Por: Carlos Cordero.   21 febrero
Las empresas de cable han venido realizando inversiones en infraestructura para ampliar servicios y cobertura. Su gran desafío sigue siendo a nivel de calidad y atención de clientes. (Foto archivo GN)
Las empresas de cable han venido realizando inversiones en infraestructura para ampliar servicios y cobertura. Su gran desafío sigue siendo a nivel de calidad y atención de clientes. (Foto archivo GN)

Después de la modificación de la oferta de Cabletica, anunciada el pasado 19 de febrero, la expectativa se centra en cómo se implementará el plan de este operador y cuál será la reacción de sus rivales, especialmente en el campo de las tarifas.

Hasta ahora, no hay anuncios concretos ni claros.

“Estamos lanzando nuevos productos con los precios más competitivos del mercado”, afirmó Gerardo Chacón, director general de Telecable.

La reacción deberá ser mayor y probablemente más oportuna, pues algunos mantienen las mismas tarifas desde mediados del 2018.

Los cambios introducidos por Cabletica fueron producto de varios meses de preparación desde que se concretó su compra por parte de Liberty Latin America.

Por el momento, sus rivales se aferran a competir con características diferenciadoras, que llaman de “valor agregado”, como servicios adicionales o complementarios, tecnología y contenido.

“Kölbi siempre se ha caracterizado por entender las necesidades de sus clientes”dijo Luis Roberto Hernández, director unidad de productos y servicios Kölbi, del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE). “Es por esto que los cambios que sean necesarios se realizarán en su oferta y se anunciarán oportunamente”.

Cabletica dejó sólo tres opciones de velocidades de su servicio: 15, 50 y 100 Mbps.

Telecable, Tigo y el ICE mantienen servicios de bajas velocidades, lo que podría ayudarles a alcanzar a segmentos que demandan por ahora este tipo de conexiones.

Pero Cabletica les saca claramente ventaja debido a las diferencias de los precios de sus servicios.

Chacón, de Telecable, indicó que –como parte de la propuesta de valor que ofrece la compañía– se garantiza a los clientes paquetes que requieren de acuerdo con su estilo de vida. “Tal y como lo hicimos el semestre pasado con el aumento de velocidades”, recalcó.

Los esfuerzos que van en proceso también cuentan, para ellos.

Hernández, del ICE, destacó la expansión de la infraestructura del servicio Kölbi con fibra óptica y las facilidades de interactividad del servicio KA TV.

¿Cuál es el peso de esos diferenciadores en un mercado con consumidores exigentes en servicio y cuidadosos en precios?

Tigo, por ejemplo, también compite a nivel de contenidos con su servicio de TV One, que incluye más de 2.000 títulos para video bajo demanda, donde ofrece precios de ¢41.990 a ¢64.990 incluyendo conexiones de Internet de 30 Mbps a 75 Mbps.

En el 2017 había 831.907 suscriptores a servicios de televisión por suscripción, con lo que se alcanzaba una cobertura del 56% de las viviendas.

Los operadores generaron ese año ¢148.706 millones en ingresos, de acuerdo con la Superintendencia de Telecomunicaciones.