nueva tecnología serán la mejor plataforma para participar en la realidad lúdica.

Esto es algo irónico ya que Niantic es una empresa escindida de Google, cuyo software Android hace funcionar a la mayoría de los smartphones del mundo.

Hanke fue uno de los creadores de Google Maps, una de las aplicaciones más usadas en los teléfonos Android.

La nueva tecnología de Apple funciona en iPhones hasta del 2015, como el iPhone 6S, abarcando aproximadamente de 200 millones a 300 millones de dispositivos, incluyendo iPad.

Pokémon Go cuenta con la opción de realidad aumentada desde su creación 17 meses atrás, pero la nueva tecnología de Apple es más avanzada.

Apple espera que los creadores de apps usen sus programas de realidad aumentada, a fin de promover una tecnología que hasta ahora ha sido empleada por un pequeño público.

Muchos analistas conjeturan que si la realidad aumentada se populariza, Apple en unos cuantos años ofrecerá una línea de productos diseñados específicamente para esa tecnología.