Por: María Luisa Madrigal.   8 enero
El crecimiento de pymes en Costa Rica también es cuesta arriba. De las microempresas existentes en 2005, el 88% que prevalecieron al 2017 no crecieron en tamaño. Fotografía: Jose Díaz/Agencia Ojo por Ojo

La lista de beneficios para una empresa certificada e inscrita como pyme, son muchos. El más reciente es el cobro escalonado del seguro de salud ante la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), pero también destacan aspectos como acceso a recursos financieros diferenciados y beneficios fiscales.

Las ventajas se vuelven apalancadores fundamentales cuando se analiza la esperanza de vida de los negocios en el país.

En promedio, la probabilidad de una empresa de operar en el parque empresarial en Costa Rica durante al menos un año es de 90%, sin importar el tamaño de esta. Al llegar al primer lustro el indicador cae en picada al 63%. Pero en el caso de las microempresas, la situación se agrava más y el 48% no alcanzará los 10 años de vida, según datos del Estado de la Nación del 2019.

El crecimiento de pymes en Costa Rica también es cuesta arriba. De las microempresas existentes en 2005, el 88% que prevalecieron al 2017 no crecieron en tamaño, de acuerdo con el mismo informe.

En ese panorama, la formalización de los negocios se vuelve un aliciente para lograr la estabilidad. En el país existen tres posibilidades de inscribirse como pyme. EF le explica, paso a paso, como acceder a esta categoría.

Dos de tres

Para que una empresa se pueda catalogar como pyme, debe realizar la inscripción formal ante el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC). Para esto, es necesario cumplir con ciertos requisitos.

  • Contar con una póliza de Riesgos del Trabajo que emite el Instituto Nacional de Seguros (INS).
  • Estar inscrito ante a el Ministerio de Hacienda con la declaración de impuesto sobre la Renta al día, ya sea dentro del régimen tradicional o en el régimen simplificado.
  • Presentar la planilla de la CCSS o el comprobante de trabajador independiente, donde se demuestre que está al día con las obligaciones ante esa institución.

Cualquier negocio que cumpla con dos de estos tres puntos podrá optar por la condición de pyme.

El visto bueno dependerá de un estudio hecho por la institución donde se determinan aspectos como tamaño del negocio, cantidad de empleados y ventas generadas.

Además, existen otros requisitos para que la solicitud sea aprobada.

La empresa o persona física no puede tener deudas pendientes con la CCSS, ni derivadas de la Ley de Protección al Trabajador. El negocio tampoco puede haber sido parte de investigación por incumplimientos de aseguramiento por parte de la CCSS.

Ver más!
En línea

Una vez que el emprendedor cuente con dos de las tres condiciones para poder inscribirse ante el ministerio, tiene tres opciones para hacer la solicitud. MEIC directo es una de las posibilidades y es totalmente en línea. La plataforma fue diseñada por el Banco Central de Costa Rica (BCCR) para las empresas que se quieran registrar como pyme.

Si la inscripción se realiza por este medio, la empresa no tiene que adjuntar ningún documento porque toda la información ya está en el BCCR según explicó Gabriela León, directora general de pequeña y mediana empresa del MEIC.

El BCCR tiene actualizados en esta plataforma los datos de empleados, ventas y activos, que son los aspectos que el MEIC revisa para otorgar la condición. Para poder acceder al sistema es necesario crear un usuario. El otro requisito es poseer firma digital.

Para enviar la solicitud de inscripción como pyme a través de la plataforma de MEIC directo, el usuario debe llenar un formulario con información básica de la empresa. Es decir, datos como ubicación, giro de negocio e información de contacto.

Posteriormente hay un segundo formulario con información más detallada como la cantidad de empleados, los socios de la compañía, los activos y ventas. Esta es la información que se cruza con la base de datos del BCCR y se llena automáticamente. Así se estima el tamaño de la empresa, lo que al final determinará si la compañía puede ser inscrita como pyme o no.

Una vez que la solicitud se envía, el MEIC tiene cinco días para verificar el material suministrado y notificar a la empresa si faltó alguna información o si cumple o no con los requisitos.

En los casos de una empresa completamente nueva, el BCCR informa de la condición al MEIC y se realiza la revisión manual.

SIEC

El Sistema de información Empresarial Costarricense (SIEC) es el segundo método de inscripción de las pymes y también es un proceso digital.

La principal diferencia con MEIC directo es que en este proceso sí se deben adjuntar todos los requisitos y documentos para confirmar que la información suministrada por la empresa para validad su condición pyme es real. No existe una base de datos para contrastar la información.

Es necesario descargar una declaración jurada, imprimirla, firmarla a mano y escanearla para volver a incluir el documento en el sistema. En este proceso no es necesario que el usuario posea firma digital, pero sí se debe crear un usuario en el sistema.

Sin embargo la información que se deberá suministrar es la misma: cantidad de empleados, ventas, activos y otros. Si la empresa ya está inscrita ante Hacienda, es necesario que el usuario adjunte la última declaración de renta.

Presencial

También es posible realizar el proceso de inscripción como pyme en cualquiera de las oficinas del MEIC. Además de la sede central en Llorente de Tibás, el ministerio tiene cinco oficinas regionales.

Las oficinas de Pérez Zeledón, Liberia, Ciudad Quesada, Puntarenas y Limón están disponibles para realizar el tramite. En estas, todos los funcionarios cuentan con firma digital. Esto significa que la solicitud se podría realizar a través de Meic directo y que no es necesario llevar los documentos físicos, más allá de la cédula de identidad.

Beneficios
Ver más!

Estas son algunas de las ventajas que gozan las empresas que obtienen la condición pyme:

  • Participar como proveedor PYME del Estado.
  • Financiamiento, avales y garantías de Fodemipyme (Banco Popular).
  • Fondos no reembolsables para innovación de Propyme (Micit).
  • Servicios de desarrollo empresarial, charlas, capacitaciones.
  • Ferias empresariales y encuentros de negocio.
  • Sello pyme y constancia de condición pyme gratuitos.
  • Recursos financieros del Sistema de Banca para Desarrollo (SBD).
  • Exoneración impuesto personas jurídicas (aplica para micro y pequeñas empresas).
  • Exoneración del IVA en pago de alquiler para micro y pequeñas empresas. El monto debe ser menor a ¢669,000.
  • Pago escalonado para nuevas microempresas en las cargas sociales de la CCSS y el pago del impuesto sobre la renta.
  • Permiso sanitario de funcionamiento de microempresas (valor: $20).
  • Tarifa diferenciada en registro sanitario (20%) para microempresas.