Por: Nicole Pérez.   27 abril
En su tienda online, los costarricenses pueden conocer, comprar y recibir los productos, 48 horas después, en cualquier parte del territorio nacional. Fotografía: Cortesía Carestino.

Carestino, una empresa argentina especializada en productos de bebés y niños inició operaciones en Costa Rica con una inversión cercana a los $250.000 y por medio del e-commerce (comercio electrónico), por lo que solo estarán disponibles en su tienda en línea.

Se trata de una franquicia que actualmente cuenta con más de 35 tiendas en Argentina y tiene sedes oficiales en Uruguay y Perú. Además, opera hace siete años en el mercado suramericano.

La marca indicó que se ha consolidado en la preferencia de los clientes por su “fórmula de amplias ofertas de artículos, alta calidad y precios accesibles”, se recoge en un comunicado.

“Con un trabajo muy bien planificado, tomando en cuenta todos los aspectos del negocio y con el objetivo de satisfacer al mercado local, Carestino arriba a Costa Rica teniendo como principal diferenciador un negocio nacido, desarrollado y ejecutado desde las plataformas digitales. Lo que buscamos es cumplir con todas las necesidades y expectativas de las familias ticas”, expresó Felipe Soto, CEO de Carestino Costa Rica.

Los costarricenses podrán acceder a los artículos de Carestino por medio de su página web www.carestino.cr. En su tienda online pueden conocer, comprar y recibir los productos 48 horas después, en cualquier parte del territorio nacional.

Entre su oferta de productos se encuentran coches, sillas para autos, encierros, sillas para comer, mecedoras, entre otros artículos para el cuidado y el entretenimiento de los bebés y niños. Los precios comienzan desde los ¢35.000, en el caso de las sillas para comer; o los ¢200.000 para los coches.

La plataforma –afirma la empresa– fue creada con el propósito de generar una experiencia de compra completa, la cual le permita al usuario acceder a la información, características y especificaciones de los productos de forma oportuna, rápida y clara.

Por ahora, Carestino emplea a ocho personas en el país.

“Estamos muy orgullosos y felices de haber cumplido las expectativas de muchísimos clientes, que ordenaron vía web y han recibido sus productos en toda Costa Rica, incluso en lugares como Talamanca, Puerto Jiménez, Nosara, Pérez Zeledón, entre otros”, agregó Soto.

En los próximos cuatro años, la franquicia espera crecer fuertemente en el comercio electrónico, además de abrir, al menos, dos sucursales en la Gran Área Metropolitana.

Por otra parte, tras su desembarco en Uruguay y Perú, llega en el 2021 a Costa Rica y Colombia, de esta forma serán cinco los países que cuenten con tiendas oficiales, físicas o digitales de Carestino.

Dentro de los planes a futuro, para el 2023 prevén estar en toda la región, los próximos mercados que planean inaugurar después de Costa Rica y Colombia serán Chile, México y Brasil. Y para dentro de cinco años, en el 2026, estiman incursionar en Estados Unidos.