Columna Conectados

Por: Krissia Chacón 8 diciembre, 2017

Hay relaciones de relaciones, pero Uber tiene una especial, genera en unos un gran amor y en otros un profundo odio.

Su ADN está compuesto por innovación y polémica. Un joven rebelde, que quiere romper con esquemas tradicionales, con el fin de abrirle paso a la tecnología y a nuevas formas de hacer negocios de la mano de la economía colaborativa.

Costa Rica es tan solo uno de los tantos ejemplos en los que Uber ha enfrentado problemas por su regulación, o mas bien, su no regulación. Pero más allá de la polémica, hoy Uber muestra que aunque quieran ponerle trabas, seguirá en pie y ahora lanza su servicio UberEats.

Para quienes ya no querían a este rebelde tecnológico, pareciera que tendrán más, pues ya no solo estarán en las calles, sino que también en los restaurantes.

El peso del nombre Uber es muy fuerte en el país, tanto así que su nuevo servicio arrancó con más de 250 restaurantes afiliados, y esta cifra solo se reparte entre San José y Heredia, ya que ni en Alajuela ni en Cartago el servicio está disponible por el momento.

Se espera que en seis meses UberEats ya esté en toda la Gran Área Metropolitana (GAM).

Entregas

Uber además le abrió el espacio a más vehículos. En este servicio podrán trabajar los ciclistas y motociclistas. También, los choferes de Uber que trabajan transportando personas, podrán trabajar haciendo entregas de comida.

Entonces, ¿es posible eliminar a Uber? La respuesta parece ser muy difícil.En Costa Rica opera el Uber tradicional, Uber empresarial, el Centro de Excelencia y ahora UberEats, su expansión en un poco más de dos años es notable, y como si no fuera suficiente, en una entrevista con EF, los candidatos presidenciales de partidos tradicionales dijeron que permitirían Uber, pero con regulación.

¿Qué le parece el servicio de Uber? ¿Cree que debe seguir su expansión en el país?

Krisia Chacón, periodista de Tecnología de El Financiero y redactora de la columna de opinión Conectados.
Krisia Chacón, periodista de Tecnología de El Financiero y redactora de la columna de opinión Conectados.
Etiquetado como: