Por: Carlos Cordero Pérez.   25 abril
La migración automática a las nuevas velocidades de Internet que ofrecen los operadores depende de las facilidades y de los planes o cronogramas que implementa cada compañía. (Foto archivo GN)
La migración automática a las nuevas velocidades de Internet que ofrecen los operadores depende de las facilidades y de los planes o cronogramas que implementa cada compañía. (Foto archivo GN)

Desde agosto del 2018, los cuatro más importantes operadores de servicios de Internet fijo en Costa Rica modificaron la oferta de sus planes. Tales mejoras ya se estarían reflejando en el aumento de la velocidad promedio de las conexiones en el país.

Las firmas realizaron los primeros cambios a inicios del segundo semestre del 2018 y, a principios de este año, reestructuraron sus ofertas y precios.

“Los usuarios han ido accediendo a las nuevas velocidades de manera gradual; los resultados obtenidos han sido muy satisfactorios“, dijo José Gutiérrez, gerente de Regulación, Comunicación y Relaciones Públicas de Cabletica.

Los reportes más recientes de Netflix y de Ookla muestran una reacción positiva del mercado.

Sin embargo, será hasta mediados del 2019 –cuando se publiquen las estadísticas de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel)– que se podrá confirmar si el país avanzó en lo que a Internet de banda ancha se refiere, especialmente en el servicio residencial.

El último reporte de Netflix muestra un aumento promedio de 18 % en las velocidades, en comparación con marzo del 2018, y de 16 % en relación con octubre pasado.

En el índice de Ookla el incremento fue del 90 %, respecto a marzo del 2018, y del 21 % desde octubre hasta la fecha.

En comparación con otras naciones, Costa Rica se ubica en el puesto 105 del ranking de Ookla en Internet fijo, con una mejoría de 12 posiciones. En la región lo superan otros 16 países, incluyendo varios del Caribe.

El promedio de velocidad reportado por Ookla fue de 17,02 Mbps. En diciembre anterior era de 14,37 Mbps, y, hace un año, de menos de 9 Mbps.

Debemos tener presente que el índice de Netflix es el promedio de velocidad que un proveedor brinda para realizar streaming en su plataforma; no mide la capacidad total disponible para el suscriptor.

Por su parte, el de Ookla mide la velocidad total disponible en la conexión de Internet en un momento específico.

El resultado también varía dependiendo de la cantidad de dispositivos que estén haciendo uso de la red simultáneamente.

¿Qué ocurre?

Cuando los operadores anuncian sus nuevos costos y planes, el interés de los usuarios es inmediato y generalizado, lo que explica, en parte, la demanda latente que hay en el país.

Las ofertas de los operadores en Internet fijo ahora alcanzan velocidades de hasta 500 Mbps, en este caso vía fibra óptica.

“Los suscriptores sí se están viendo atraídos por las velocidades altas”, afirmó Ronald Jiménez, director de la Unidad de Negocios Residencial de Telecable. “La respuesta de nuestros clientes ha sido muy positiva”.

El propósito de los operadores es responder a mayores demandas y exigencias en velocidades y experiencia de servicio, con una navegación más ágil, rápida y estable.

Las firmas recalcan que cuentan con productos que cubren todas las necesidades de los consumidores.

“La gran mayoría de nuestras ventas se realizan en planes con velocidades altas”, señaló Luis Roberto Hernández, jefe de la Unidad de Productos y Servicios de Telecomunicaciones del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

Todos los operadores, además de conexiones de altas velocidades a menores costos, también ofrecen paquetes con televisión, video bajo demanda y telefonía que resultan muy atractivos.

Si el factor económico es una consideración, el usuario puede determinar cuál es el servicio óptimo que requiere (con recomendadores de velocidades como el de Tigo) y elegir entre planes que ofrecen desde 10 megas por menos de ¢20 000.

Los operadores señalan que a los clientes actuales se les aumentó la velocidad y se les mantuvo el precio.

Otra ventaja es que, para hacer el trámite de incremento de la velocidad del enlace, no es necesario trasladarse hasta una sucursal del operador.

Al menos Cabletica y Telecable ofrecen sistemas de autogestión para solicitar la migración a las nuevas velocidades.

En el caso de Tigo, los aumentos se realizaron en forma automática a todos los clientes.

Además, la firma mantiene una continua promoción de ofertas para que los usuarios puedan incrementar los paquetes adquiridos tanto en televisión como en Internet.

Leandro Lagos, director de Servicios Residenciales de Tigo, afirmó que, hasta la fecha, más de 130 000 clientes migraron a las nuevas velocidades que les ofrece su compañía.

“Venimos trabajando e invirtiendo en la infraestructura necesaria para soportar estos cambios”, recalcó Lagos. “Para este 2019 tenemos planes de obra muy fuertes para seguir acompañando tranquilamente esta necesidad de más ancho de banda”.

Los operadores mantienen planes de expansión de sus redes para Internet y televisión residencial. (Foto Rafael Pacheco / Archivo GN)
Los operadores mantienen planes de expansión de sus redes para Internet y televisión residencial. (Foto Rafael Pacheco / Archivo GN)
Quejas

El cambio puede no ser tan inmediato como se promociona y algunos clientes se han quejado a través de las redes sociales de los operadores.

Los usuarios han expuesto problemas de cobertura de los operadores y lentitud del trámite de aumento de velocidad, aparte de fallas en los servicios y en la respuesta que se les brinda.

La situación varía de operador a operador.

Cabletica incrementa las velocidades según un cronograma de activación, pues en ciertos casos puede que sea necesario cambiar el módem.

El Instituto ya extendió su red de fibra óptica a 89 localidades “en todo el territorio nacional” y se espera que a finales del 2019 llegue a cubrir 190 puntos.

En la actualidad, el ICE cuenta con cobertura en las zonas con mayor cantidad de habitantes en las provincias de San José, Alajuela, Cartago y Heredia.

Recientemente incorporó a San Ramón de Alajuela, Ciudad Colón, Liberia, Cañas, Playas del Coco, Palmar Norte y Golfito.

Telecable está en un proceso acelerado de expansión de su red para cubrir las zonas que aún le hacen falta en la Gran Área Metropolitana, al igual que regiones como Turrialba y Juan Viñas en la provincia de Cartago.

Desde finales del año anterior, Telecable también se está expandiendo a Guanacaste y Puntarenas. Jiménez indicó que la meta es alcanzar cobertura en todo el país.

Sobre las fallas en el servicio, Gutiérrez, de Cabletica, respondió que en este 2019 mantienen planes de acción para hacer más ágiles y efectivas la comunicación y la atención que reciben los clientes a través de los distintos canales informativos.

Las compañías alegan que buena parte de las fallas se debe a razones externas que no son propiamente técnicas.

Los usuarios también deben estar atentos a otros cuidados para obtener un servicio más óptimo, advirtió Leandro, de Tigo, incluyendo la ubicación del router y las interferencias que pueden ocurrir en el hogar.

Consejos
Recomendaciones para un servicio más óptimo:
Ubique el router en la zona central de su casa para recibir mejor señal en todas las partes de su hogar.
Aleje el router de otros aparatos que puedan interferir en la señal.
Si tiene un teléfono alámbrico, asegúrese de que funcione a 5 GHz.
Tome en consideración el material y el grosor de las paredes de su casa, pues estos afectan el grado de interferencia.
Coloque el router a una altura de más de medio metro del suelo.
Establezca una contraseña para evitar robo de señal, robo de datos e interferencia de usuarios no autorizados.
Considere la cantidad de dispositivos conectados: cuantas más personas conectadas haya, mayor posibilidad tiene de obtener una velocidad más baja.
Fuente: Tigo