Por: Krissia Chacón.   7 septiembre
Ver más!

¿Le ha pasado que está en el extranjero y necesita traducción simultánea? O ¿tiene que concretar un negocio en el extranjero, pero el idioma de la otra parte es distinto al español?

LingoCall, una aplicación costarricense, nació con el fin de solventar estos problemas, en los cuales ni herramientas como Google Translate son suficientes.

La aplicación es multiplataforma y se conecta con un intérprete remoto en vivo (traductor verbal) a través de Internet de una manera fácil, rápida y segura.

Bernardo Escobar y su hijo Camilo Escobar, son los creadores de esta plataforma.

El tema de las traducciones no es ajeno para esta familia. Ellos crearon hace 10 años la firma Traducciones en Costa Rica, un negocio que provee radios e intérpretes para las actividades que involucran diferentes idiomas.

“¿Por qué no brindamos este mismo servicio de traducciones pero para todo el mundo a través de una aplicación?”, se cuestionó Bernardo. A partir de esta interrogante es como nace LingoCall.

El usuario debe descargar la app y crear una cuenta. A partir de ese momento tiene a su disposición 20 idiomas y más de 100 intérpretes ubicados en diferentes países del mundo.

Ver más!
LingoCall está aquí para ayudar a los viajeros, y a las personas que están construyendo su propio negocio global o expandiendo su negocio actual con socios extranjeros, como una solución de servicio directo al consumidor y en modalidad de pago por uso (sin contratos, sin mensualidades). Bernardo Escobar, CEO de LingoCall.
Modelo de negocio

La herramienta opera bajo el modelo de economía colaborativa, es decir, el usuario paga directamente por la traducción sin necesidad de contratos ni mensualidades, y el intérprete presta sus servicios según su disponibilidad.

El valor agregado que ofrece LingoCall es que pone a disposición de la persona un intérprete humano que es capaz de reconocer un contexto y ofrece traducciones fidedignas.

“La Inteligencia Artificial de un Google Translate, por ejemplo, todavía no está lo suficientemente desarrollada como para entender contextos o palabras propias de un país. Para concretar un negocio en otro lenguaje es muy importante tener una traducción lo más certera posible”, expresó Camilo Escobar.

LingoCall también brinda la opción de buscar intérpretes que tengan un nivel especializado en lenguaje técnico de áreas como medicina y legal.

La familia Escobar explicó que si un costarricense viaja a Rusia y tiene un problema legal o necesita acudir a un centro médico, es necesario entender con absoluta exactitud lo que le dicen en ruso; para esto puede solicitar un intérprete que le traduzca de forma simultánea.

Los costos del servicio son: $2 por efectuar la llamada y luego $1,5 por minuto de llamada.

Bernardo Escobar explicó que para una pequeña o mediana empresa o incluso para un turista, contratar un servicio de traducción resulta muy caro, pues se cobra por el servicio de todo un día más cobros por transporte y alimentación.

En este caso, la persona solo pagará por el tiempo que tardó la conversación.

Hay dos opciones para hacer la traducción; la primera es una directa entre el usuario y el intérprete y otra es para que en la misma pantalla se conecten tres personas, los dos usuarios y el intérprete.

Al final de la llamada, los usuarios podrán calificar al intérprete y viceversa, con el fin de mantener en la plataforma a los mejores calificados.

Los Escobar irán incorporando más funciones a la herramienta en un corto plazo, como por ejemplo “Tu intérprete personal”, mediante la cual la persona podrá escoger su intérprete favorito para que en próximas ocasiones sea esta persona quien le brinde el servicio.

Otra actualización será la programación de llamadas. En caso de que se trate de un negocio o una cita ya programada, la persona podrá escoger el día y la hora que necesitará el servicio de traducción.

De momento, si una persona necesita agendar una traducción, puede enviar un correo a info@lingocall.com.

“Nosotros queremos que LingoCall funcione como un puente lingüístico”, agregó Bernardo.

Los traductores se encuentran en diferentes partes del mundo, por esta razón es que las diferencias de horarios no importan en la aplicación. El objetivo de la herramienta es que funcione 24/7.

En el momento en que un usuario hace la solicitud de traducción, el sistema comenzará a enviarle correos a los intérpretes que manejen esos idiomas para que se conecten de forma inmediata.

“Estamos en un punto donde tenemos que equilibrar la oferta y la demanda. Si un usuario hace la solicitud de traducción y no le aparece un intérprete, nada más es necesario que vuelva a hacer la solicitud, el traductor llegará”, explicó Camilo.

Este emprendimiento es apoyado por la incubadora Auge de la Universidad de Costa Rica (UCR), quien aportó recursos para la creación de la imagen de la marca.

LingoCall actualmente participa en la competencia global de aceleración de emprendimientos SeedStar que es gestionada por la Promotora de Comercio Exterior (Procomer).

La inversión que ha hecho la familia Escobar en este emprendimiento es de $100.000.