Por: Carlos Cordero.   25 marzo
Una aplicación que se puede usar en las viviendas es la que permite observar quién toca el timbre y permitir el acceso por medio de un monitor o la
Una aplicación que se puede usar en las viviendas es la que permite observar quién toca el timbre y permitir el acceso por medio de un monitor o la "app" del teléfono inteligente aunque no esté en la casa. (Foto: Mayela López).

Usted podría ordenarle al asistente virtual (como el Google Home o Alexa, de Amazon) que abra las cortinas de su casa, encienda el audio para escuchar música o busque una película en Netflix para verla en la pantalla de su sala.

O cuando alguien llama a su puerta, puede ver quién es y abrirle ya sea desde un monitor instalado en su cocina o desde la app del móvil.

Las aplicaciones o soluciones disponibles para convertir su casa en una vivienda inteligente están bajando de costos y pueden encontrarse en el mercado local gracias al impulso de las tecnologías de Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) aplicadas a nivel residencial.

La transformación se puede hacer en forma paulatina, cuando los desarrolladores no incluyen las tecnologías de automatización en los apartamentos o residencias que comercializan.

Las tecnologías de hogar inteligente están disponibles desde hace más de 15 años, pero la ventaja es que hoy incorporan funcionalidades más avanzadas.

“La oferta año a año se hace más actualizada”, dijo Federico Calderón, director general de Legrand Centro América.

Las soluciones también están alcanzando a nuevos segmentos. Hace 20 años se enfocaban en sectores de lujo, para generar economías de consumo y requerían hasta un pequeño cuarto de servidores.

Actualmente se puede disponer de distintas opciones de paneles de control y variedad de dispositivos que pueden implementarse en los hogares, tanto para confort como seguridad o el ahorro en el consumo eléctrico y de agua.

Legrand, que comercializa soluciones también con la marca Bticino, inauguró un laboratorio en Barreal, Heredia, que servirá para demostración y educación de estudiantes, ingenieros, representantes de compañías integradoras y desarrolladores.

La firma francesa recalca que las soluciones de automatización en las empresas aportan un tercio del puntaje para las certificaciones Leed y para cumplir los requerimientos de la iniciativas de descarbonización en Costa Rica.

Federico Calderón, director general de Legrand en la región, indicó que las aplicaciones de automatización y vivienda inteligente se han actualizado. (Foto: Mayela López).
Federico Calderón, director general de Legrand en la región, indicó que las aplicaciones de automatización y vivienda inteligente se han actualizado. (Foto: Mayela López).
¿Por dónde empezar?

Si va a construir, puede contemplar en el diseño de su hogar todo lo relacionado con las redes de cableado estructurado, la instalación de paneles de control y los diferentes dispositivos.

También puede dejar las previstas para no enfrentar inconvenientes en el futuro, cuando casi todos los dispositivos del hogar tengan acceso a Internet o para no tener que invertir en ductos ni espacio en las paredes para los paneles.

Se estima que en un hogar se puede llegar a tener hasta 30 equipos conectados a Internet.

Las soluciones también permiten integrar sensores que detectan fugas de agua, gas o de energía eléctrica que podrían afectar equipos o personas.

“Pueden ser instaladas en cualquier hogar sin que necesariamente esté automatizado”, afirmó José de Jesús Lozano, gerente regional de prescripción de la división de hogar y distribución de Schneider Electric.

La principal recomendación es recurrir a una empresa distribuidora de dispositivos de diferentes marcas que lo asesore, así como valorar diferentes alternativas de fabricantes y precios.

También debe tener claro los niveles de seguridad, confort y manejo de energía que desea así como su presupuesto.

Las soluciones de las marcas son escalables, es decir pueden integrar otras funciones en versiones futuras, y se basan en protocolos abiertos, por lo que son compatibles con equipos de distintos fabricantes.

Si desea ir poco a poco, podría iniciar con algunos dispositivos de automatización.

Por ejemplo, interruptores que faciliten el control de la iluminación y de los equipos de audio y video.

También puede instalar sensores (hay infrarrojos y de calor) que detectan la presencia de una persona para encender o apagar la iluminación en una habitación, de acuerdo con el movimiento de personas.

Los sensores pueden ayudar a graduar la iluminación en forma automática dependiendo de la intensidad de la luz natural. Es el mismo tipo de aplicaciones que puede usarse en empresas y oficinas.

A partir de ahí sigue escalando, incorporando otros dispositivos y aplicaciones.

Los proyectos pueden iniciar con inversiones desde los $1.300, pero el costo depende del tamaño de las viviendas y los dispositivos que se desean instalar.

La integración de las aplicaciones se puede realizar desde un panel que puede instalarse en las viviendas y opera con cableado estructurado. (Foto: Mayela López).
La integración de las aplicaciones se puede realizar desde un panel que puede instalarse en las viviendas y opera con cableado estructurado. (Foto: Mayela López).
Hogar inteligente

Las aplicaciones indicadas son para empezar a avanzar en la automatización del hogar. Para un hogar inteligente, con aplicaciones más completas, hay que analizar las soluciones de domótica, las cuales integran tecnologías de seguridad, gestión energética, bienestar, entretenimiento y comunicaciones.

En este caso se incluyen soluciones que abarcan la iluminación, alarmas, cámaras, sistemas de audio y video, cortinas, aire acondicionado y sistemas de riego.

Para los hogares se puede optar por dos tipos de paneles que realizan la integración, incluido el enlace con los enrutadores a la red inalámbrica wifi doméstica para la conexión de los dispositivos a Internet.

Para las oficinas se dispone de racks y gabinetes con regletas inteligentes de hasta 38 tomacorrientes, que desconectan el del equipo que no se esté usando y miden el consumo de cada uno.

Estas regletas, cuando hay una interrupción y se reanuda el servicio de electricidad, activan o encienden poco a poco los dispositivos, evitando las sobrecargas.

Lozano, de Schneider, indicó que las aplicaciones de automatización identifican el volumen de consumo energético para gestionarlo con la meta de lograr niveles óptimos y reducir el gasto.

La automatización en un hogar inteligente se implementa de acuerdo con los parámetros o escenarios que usted defina o programe.

Por ejemplo, si alguien abre una ventana, el aire acondicionado se apaga automáticamente. O si el sol está en dirección a una ventana, se cierran las cortinas o persianas.

Junto a los interruptores puede instalar un botón desde el cual incrementa o reduce el volumen del audio, de la iluminación o abre y cierra persianas.

Los controles también se pueden tener en el teléfono inteligente o en una tableta, en ambos casos a través de una app, lo que facilita la gestión de todos los dispositivos del hogar aunque usted no se encuentre en casa.

Aparte de controlar la vivienda a distancia, esto permite crear una simulación de ocupación del hogar cuando se está fuera.

Con los asistentes virtuales o digitales, también se está imponiendo el uso de los sistemas de control de voz para activar o desactivar los equipos y dispositivos del hogar.