Por: Ana Yancy Flores.   11 marzo
Shutterstock

Aunque se suele suponer que cualquier empresa pequeña es una pyme, no siempre funciona de esta manera. Existe una condición especial o certificación PYME por la que deben optar los negocios para ser catalogados de esta manera.

Obtener dicha condición le permitirá acceder a múltiples beneficios que gozan las pymes en el país. Para saber si mi empresa califica o no para optar por esta certificación, lo primero es tener claro qué es y cómo se clasifican las pymes.

Según Gabriela León, directora de Digepyme del Ministerio de Economía, Industria y Comercio, por pyme se entiende toda unidad productiva de carácter permanente que disponga de los recursos humanos, los maneje y opere bajo las figuras de persona física o de persona jurídica, en actividades industriales, comerciales, de servicios o agropecuarias (que desarrollen actividades de agricultura orgánica).

Para determinar si estamos frente a una micro, pequeña o mediana empresa se utiliza un sistema de clasificación basado en una fórmula matemática. En esta se contemplan: actividad empresarial, personal promedio contratado durante un periodo fiscal, el valor de los activos, el valor de ventas anuales netas y el valor de los activos totales netos.

Dependiendo del resultado de dicha fórmula, la empresa se clasifica como:

Microempresa Si el resultado es igual o menor a 10 puntos
Pequeña empresa Si el resultado es mayor que 10 pero menor o igual a 35 puntos
Mediana empresa Si el resultado es mayor que 35 pero menor o igual a 100 puntos

La plataforma PYMES Costa Rica tiene una herramienta que hace el cálculo matemático al ingresar los datos de la empresa. Esta se puede consultar en: http://www.pyme.go.cr/cuadro5.php?id=1

¿Por qué inscribirme como una pyme?

Muchos son los beneficios que se derivan de establecer a una empresa como una pyme debidamente registrada en el país. Estos son algunos de ellos:

  1. Exoneración de impuestos a las personas jurídicas, siempre y cuando cumplan con lo estipulado en el artículo 16 de la Ley 9824 y sea una persona jurídica que está cumpliendo con tributación.
  2. Las pymes pueden participar en procesos de contratación administrativa conforme al Reglamento a la Ley de Contratación Administrativa.
  3. Los colegios profesionales otorgan una tarifa diferenciada a las pymes.
  4. Las mujeres emprendedoras pueden recibir ayuda del Instituto Nacional de la Mujer (Inamu). Entre esta, capacitación y asistencia en sus proyectos.
  5. Se puede acceder a fondos mediante operadores financieros, ya sean créditos, avales y garantías. Por ejemplo, existen tres Fondos especiales para financiar el sector pyme: Propyme, Fodemipyme y Sistema de Banca para el Desarrollo.

Para acceder a estos y a otros beneficios, las empresas deben adquirir la condición o certificación PYME que extiende el MEIC. Este procedimiento se hace accediendo al Sistema de Información Empresarial Costarricense (SIEC).

Estos son los requisitos para adquirir la condición PYME:

  • Calificar como micro, pequeña o mediana empresa.
  • Que el negocio tenga permanencia en el mercado.
  • Que sea una unidad productiva formal.
  • Que clasifique según las partidas del CIIU establecidas en el Transitorio II del Decreto 37121-MEIC (http://reventazon.meic.go.cr/informacion/legislacion/pyme/37121.pdf)
  • Cumplir dos de los siguientes tres requisitos, según el artículo 3 de la Ley No. 8262:

Además del Formulario de inscripción PYME debidamente lleno y firmado, el cual tiene carácter de declaración jurada.