Por: Carlos Cordero.   18 marzo
Los procesos de manufactura avanzada incorporan el uso de Internet con la automatización e inteligencia artificial, lo que implica nuevas competencias para el manejo de estas tecnologías. (Foto Mayela López / Archivo GN)
Los procesos de manufactura avanzada incorporan el uso de Internet con la automatización e inteligencia artificial, lo que implica nuevas competencias para el manejo de estas tecnologías. (Foto Mayela López / Archivo GN)

En Costa Rica la implementación de tecnologías de automatización y digitalización estaría teniendo resultados positivos en las planillas de las empresas.

Un estudio de la firma Manpower Group reveló que el 89% de los empleadores locales mantendrán o aumentarán su número de empleados como resultado de la automatización.

El 41% de las compañías espera crear más empleos en los próximos dos años.

El reporte indica que las empresas de diferentes tamaños y sectores que están adoptando la digitalización están creciendo y que ese crecimiento está generando más y nuevos tipos de empleos.

“La automatización está cambiando la forma cómo operan las organizaciones“, dijo Ignacio Casillas, director regional de Manpower Group. “No hay ningún sector que se vea liberado”.

Entre los cambios que están ocurriendo está la creación de más puestos de trabajo y la mejora de las calificaciones para contar con el talento que se requiere.

Manpower encuestó a 300 pequeñas, medianas y grandes empresas de Costa Rica, como parte de un estudio global que contempló a 18.000 empleadores de 43 países de todos los sectores productivos.

Otro estudio realizado por los investigadores Ricardo Monge y John Hewitt, ambos de la Comisión Asesora de Alta Tecnología (Caatec), encontró que las empresas de tecnología de información y servicios offshore tienen planes pilotos o están en etapas intermedias de automatización de tareas.

El informe realizado hace un año también encontró que existe un segmento de grandes firmas que está en una etapa avanzada.

Las empresas aplican sistemas de Automatización Robótica de Procesos (ARP), que crean un robot informático, o de inteligencia artificial, que incluyen aplicaciones de aprendizaje automático donde el sistema actúa a partir de los datos acumulados.

El mayor impacto negativo de estos procesos lo sentiría el personal en empleos de baja calificación, con tareas muy rutinarias y que no tienen las habilidades para asumir nuevas funciones sin una amplia capacitación.

En puestos de mediana o alta calificación el impacto es menor, pues hay más facilidades para reentrenar y reubicar a los colaboradores en posiciones nuevas y más complejas.

El reporte indica que con la automatización se crean empleos que antes no existían y aumenta la demanda de talento con habilidades analíticas, así como para el desarrollo, la implementación y el mantenimiento de soluciones automatizadas.

De hecho, la mayoría de las compañías encuestadas por Monge y Hewitt indicaron que cuentan con programas de capacitación y redefinición de puestos. Solo en tres casos de firmas offshore se reportaron despidos de personal y fueron en tareas de nivel básico.

En el evento El Futuro de los Negocios, organizado por EF, la firma Deloitte también expondrá los resultados de un estudio sobre el avance en Costa Rica en la implementación de las nuevas tecnologías en diversos sectores.

En el campo de la salud hay plataformas como esta pantalla de inteligencia artificial que permite ver diferentes niveles de imágenes y detalles del cuerpo de los pacientes. La adaptación al cambio y la capacidad de aprendizaje son condiciones fundamentales que demandan las empresas de sus colaboradores. (Foto archivo GN)
En el campo de la salud hay plataformas como esta pantalla de inteligencia artificial que permite ver diferentes niveles de imágenes y detalles del cuerpo de los pacientes. La adaptación al cambio y la capacidad de aprendizaje son condiciones fundamentales que demandan las empresas de sus colaboradores. (Foto archivo GN)
Sustitución completa

La implementación de las nuevas tecnologías no implica el reemplazo de la totalidad de las labores por sistemas robotizados o automatizados.

Casillas, de Manpower, indicó que la sustitución de empleados por herramientas tecnologías se reduciría al 5% de las actividades en las empresas.

Los sectores donde más avance se está dando en la automatización, a nivel global, serían los de tecnología de información y telecomunicaciones, por su propia naturaleza.

Contabilidad y finanzas, ensamblaje, logística, asistencia administrativa y oficinas son las actividades donde también se estarían implementando con más fuerza la automatización debido a la cantidad de tareas rutinarias, de poco valor, que incluyen.

En logística se plantea, por ejemplo, el uso de robots para empaque de mercadería y de drones para entrega de productos.

Las actividades donde se fortalecería la contratación de talento serían las de atención, soporte y negociación con los clientes, así como recursos humanos debido a las necesidades de contratar, capacitar y retener talento en las empresas.

En estas actividades las funciones estarían apoyándose siempre en herramientas tecnológicas.

Por ejemplo, en recursos humanos se recurre a herramientas tecnológicas para recepción y análisis de ofertas de candidatos a puestos, entrevistas vía Skype y formularios de evaluación en línea.

El área de mayor crecimiento serían las relacionadas con tecnologías de información y comunicaciones, especialmente las que tienen que ver con recopilación, análisis y protección de los datos de los clientes y de la empresa.

Bomberos en capacitación para utilizar drones como una herramienta de trabajo. Las empresas e instituciones de distintas áreas deben invertir en el entrenamiento de su personal en las nuevas competencias. (Foto archivo GN)
Bomberos en capacitación para utilizar drones como una herramienta de trabajo. Las empresas e instituciones de distintas áreas deben invertir en el entrenamiento de su personal en las nuevas competencias. (Foto archivo GN)
Cambios en puestos

La naturaleza de las posiciones y roles también están modificándose, lo que exige nuevas competencias técnicas y blandas.

Por ejemplo, hoy las funciones de un cajero son transaccionales en los bancos y en las tiendas la mayor parte del tiempo del personal de piso se destina a acomodar mercadería.

En estos casos la utilización de diversos recursos tecnológicos permite a los usuarios realizar las transacciones o encontrar las prendas que buscan, vía Internet, por lo que sus roles cambian a asesores.

Lo mismo pasa en venta de automóviles, donde el cliente ya investigó a través de Internet las características de los vehículos. El papel de los vendedores es ahora asesorar sobre cuál es el modelo más adecuado a las necesidades del comprador.

El cambio de roles implica el re-entrenamiento del personal y la contratación de talento con nuevas competencias.

Manpower anticipa un cambio en las habilidades en distintas áreas empresariales (ver tabla siguiente).

Area Habilidades actuales Habilidades Futuras
Administrativa Registros, costos y gerencia Comunicación, construcción de relacones, análisis, pensamiento crítico, redes e influencia
Finanzas y contabilidad Registros, cumplimiento, adherencia y detalle de proceso Reconocer patrones y tenedencias, traducción comercial y servicio al cliente
Recursos humanos Política y procedimientos, derecho laboral y contratación de personal Entender comportamiento humano, análisis de datos y estrategia y planificación de talento
TI Instalación, mantenimiento, uso, monitoreo y control de tecnologías Pensamiento crítico, análisis y resolución de problemas, capacidad de aprendizaje, programación y diseño de tecnologías
Manufactura Funcionamiento de máquinas, habilidades físicas y cumplimiento de pedidos y procedimientos Gestión de máquinas, capacidad de aprendizaje y resolución de problemas complejos
Servicio al cliente Inserción de datos, alfabetización básica, aritmética y comunicación Resolución de problemas, comunicación, construcción de relaciones y gestión de máquinas

La firma encontró que 8 de cada 10 empresas están invirtiendo en capacitación de su personal en nuevas habilidades, así como aprovechando los programas de pasantías y becarios para encontrar candidatos requeridos.

Casillas también indicó que se requiere personal con capacidad para discernir cuáles son los datos pertinentes, en el mar de información disponible, y para tomar decisiones.

Otras competencias de interés son: creatividad, análisis, definición de prioridades, colaboración, inteligencia emocional y orientación al servicio.

También se requiere flexibilidad cognitiva se trata de la habilidad para tomar en cuenta diferentes niveles o dimensiones de un hecho.

Especialmente se demanda personal con capacidad para adaptarse al cambio, debido a la rápida evolución en la adopción de nuevas tecnologías, conocimientos y destrezas.

“Hay que tener capacidad para aprender y para desaprender”, recalcó Casillas.

El especialista indicó que las pequeñas y medianas empresas tienen la ventaja para implementar estos cambios, puesto que no deben someterlos a procesos de estudio y aprobación como en el caso de las grandes empresas y corporaciones.