Por:  30 abril, 2014
El desayuno representa un 25% del aporte energético diario requerido en los menores.
El desayuno representa un 25% del aporte energético diario requerido en los menores.

El desayuno es uno de los tiempos de comida más importantes sobre todo en la etapa escolar ya que contribuye al desempeño educativo del menor así como representa un 25% del aporte energético diario requerido en los menores.

Cuando falta el desayuno en la alimentación se puede provocar la necesidad excesiva de ingesta de alimentos en otros tiempos de comida, lo cual no es favorable para la alimentación porque propicia hábitos alimenticios incorrectos. Ante esto, deseo hacer el llamado a los padres de familia para fomentar la necesidad diaria de ingerir el desayuno contemplando beneficios adicionales para el crecimiento del menor.

Un desayuno recomendado para los menores en etapa escolar debe estar formado por tres grupos de alimentos como lo son los lácteos que cubrirán la necesidad de calcio, carbohidratos que realizan el primer aporte de energía y fruta, que facilita la utilización de la energía. La proteína viene a ser fundamental en el crecimiento y desarrollo del niño por lo cual si se puede incluir en el desayuno es muy recomendable.

¡La meta es lograr 3 grupos distintos para asegurarnos variedad de nutrientes!

Expertos afirman que el desayuno contribuye a mejorar el comportamiento y el rendimiento escolar de los niños así como también promueve que los mismos mantengan un peso saludable. No obstante, un estudio realizado por la Academia de Nutrición y Dietistas de los Estados Unidos revela que el desayuno no es consumido diariamente por un 42% de los niños caucásicos e hispanos.

Al preparar un desayuno los padres de familia pueden tomar en consideración tres simples pasos que contribuirán a que sus niños no omitan este importante tiempo de comida como lo son:

  • Preparar los alimentos la noche anterior: simplifica tiempo preparar los ingredientes que se utilizarán para realizar el desayuno la mañana siguiente.
  • Elaborar un desayuno simple: por más movimiento que haya en la mañana que impida elaborar el desayuno opciones simples le asegurarán una buena alimentación.
  • Desayuno práctico: si hay impedimento para disfrutar el desayuno en la casa es importante contemplar alimentos para el desayuno que se puedan consumir de camino al centro educativo como frutas, leche, yogurt o frutos secos.
La importancia del desayuno además se refleja en los beneficios a largo plazo que obtienen las personas tal y como lo señala la campaña mundial “No kid hungry” de la cual deseo destacar los siguientes datos respecto a los resultados que obtienen los niños que consumen su desayuno escolar:

  • Pérdida de menor número de lecciones: asistencia en promedio de 1.5 días más por año.
  • Mejor desempeño en matemáticas: el promedio es 17.5% más alto en notas de los exámenes de la materia.
  • Un 20% de mayores probabilidades de graduarse del colegio por su desempeño y regularidad a lecciones.
Recuerde que la falta de tiempo u organización no es factor para eliminar este importante tiempo de comida en la alimentación tanto de niños como adultos.

El desayuno nunca debe faltar, disfrútelo compartiendo en familia.

Para un mayor abordaje de este tema puede consultar las siguientes referencias: