"Superaste el 100% de tus datos mensuales": el mensaje más odiado por los usuarios

Operadores indican que sus clientes pueden utilizar diferentes mecanismos para monitorear su consumo


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Usted es cliente de telefonía postpago. Paga puntualmente. Hace (y recibe) llamadas normalmente. Envía mensajes de texto.

Usa Internet, las apps, las redes sociales, el WhatsApp, Messenger, juegos, Waze, Netflix y YouTube como cualquier mortal.

Es decir, en el bus o mientras conduce, en el trabajo, cuando espera en el banco (los que permiten) o en la clínica, en el baño, para conectar su comptudora en la casa o mientras camina como un zombie con manos ocupadas y la vista en la pantalla.

Y cuando está en la segunda o tercera semana del mes le llega un mensaje que le avisa que su consumo está por agotarse o que ya consumió lo contratado.

No importa si eran 2 GB o 20 GB, si paga ¢6.500 o ¢45.000 o si la velocidad prometida era de 5 Mbps o de 20 Mbps (por supuesto, dependiendo de la cobertura y de la disponibilidad de la red).

En ese fatídico momento abre la pantalla y se encuentra un mensaje de texto como este:

El mensaje se ha convertido en la comidilla en redes sociales. Cada vez que alguien lo recibe y lo publica, los comentarios explotan, intercalados con la promesa de que se cambiarán de operador.

Lo que no se explica es que, si bien los operadores dicen que ya tienen identificados a los clientes o suscriptores que consumen en exceso datos, a todos les aplican la llamada política de uso justo, basándose en una autorización... digo, en una resolución de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) del 2014.

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) la empezó a aplicar en marzo pasado y las otras compañías, Claro y Telefónica Movistar, la ejecutan poquito después que Sutel la discutió, la aprobó y la confirmó.

Si a Usted le llega el mensaje, se quedará con una velocidad de apenas 125 Kbps, calificada como una virtual desconexión del usuario.

Los operadores dicen que Usted podría evitar caer en esa situación. Monitoreando su consumo (se hace a través de la configuración o los ajustes en su móvil, en la parte de datos) o con aplicaciones como My Data Manager.

Además, hay varias formas –incluyendo el mensaje de texto– para llevar el control que ellas proveen, así como alternativas para comprar más datos o navegar si costo en algunas apps y redes sociales.

También nos dan sugerencias para que gastemos menos datos y no tengamos que recibir el mensajito:

Los operadores recuerdan también a los usuarios que los videos o la música de alta calidad consumen muchos datos. Por ejemplo, un video de cuatro minutos consume 10 MB y una canción consume de 2 a 9 MB.

Sólo revisar Facebook durante un minuto consume 1 MB, lo mismo que compartir tres fotos en Instagram, cinco posts en Facebook con solo texto o un post con foto, enviar 17 tuits sin foto o cuatro tuits con foto.

Además, hay juegos que usan datos para mostrar y actualizar publicidad o video. Si se conecta otro móvil, una tableta o una computadora al móvil también consume datos.

Para ahorrar datos podríamos tener en cuenta lo que consume cada aplicación.

Todos esos consejos están bien, porque así es como los consumidores debemos empoderarnos de nuestro gasto. Además, no está mal aplicar las buenas prácticas.

Pero, ¿se resolverá así el "problema"?

Los operadores dicen que no son muchos los clientes de consumo en exceso.

Claro indica que la advertencia de que ya se conumió el 80% de los datos contratados llega al 15% de sus clientes y que el otro mensaje de que completó la totalidad lo recibe el 15%.

Y el ICE reconoce también que la mayoría de los suscriptores consumen menos datos que los contratados.

Por supuesto, las estadísticas se pueden mover para un lado y para el otro, para demostrar siempre el principio de Pareto (según el cual, un pequeño grupo de clientes genera la mayor parte del consumo).

Entonces hay una minoria, un grupito de clientes, que eleva su consumo hasta el cielo y pone en aprietos las redes de los operadores.

Ese argumento lo empezaron a usar los fabricantes de redes y sistemas de telefonía móvil hace años, como en el 2010. Era la época en que descubrieron que las empresas de contenido (Facebook, Google, Apple, Netflix, etc.) estaban haciendo el negocio del siglo.

Mientras aquellos ganaban, a las telecom se les venía la presión encima por la capacidad limitada de sus redes.

En algunos países –aquí no, está visto– las autoridades también empezaron a tener dudas de las justificaciones de los operadores (¿entonces como es que dan navegación en apps gratis?) y les exigieron que, si tenían problemas para satisfacer el consumo, aumentaran la capacidad de las redes.

¿Más lógico o no? Desde el punto de vista del usuario, sí. Desde el punto de vista del operador, no. Y en esa decisión es cuando se descubre si las autoridades están o no del lado del usuario.

img-title-blogs author-image

La Ley de Murphy Carlos Cordero

Aquí hablamos de experiencias, de lo que nos ocurre como usuarios, como clientes de negocios o como ciudadanos que creemos se debería aprovechar más la tecnología en los servicios y en la sociedad, con la idea de aprender, de ser irreverentes para ver si alguien hace algo, y también para reír un poco de los fallos.

Post por fecha

Octubre 2017
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
            1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31