Por: Krissia Chacón.   29 mayo
Glovo es una compañía que ofrece entregas a domicilio de cualquier producto que requiera el usuario.

Entregas de comida, las compras del supermercado, encargar un regalo y hasta que le lleven a su oficina las llaves que olvidó en su casa, son parte de los servicios que ofrece la startup española Glovo.

Esta firma comenzó a operar en Costa Rica hace un mes y se suma a la lista de las compañías que ya ofrecen este servicio, tal y como lo hacen Go Pato y Yo Voy.

Glovo opera en 40 ciudades en el mundo entre las que se encuentran Lima, Perú, Buenos Aires, Argentina y ciudad de Panamá.

Su modelo de negocio es el multidelivery on-demand, que le permiten al usuario comprar, recibir y enviar casi que cualquier producto dentro de la misma ciudad.

El usuario lo que debe hacer es descarga la aplicación en Google Play o App Store y crear una cuenta.

Una vez que haya realizado la solicitud, el cliente podrá ver mediante geolocalización y en tiempo real la ubicación del repartidor y su recorrido.

La aplicación ofrece categorías como restaurantes, farmacias, tiendas de regalos y supermercados. Así como la categoría “lo que sea” en donde se le permite al cliente pedir cualquier producto que no esté especificado en las secciones ya establecidas de cualquier otra tienda o lugar.

Toni Riera, gerente de país de Centroamérica de Glovo, afirmó que establecer relaciones con los comercios y supermercados desde el inicio ha sido la clave para arrancar con este proyecto.

"Nuestra comunidad de “glovers” (mensajeros) buscan resolver rápidamente las situaciones cotidianas, para mejorar el día a día a todos", acotó Riera.

Los vehículos que admite la startup para hacer las entregas son por medio de bicicletas y motocicletas.

Esta compañía opera bajo el modelo de economía colaborativa, es decir, las personas que quieran convertirse en glover podrá trabajar bajo los horarios que le convengan.

Para esta etapa de lanzamiento, Glovo tiene una tarifa mínima de ¢650 para cualquier envío dentro de San José, zona que de momento es la única habilitada por Glovo.

Glovo no exige compras mínimas, y aplica tanto para restaurantes como para los demás comercios.

La startup procesa los pagos a través de tarjetas de débito y crédito (Visa, Mastercard y America Express) que el cliente registre en la aplicación.

Los interesados en convertirse en glovers tienen que llenar el formulario que se encuentra en el sitio oficial de la startup y luego asistir a una capacitación.

Más opciones en el mercado

Glovo se suma a las empresas que ya ofrecen este servicio en el país.

Go Pato es una startup que comenzó a ofrecer estos servicios y que actualmente opera principalmente con compras en supermercados y farmacias. Ellos trabajan con microzonas que abarcan el este de la capital.

Recientemente el grupo empresarial Cuestamoras comunicó que invirtió en esta compañía para ampliar su oferta de entregas con drones y comenzar en el nicho de servicios tipo "concierge".

Yo Voy es otra empresa que ofrece el servicio y que tiene cobertura en el Área Metropolitana, incluyendo Paraíso y Grecia en los extremos este y oeste, respectivamente.

El cliente se inscribe sin ningún costo y cuando solicita un servicio indica el punto de inicio del viaje, el destino y si es un viaje de ida y vuelta o uno especial (donde hay que esperar o el mensajero debe hacer alguna gestión).

El pago se hace a través de la app en el momento que se recibe una notificación de inicio de la gestión.

En Yo Voy no se transportan armas, sustancias ilegales, joyas, dinero. Tampoco transportan personas ni comidas.