Por:  22 marzo, 2013

El pescado cuenta con gran valor nutricional, es común verlo en nuestra mesa y al conocer los beneficios se va a motivar a consumirlo aún más!

Primeramente recordemos que se designa como pescado a los peces comestibles de esqueleto óseo y cartilaginoso, de hábitats marino o continental.

Nutricionalmente los pescados son alimentos proteicos que aportan cantidades significativas de vitaminas del grupo B, y de las vitaminas A y D en el caso de las especies ricas en grasa. También aportan hierro y calcio, y en el caso de algunas especies marinas también yodo.

La grasa que contiene este alimento se caracteriza por poseer una elevada proporción de ácidos grasos poliinsaturados, por lo que se considera una grasa cardiosaludable, esto quiere decir que su consumo en la dieta supone beneficios para la salud del consumidor.

El Omega 3, es un ácido graso poliinsaturado que pertenece al grupo de los ácidos grasos esenciales, es decir, nuestro cuerpo no es capaz de sintetizarlo y debe ser consumido en los alimentos para poder obtenerlo.

La dicha es que el pescado contiene Omega 3 y puede obtenerlo específicamente en el consumo de pescados azules como salmón y trucha.

La mejor forma de obtener un nutriente siempre va a ser de algún alimento que lo contenga en su forma natural. Los rasgos más comunes en la composición de pescados es la riqueza en agua y proteínas, además del aporte de vitaminas del grupo B.

Los pescados contienen una amplia gama de minerales porque los incorporan a sus tejidos a partir de su dieta o del medio en el que viven, lo que explica su gran viabilidad. Todos estos componentes convierten el pescado en beneficioso para la salud cardiovascular.

Existen mitos acerca del consumo del pescado. Tome en cuenta la siguiente información:

Mito: El pescado fresco es mucho más nutritivo que el congelado.

Verdad: La congelación es una técnica de conservación poco agresiva y se presenta poca diferencia nutritiva entre el pescado fresco y el congelado.

Mito: El consumo de pescados debe moderarse ya que son alimentos ricos en colesterol.

Verdad: Aunque los pescados contienen colesterol las especiales características de su fracción grasa hace que, a pesar de todo, resulte un alimento cardiosaludable.

Ahora que sabe más del pescado atrévase a consumirlo y beneficiarse de la gran cantidad de proteínas y minerales que lo compone. Recuerde que su salud es lo más importante, dele a su cuerpo lo que verdaderamente necesita.

Etiquetado como: