SEGURO DE AUTOMÓVILES

Deducible cero, es un contrasentido.

Desvirtúa en medida la economía del seguro y el interés en la conservación del bien.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Puedo comprender que quizá por presión del mercado local, por tendencias en otros mercados, o bien, porque la aseguradora con posición dominante buscó alternativas de diversificación para retener clientes sobre la base de valores agregados, se haya optado en la generalidad de los seguros de automóviles ofrecer la alternativa de un deducible cero; lo considero abiertamente un contrasentido desde lo más puro de la técnica de los seguros.

Bajo el espectro de la administración del riesgo podemos ver que la actividad automotora es una de las que presenta el mayor índice de frecuencia de siniestros pero de bajo impacto económico, es decir, se ubica en el segmento de riesgos con alta frecuencia y baja severidad, lo que lo convierte en un seguro muy dinámico. 

¡Ahora agréguele la posibilidad de un deducible cero!

¿Por qué existe el deducible?

El deducible no es algo exclusivo de los contratos de seguro, pero sí es natural su aplicación por el sistema económico que envuelve esta actividad aseguradora.

Para comprender un poco su aplicación, debemos saber que para las compañías de seguros la prima es el principal ingreso (así como el rendimiento financiero que de ellas surja a lo largo del año) y; el principal egreso son las indemnizaciones que ocurran a lo largo de ese año; el resultado final será “rojo” o “negro” dependiendo de ese balance, por lo que es lógico entonces comprender que el negocio está en una eficiente recaudación de primas y en una considerable disminución de siniestros y sus consecuentes indemnizaciones.

Aunque pueda pasar desapercibido, el deducible cumple un rol fundamental en este equilibrio, no es el único, pero es importante.

Concepto de deducible.  Podría ser definido como el monto económico, fijo o porcentual, que se establece en una póliza de seguro y que representa el importe no indemnizable; o bien, es la parte de la pérdida en la que participa el asegurado.

¿Cuál es la función natural del deducible?

Son3 las razones por las que se establece un deducible en la póliza:

  1. Evitar el riesgo moral.
  2. Evita costos administrativos altos.
  3. Sistema de reducción del costo de la cobertura.

Evita Riesgo moral.  El riesgo moral es ese riesgo que tiene cualquier persona de provocar el siniestro o no preocuparse por evitarlo.  Entre mayor deducible, mayor participación tiene el asegurado en la reparación del daño ocurrido en su patrimonio; claro está, las entidades aseguradoras utilizan un estándar de deducible suficiente para que el mismo asegurado se preocupe en gran medida por evitar el evento sin que se torne en un seguro ineficaz por un deducible irrazonable.  Con el deducible cero, qué más da chocar, qué más da un “rasponcillo”, o qué más da dejarlo mal parqueado, por sí la entidad aseguradora pagará el cien por ciento del daño, sean US$ 1.000,00 (mil dólares) ó US$25 (veinticinco dólares).

Precio del seguro es sensible al deducible.  La regla ordinaria es que el precio del seguro es inversamente proporcional a la cantidad de deducible que se escoja; a mayor deducible, menor prima y viceversa.  Es obvio entonces que el seguro más caro es aquel que tiene un deducible cero.

Evitan altos costos administrativos.  El deducible busca establecer una especie de filtro de reclamaciones para que no todos los casos sean objeto de trámite de reclamo: abrir un expediente, avalúo del daños, darle seguimiento, ajustar la pérdida, procesar el pago;  hacer esto para cada vehículo que sufra un “rasponcillo” crea una cadena de trámites excesivos y caros para la compañía de seguros y un retraso en el tiempo de respuesta.  De hecho, se han escuchado comentarios en el sector sobre la fila de vehículos en los talleres mecánicos esperando ser revisado o evaluados para determinar el costo de mano de obra para cubrir ese “rasponcillo” que cubre el deducible cero, creando un retraso sin gracia en la reparación del vehículo, desvirtuando así la expectativa razonable de tiempo en el servicio de la entidad aseguradora y sus proveedores (los talleres).

¿Es buen negocio optar por ofrecer/comprar un deducible cero?

Considero que no es negocio para nadie. Si hacemos entonces una mezcla de estos principios, un deducible cero es aquel en el que el asegurado aumenta su despreocupación por conservar su interés en no usar el seguro; no le importa demorar lo que sea para que le arreglen un vehículo en virtud de lo saturado que están los talleres de enderezado y pintura, y; no le importa pagar más caro por un seguro.  Al final, parece que nadie gana con esta alternativa, no es quizá tampoco el mejor negocio para la entidad aseguradora porque habrá exceso de gastos económicos, de recurso humano y tiempo durante el trámite de reclamos de este tipo de indemnizaciones.

img-title-blogs author-image

Mercado Seguro Said Breedy

Said Breedy, abogado costarricense experto en Derecho de Seguros, graduado por la Universidad Escuela Libre de Derecho y con un posgrado en Derecho de Seguros por la Pontificia Universidad Javeriana de Colombia.

Es asesor legal en la industria aseguradora con más de 15 años de experiencia en el sector. Socio fundador de la firma legal FINLEX.

Autor del libro "El Contrato de Seguro: Principios Generales, Derecho Comparado, Legislación Costarricense".

Profesor invitado en distintas universidades para impartir cursos sobre Derecho de Seguros y el Contrato de Seguros, así como en el Colegio de Abogados y Abogadas de Costa Rica. Conferencista y escritor en foros y revistas nacionales e internacionales.  Miembro fundador de la Asociación Costarricense del Derecho de Seguros y las Fianzas (ACODES) capítulo Costa Rica de la Asociación Internacional de Derecho de Seguros (AIDA).

Post por fecha

Diciembre 2016
LUN MAR MIE JUE VIE SAB DOM
      1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31