Por: AFP .   7 julio
Un manifestante fue detenido por la policía durante una manifestación contra una nueva ley de seguridad nacional en Hong Kong el 1.° de julio de 2020, en el 23 aniversario de la entrega de la ciudad de Gran Bretaña a China. Foto: AFP.

Los crecientes poderes para censurar internet en Hong Kong, en virtud de la nueva ley del gobierno chino, generan rechazo entre los gigantes norteamericanos de redes sociales, y provocaron la suspensión de la plataforma china Tiktok en la excolonia británica.

“A la luz de los recientes acontecimientos, hemos decidido parar la aplicación Tiktok en Hong Kong”, declaró a la AFP un portavoz del grupo chino ByteDance.

Este grupo siempre negó que compartiera datos de sus usuarios con las autoridades chinas, y dijo que no tenía la intención de hacerlo.

Horas antes, Facebook, Google y Twitter anunciaron que dejaban de responder a los pedidos del gobierno y las autoridades de Hong Kong sobre información de sus usuarios, que emanaran del gobierno y autoridades de Hong Kong.

"Pensamos que la libertad de expresión es un derecho humano fundamental y apoyamos el derecho de las personas a expresarse sin temer por su seguridad y sin tener miedo de otras repercusiones", indicó un portavoz de Facebook.

Twitter y Google informaron a la AFP que tampoco responderían pedidos de las autoridades hongkonesas en el futuro inmediato.

Al mismo tiempo un documento de 116 páginas fue publicado por el gobierno hongkonés, ampliando los poderes de la policía en materia de seguridad y vigilancia, al amparo de la nueva ley sobre seguridad nacional aprobada a finales de junio.

Este texto se enfoca en delitos en cuatro categorías: subversión, secesión, terrorismo y confabulación con fuerzas extranjeras

Medidas “orwellianas”

Estas disposiciones hacen temer un cambio radical para Hong Kong en materia de libertades y de derechos.

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, arremetió el lunes contra los "orwellianos" pasos de China hacia la censura de activistas, escuelas y bibliotecas de Hong Kong basados en esa nueva de ley de seguridad.

Según varios países occidentales, la ley de seguridad china constituye una violación de la autonomía de Hong Kong, que volvió en 1997 bajo soberanía china tras un acuerdo que preveía para este territorio autonomía judicial y legislativa durante 50 años

Este régimen, denominado "Un país, dos sistemas", debe por tanto estar vigente hasta 2047.

Pero al cabo de los años, parte de la población china constató un erosión constante de sus libertados y un creciente poder e influencia política de China en el territorio.

Un movimiento prodemocracia adquirió entonces gran magnitud hasta desembocar el año pasado en una crisis política, al cabo de siete meses de movilizaciones masivas y a veces violentas.

China promulga ahora esta ley para poner fin al movimiento.

Este martes, la jefa del poder ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, afirmó que el gobierno implementará "rigurosamente" la ley, y formuló una advertencia a los opositores "radicales".

"El gobierno de Hong Kong implementará rigurosamente esta ley. Y advierto a los radicales que no traten de violar esta ley, o cruzar líneas rojas, porque las consecuencias son muy serias", dijo Lam, una dirigente proPekín.

Además, las autoridades de Hong Kong ordenaron a las escuelas quitar libros para revisarlos en virtud de la nueva ley, que criminaliza opiniones como los llamados a la independencia o a la autonomía.

Algunas librerías de Hong Kong anunciaron que estaban retirando títulos de activistas prodemocracia.

La policía también podrá controlar y suprimir en internet cualquier información si hay "motivos razonables" de pensar que viola la ley de seguridad nacional

Desde que entró en vigor la ley hace una semana, varios hongkoneses se han apresurado a borrar las "huellas" informáticas de su militancia prodemocracia.