Por: Ana Yancy Flores.   13 febrero
Foto: Archivo GN
Foto: Archivo GN

Las pymes son el motor de muchas economías en el mundo y una alternativa ante el desempleo. No obstante, según datos de la empresa de investigación sobre emprendimientos Global Entrepreneurship Monitor, la mayoría de estas empresas fracasan en sus primeros años de vida.

Según datos de esta firma, en los países en desarrollo, entre un 50 y un 75% de las pymes dejan de existir durante los primeros tres años. La principal razón de que esto suceda es que el negocio no es rentable.

Para que su empresa no forme parte de estas estadísticas, es importante que continuamente esté buscando oportunidades de mejora. Estas van desde tener claro cuál es el norte de su empresa hasta mantener las finanzas en orden, según explica Francisco González, gerente senior de Pymes de Scotiabank.

Por eso, le brindamos algunos consejos para que su pyme sea exitosa en todo momento:

1. Tenga claro cuál es el fin último de su empresa. Recuerde que para cualquier modelo de negocio, el fin último debe ser satisfacer una necesidad. Tener este aspecto claro y saber cómo interpretar lo que los clientes necesitan lo conducirá al éxito. Para comenzar, pregúntese: ¿Qué necesidad satisface mi empresa? ¿Por qué me eligen los clientes?

Según el representante de Scotiabank, esta necesidad se debe expresar claramente en la misión y visión de la empresa. Por otra parte, tome en cuenta que las necesidades de los clientes pueden cambiar constantemente, por lo que hay que estar atento a identificar cualquier cambio en el mercado.

2. Defina su propuesta de valor. Con propuesta de valor nos referimos al elemento o elementos diferenciadores de su emprendimiento, pyme o mipyme. Entre más interesantes sean estos elementos, más competitivo será en el mercado.

3. ¿Tiene claro quiénes deben ser sus clientes? Es importante que conozca al dedillo hacia quienes van dirigidos sus productos o servicios, ya que una empresa no debe enfocarse en venderle a todo, y esto no tiene porqué ser visto como una debilidad. Lo importante es entender quién es su cliente y cómo le va a vender.

4. Cuentas en orden. Unas finanzas saludables son fundamentales para cualquier empresa. El comienzo del año es un buen momento para repasar cuán bien van los números de su empresa y si es necesario desarrollar un nuevo plan financiero.

5. La innovación constante. Esto debe ser un ejercicio que se debe hacer con regularidad, especialmente en momentos en que muchos mercados están saturados.

6. Capacitación continúa. De la mano con la innovación, la capacitación es esencial. Actualmente, el mercado ofrece diferentes programas para emprendedores para que refuercen conocimientos en áreas diversas, como empresariales, gestión de buenas ideas, innovación, manejo de redes sociales, entre otras. Tome en cuenta que muchas de estas capacitaciones son, incluso, gratuitas.