Por: Carlos Gallegos.   8 septiembre

En la era de la globalización y la digitalización ya no escribimos cartas, ni nos pasamos papelitos con bromas en las escuelas y colegios. Tampoco vemos revistas cómicas o periódicos para enterarnos de chismes o acontecimientos. Hay una solapada y contaminante revolución cultural, para mal dirán muchos (sobre todo los más viejitos), para bien dirán muchos otros (sobre todo los más jóvenes y atrevidos).

Memetics, también conocido como memeología es el estudio de la información y la cultura que se basa en una analogía de la evolución darwiniana. Sus proponentes describen memetics como un enfoque a modelos evolutivos de transferencia de información cultural, sus detractores la califican como pseudociencia.

La palabra meme fue por primera vez usada por Richard Dawkins en 1976 en su libro “El Gen Egoísta” como un intento de explicar la forma en que la información cultural se disemina. Los memes digitales son un subconjunto aplicado específicamente a la cultura y el ambiente de Internet.

Memetics asume que al igual que la evolución orgánica se basa en la replicación de información orgánica llamada genes… la evolución cultural se basa en la replicación de unidades de información cultural llamadas memes. Según Harari, culturas exitosas son aquellas que son muy buenas en reproducir sus memes independientemente de los costos o los beneficios de sus humanos anfitriones.

Yo me pregunto, ¿es esto avance cultural? La teoría de juegos explica cómo en sistemas de múltiples jugadores las creencias y patrones de comportamiento que dañan a todos son sin embargo abrazados y se expanden y contagian poderosamente… como el armamentismo, el populismo y la memeología.

¿Estaremos en un gran juego digital o es solo una pesadilla de nuestra evolución?

Carátula Columna Conectados Carlos Gallegos