Por: Carlos Cordero Pérez.   23 marzo
Los negocios deben determinar cuáles son las oportunidades y cuáles las amenazas que enfrentan en su caso específico. (Foto You Pura Vida)

La crisis actual fue originada por la expansión global de la pandemia del coronavirus con repercusiones en la economía, en el mercado, en la oferta, en la logística, en los negocios y en el empleo.

Para las empresas, especialmente para las pequeñas, el problema es que no hay ventas y por ende enfrentan dificultades de efectivo, en lo que se han enfocado las medidas del gobierno para intentar que las empresas tengan liquidez.

“Los consumidores orientan sus decisiones a los productos de higiene, mientras que las decisiones sobre artículos de lujo y otras compras están detenidas”, dijo José Coto, presidente de la Universidad Creativa y director global de operaciones de la agencia de publicidad Creative Drive.

De la crisis se deben extraer varias enseñanzas: el paso digital es obligatorio, hay que prepararse financieramente ante cualquier eventualidad y se debe tener flexibilidad.

“En esta crisis se demuestra que mantener finanzas sanas, que estén visualizadas en el largo plazo, para sostener la empresa por un tiempo da tranquilidad de que las operaciones no se van a caer y podrá seguir activa sin tener que cerrar”, dijo Ana Alfaro, consultora de negocio y directora de You Pura Vida.

El paquete de medidas incluye flexibilidad en el campo crediticio, de cargas sociales, de impuestos y de régimen laboral.

Mantenga la calma, revise sus procesos y modelo de negocios, y defina cuáles soluciones implementar. (Foto You Pura Vida)
No entre en pánico

Los negocios no pueden entrar en pánico. Todo lo contrario: deben mantener la calma para no tomar decisiones equivocadas o paralizarse completamente.

El pánico no permite ver oportunidades, amenazas ni soluciones, bloquea las ideas.

Esté en alerta activa y permanece pendiente de lo que está ocurriendo siempre pensando en soluciones y oportunidades.

Revise gastos fijos

Las empresas con más presión son las que tienen más compromisos con sus gastos fijos (planillas, alquileres, créditos). Hay un poco de margen con los gastos variables (compras a proveedores, comercialización) y si ya tenían compras adelantadas de inventario..

La recomendación es que revise los gastos fijos e inicie ya negociaciones con los dueños de la tienda o local para ver la posibilidad de retrasar los pagos. Por ejemplo, cuando se pase la actual coyuntura se puede dividir las mensualidades pendientes entre los siguientes meses.

También negocie con sus proveedores pagos pendientes y hable con sus bancos para ver las posibilidades existentes respecto a créditos ya otorgados y refinanciamiento de operaciones. El peor esfuerzo es el que no se hace.

Retenga talento

Una amenaza es la huida de su personal después de los años invertidos en entrenarlos, capacitarlos y alinearlos con la visión y las políticas de su empresa. Ellos tienen una experiencia que difícilmente volverá a generar en otros.

Si los despide es probable que, cuando pasemos la actual situación, ya no los pueda encontrar de nuevo y, si los encuentra, al volver a contratarlos su moral y la relación habrán quedado resentidas.

En el caso de la planilla valore las opciones existentes, desde vacaciones hasta disminuciones de la jornada y adelantos de cesantía en caso de suspensión temporal de contratos.

Mantenga su presencia

El otro problema que puede enfrentar es la pérdida de presencia y de posicionamiento en el mercado, si deja de lado la comercialización y mercadeo de su empresa y de sus productos.

Lo que debe hacer es reorientar la estrategia de mercadeo, aprovechar los canales digitales pues sus consumidores están más pendientes de sus redes sociales y de sus dispositivos.

Acelere el cambio digital

Como sus clientes están en la casa, o al menos una buena parte de ellos, pasan más pendientes de Internet y de las redes sociales, como se indicó hace un momento.

Esta es su oportunidad para aumentar la presencia de su empresa en redes sociales, con una tienda en línea y en publicidad digital.

También es el momento de replantear sus procesos y ver cuáles tareas puede automatizar, con aplicaciones sencillas y de bajo costo (algunas gratuitas) como en el caso de las que les comentamos para el teletrabajo.

Aproveche los servicios y las ofertas de las plataformas para crear tiendas en línea, apóyese en los servicios de entregas o delivery (Uber Eats, Glovo, Rappi) y digitalice o automatice en parte o total tareas administrativas, contables y financieras (pagos en línea, por ejemplo si no lo estaba haciendo).

En medicina y otros servicios profesionales (legales, gerenciales, consultorías) puede recurrir a servicios virtuales para atención general y de primer diagnóstico.

Rompa la tradición

En redes sociales, aplicaciones de mensajería y otros canales digitales (tienda en línea y blogs) rompa los esquemas tradicionales de comunicación con nuevos contenidos.

Brinde un mensaje optimista sobre la situación, de solidaridad con sus clientes y ofrezca sus servicios y colaboración. Recalque las recomendaciones de higiene y prevención.

Tambíen puede contar historias de superación en medio de esta crisis.

Dé el salto

Actualice su modelo de negocios aprovechando la tecnología, adaptando la empresa a las condiciones y preparándose para los cambios que tendrán los consumidores a partir de ahora.

En casos de hoteles, sitios de entretenimiento, vendas de bienes raíces o eventos se pueden realizar tours virtuales o videos.

Las empresas que ya venían avanzando servicios en línea probablemente estén más preparadas. Solo tienen que acelerar el paso y aprovechar lo invertido.

Las empresas que no habían avanzado en servicios en línea y cambio digital probablemente tendrán que acelerar el paso.

Revise resultados, realice ajustes y no vuelva atrás.