Por:  25 septiembre, 2013
Muchas personas compran mantequilla o margarina en los supermercados sin conocer cuál de ellos es la mejor opción para su salud.
Muchas personas compran mantequilla o margarina en los supermercados sin conocer cuál de ellos es la mejor opción para su salud.

Muchas personas compran mantequilla o margarina en los supermercados sin conocer cuál de ellos es la mejor opción para su salud, hoy comentaremos sobre los diferenciadores entre estos productos para que tenga más criterio a la hora de la compra.

La mantequilla es un producto que se produce de la crema de la leche de vaca y su mayor ventaja es el sabor que confiere cuando se utiliza junto a otros alimentos.

En la mantequilla se puede encontrar aporte de vitaminas A, D y E que son importantes para el organismo. Estas vitaminas son beneficiosas puesto otorgan diversos beneficios:

  • Vitamina A: Necesaria para el desarrollo y crecimiento de huesos, contribuye en la prevención de enfermedades infecciosas, fundamental para la visión.
  • Vitamina D: Mantiene los niveles de calcio y fósforo normales, participa en el crecimiento y maduración celular, fortalece al sistema inmune ayudando a prevenir infecciones.
  • Vitamina E: Antioxidante natural, previene o retrasa la formación de cataratas en la vista, protege contra la anemia.

Sin embargo la mantequilla por ser de origen animal va a aportar de manera significativa colesterol. El colesterol es una sustancia que en cantidades elevadas puede llegar a producir problemas importantes para quien lo presenta elevado en sangre.

Otra de sus desventajas es su contenido de ácidos grasos saturados, el 80% de las grasas en la mantequilla se consideran ácidos grasos saturados que con un consumo en exceso de los mismos, puede elevar el colesterol en la sangre.

En el caso de la margarina es un producto de origen vegetal al cual se le introduce hidrógeno para modificar su consistencia de líquida a sólida. El problema que surge con la margarina es que durante este proceso los ácidos grasos insaturados se convierten en grasas trans y una vez que están dentro de nuestro organismo el cuerpo los metaboliza como si fueran ácidos grasos saturados.

Los ácidos grasos trans tienen tan malos efectos en la salud como la grasa saturada; elevan el colesterol malo, disminuyen el colesterol bueno y tiene efectos nocivos sobre el metabolismo.

Actualmente, las empresas están intentando preparar margarinas lo menos hidrogenadas posibles con el fin de disminuir la cantidad de ácidos grasos trans presentes y así ofrecer una mejor opción a los consumidores.

No obstante, la margarina también posee ventajas. La margarina está hecha de aceite vegetal por lo cual no contiene colesterol y de igual forma, tiene un alto contenido de grasas poli-saturadas y monoinsaturadas que reducen el colesterol malo.

Al ser grasas diferentes no se puede afirmar cuál sea mejor que otra, si la mantequilla o la margarina. A partir de ahora recuerde moderar las cantidades de estos productos que consuma y pensar mientras sus compras cuál desea adquirir en beneficio de su salud. Para esto revise muy bien las etiquetas a la hora de comprar!

Etiquetado como: