Por:  30 septiembre, 2013
Es importante tanto en hombres como mujeres mantener un control sobre la cantidad de grasa abdominal.
Es importante tanto en hombres como mujeres mantener un control sobre la cantidad de grasa abdominal.

¿Sabía que esos rollitos de más que incomodan tanto a hombres como mujeres pueden acompañarse de problemas en su corazón? Hoy comentaremos la importancia de cuidarse de la grasa abdominal.

La grasa abdominal se determina con una medición alrededor de la cintura de la persona justo por encima del ombligo con el fin de determinar obesidad o este mal que acompleja a muchos.

Es importante tanto en hombres como mujeres mantener un control sobre la cantidad de grasa abdominal que se debe tener, en el caso de los hombres cuando la medida es mayor a 102 cm y en mujeres mayor a 88 cm, el riesgo de presentar una enfermedad cardiovascular aumenta.

Esta medición es una estimación rápida, fácil y de bajo costo; para un dato más exacto existen exámenes específicos como las tomografías que significarían un costo pero le dan mayor exactitud.

Hasta hace unos años se tomaban como factores de riesgo cardiovascular el colesterol alto, tabaquismo e hipertensión, sin embargo ahora se sabe que la medición de la circunferencia abdominal es uno de los predictores más confiables para medir riesgos cardiovasculares.

¿Cuál es el riesgo? La presencia de grasa en la zona abdominal es más peligrosa que la acumulación que se pueda dar de la misma en otras áreas del cuerpo porque libera sustancias que pueden inflamar las paredes de las arterias y eso generar la placa “ateromatosa”, uno de los factores de riesgo para la obstrucción de las arterias; de allí que se relacione la grasa abdominal con enfermedades cardiovasculares.

Para prevenir esta y otras enfermedades que pongan en riesgo su corazón, tome en cuenta los siguientes consejos:

  • Visite de manera regular al profesional de salud que lo pueda orientar y verificar su estado de salud.
  • Mantenga un peso saludable.
  • Coma de manera balanceada.
  • Sea activo físicamente.
  • Evite fumar y estar en contacto con personas que fumen.
  • Verifique sus niveles de colesterol, triglicéridos, azúcar en sangre y presión arterial con regularidad.
  • Conozca sus antecedentes familiares de enfermedades cardiovasculares y coméntelos con su médico.
¡Cuide su corazón! Manténgase activo y ordénese para lograr una sana alimentación.