Por: Josué Alfaro.   19 abril
Costarricenses viajan por una vacuna a Estados Unidos, donde existen diferentes controles en cada territorio. (Foto: AFP)

Ante el lento ingreso de vacunas contra la COVID-19 a Costa Rica y la excesiva disposición de ellas en Estados Unidos, decenas de costarricenses ya optaron por viajar al país norteamericano —o analizan hacerlo— para acceder a su inmunización contra el nuevo coronavirus.

Los datos de vacunación en Estados Unidos dan cuenta de que aproximadamente un 23% de la población se encuentra totalmente vacunada, con la administración efectiva de 202 millones de dosis.

En medio de este panorama, cada vez son más los estados que relajan sus controles de vacunación o que planean hacerlo en las próximas semanas, ante el llamado del presidente Joe Biden por acelerar al máximo los procesos de vacunación.

EF le cuenta qué debe tomar en cuenta si quiere vacunarse en Estados Unidos, y le narra la experiencia de varios costarricenses que ya viajaron o que planean hacerlo en los próximos días.

En Costa Rica, el presidente Carlos Alvarado recién se manifestó favorablemente sobre este tipo de viajes médicos. “La mejor vacuna es la que está disponible lo más pronto posible y si alguien tiene la oportunidad de vacunarse es oportuno porque nos acelera el proceso de vacunación”, dijo este 16 de abril, en atención a la prensa.

¿Tiene visa?

El primer punto clave para cualquier costarricense que quiera viajar a Estados Unidos para vacunarse es disponer de la visa requerida para ingresar a ese país.

El proceso para otorgar nuevas visas está actualmente suspendido en Costa Rica. Sin embargo, la oficina de prensa de la Embajada de Estados Unidos explicó a EF que actualmente (y hasta el próximo 31 de diciembre) se pueden “renovar” visas que vencieron en los últimos 48 meses.

Para el proceso de “renovación”, indica la embajada, debe seguir sus instrucciones que encontrará en la página ustraveldocs.com/cr/cr-niv-visarenew.asp.

Cada estado tiene sus reglas

Si tiene su visa al día y los medios económicos para viajar a vacunarse en Estados Unidos, puede hacerlo sin correr el riesgo por eventuales sanciones. Eso sí, debe verificar que cumpla con los requisitos de vacunación de cada estado, pues cada uno maneja distintos criterios.

Así lo comentó a EF Adriana, una costarricense que actualmente estudia su doctorado en Impuestos en la Universidad de Florida, y que recientemente se vacunó contra la COVID-19 en Florida, tras comprobar que reside al menos ocasionalmente en ese lugar.

“En Florida te piden un comprobante de que resides en ese estado. Yo tengo un domicilio en Florida, tengo un apartamento, entonces me inscribí en un página web del Departamento de Salud de la Florida y presenté como comprobante mi recibo de electricidad (...) En otros estados, como Texas, no están pidiendo ni siquiera identificación, puedes ir y vacunarte, y no te preguntan absolutamente nada”, detalló.

La oficina de prensa de la Embajada estadunidense explicó que precisamente por esa dispersión de regulaciones es que no disponen de un registro único de requisitos por Estado, pues cada autoridad de salud regional (por estado) hace públicos sus propios parámetros y los define por sí mismos. “Cada estado tiene sus reglas, entonces las personas tienen que revisar si son elegibles en ellos”.

Esos parámetros se pueden revisar en la página web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la cual permite revisar la información disponible de cada Departamento de Salud autorizado. También pueden encontrarse directamente en las páginas de los mismos Departamentos, en las que se describen las condiciones actuales de “elegibilidad”.

Estados como Texas, Alabama, Georgia, Luisiana, Colorado, Indiana y Carolina del Norte son algunos de los que permiten una más amplia vacunación, incluso de no residentes.

Puede sacar cita

En la mayoría de los estados, la persona interesada en vacunarse puede sacar una cita para programar su vacunación. Estas citas se pueden agendar en línea; sin embargo, muchos sistemas bloquean la realización de este procedimiento fuera de territorio estadounidense, según comentó Adriana.

Este tipo de citas se pueden agendar también con farmacias privadas como CVS y Walgreens, o con las propias autoridades de cada Estado.

Así se vacunó Giovanni, un aficionado de Liga Deportiva Alajuelense que recién viajó a Georgia para ver el partido de su equipo contra el Atlanta United, y aprovechó para vacunarse en una de las farmacias de Walmart.

“Organizamos un viaje relámpago para ir a ver a la Liga y algunos conocidos en Estados Unidos me dijeron que podía aprovechar para vacunarme, tomando en cuenta que hay estados que están en vacunación masiva como Georgia (...) Entonces yo me metí a la página del gobierno y no encontré spots, pero a un amigo con el que iba le dijeron que podíamos buscar en las farmacias de Walmart, que tienen más citas en sus locales. Así nos metimos en la página de Walmart, creamos un usuario, pusimos un código postal cercano a donde nos íbamos a quedar y el sistema nos habilitó la cita con nuestros datos, diciendo que estábamos hospedados en un hotel”, describió.

En la gran mayoría de estados también se puede acceder a centros de vacunación masiva, en los que se puede sacar cita o formar grandes filas para acceder al medicamento, siempre y cuando se cumplan los requisitos que exige el lugar específico. Así lo comentó Andrés, otro costarricense que recién viajó a EE.UU. por motivos laborales y buscó información sobre el proceso.

“En muchas farmacias privadas usted puede sacar la cita para ir y presentar únicamente su ID, pero la disponibilidad en ocasiones es menor. Yo busqué por tres o cuatro días y no había citas en la próxima semana, entonces eso es complicado. En los centros de vacunación masiva usted solo llega, hace la fila, entrega su ID, con los requisitos que le pidan y listo, aunque también está la opción de hacerlo con cita previa para evitar la espera”, comentó.

Las farmacias en los distintos estados también suelen disponer de listas de espera para cubrir cancelaciones de otras personas; sin embargo, estas no garantizan la inoculación en un período determinado.

Recuerde el tipo de vacuna

El último gran factor que debe tomar en cuenta —y que probablemente sea decisivo para su plan de viaje— es analizar el tipo de vacuna que se aplicará. Esto es importante porque de ello dependerá que deba aplicarse una o dos dosis para acceder a la máxima efectividad de inmunización.

Actualmente, la aplicación de la vacuna de Johnson & Johnson —la única que requiere de una sola inoculación para alcanzar su máxima efectividad— se encuentra suspendida en Estados Unidos y Europa, mientras se investiga su posible relación con casos hasta ahora extremadamente atípicos de coágulos en la sangre.

Este factor es el que mantiene en vilo los planes de Manuel, un tico de 31 años que trabaja como gerente de ventas de una empresa de tecnología y que viajará en los próximos días Nueva York por trabajo.

Él ya definió que buscará vacunarse en suelo estadounidense, pero no sabe si tendrá que hacerlo en un solo viaje o en dos.

“No descarto la opción (de viajar dos veces) porque los vuelos a Estados Unidos se están consiguiendo entre $190 y $600, entonces si ahora que voy no consigo la de J&J pero consigo otra medicina, igual me la aplico. (...) mi viaje sigue y si está la oportunidad me voy a vacunar, porque el costo-beneficio es bastante alto, sea que tenga que ir una o dos veces”, detalló.

Giovanni, el costarricense que ya se vacunó en Georgia, se aplicó la vacuna de Modera y —aunque sabe que solo una dosis ya le da un 75% de protección— aprovechará que tiene agendadas sus vacaciones familiares en Florida para buscar su segunda aplicación.

“Coincidentemente vamos para Estados Unidos el 11 de mayo, entonces Walmart me reserva la dosis. Solo tengo que llegar a Orlando, comentar que tenía cita en Georgia y que me la pasen para allá. Y si no lo pueden hacer, Atlanta está a cuatro horas en carro”, comentó el aficionado a la Liga, que además dijo conocer de al menos a dos personas más que seguirán sus pasos en los próximos días.

La mayoría de vacunas que requieren de dos dosis se aplican con un intervalo de tres a cuatro semanas.

¿Puedo comprar la vacuna en EE.UU.?

No es posible comprar una vacuna. Las vacunas contra la COVID-19 han sido autorizadas para su uso de emergencia. Por eso los estados compran unidades directamente a las casas farmacéuticas y las ponen a disposición pública sin ningún costo. La vacunas aún no reciben autorización para uso comercial.

Adriana, la estudiante de Doctorado en Florida, augura que —a pesar de que las dosis aún no están a la venta y de que muchos estados norteamericanos mantienen controles sobre su uso— las restricciones serán menores conforme una mayor proporción de las población estadounidense esté vacunada.

“En realidad el turismo de salud es algo que se da en todos los países, igual hay gente que va a Costa Rica a hacerse tratamientos dentales o de otro tipo, porque es un motivo válido para viajar a un país, siempre y sencillamente cumpliendo con los requisitos de cada estado (...) ahora existe mayor escasez de la vacuna, pero en el momento en que ciertos países alcancen niveles altos de vacunación y haya más vacunas disponibles, imagino que veremos más flexibilidad con turistas que lleguen a vacunarse”, subrayó.

El “turismo de vacunación” podría ser parte de los resultados de la acelerada campaña de vacunación estadounidense.