Las personas optimistas ven la adversidad como temporal y no la toman personal.

Por: Ligia Olvera 18 junio, 2014
Liderazgo Optimista
Liderazgo Optimista

El optimismo no es una expectativa pasiva de que las cosas van a estar mejor. Es una convicción de que las cosas estarán mejor, si y solo si, no volvemos la cara a los problemas y no perdemos la esperanza. Bill/Melinda Gates

Esta semana Bill y Melinda Gates dieron el discurso de graduación en la Universidad de Stanford. Ese día hablaron sobre optimismo, empatía y la relación de estos conceptos con un futuro mejor para la humanidad.

Su discurso llama a los jóvenes que se gradúan, a vivir su vida con un liderazgo mucho más profundo y trascendente, donde uno de los ingredientes principales sea el optimismo. No el ingenuo sino el inteligente. Recomiendo mucho ver el discurso.

El optimismo para enfrentar los problemas, no de una forma pasiva y mágica, sino con trabajo, esfuerzo, creatividad y persistencia, es algo que paga. Dicen que Walt Disney creó a Mickey Mouse en un viaje de tren de tres días de regreso a casa. Lo curioso es que él había viajado a una reunión de negocios en la que le fue muy mal. En la misma, recibe la noticia de haber perdido mucho en términos de su negocio: sus productos, su staff, sus contratos y su dinero. Paradójicamente, en vez de sumirse en una profunda tristeza, Walt Disney, usó su viaje no para llorar en desesperanza, sino reaccionó a esta situación. Se puso manos a la obra y a trabajar sin parar por 72 horas. Luego de ese viaje, en el que pasó trabajando sin parar, reinició con el personaje del “ratón feliz” y como todos sabemos, tuvo éxito con ese personaje, el ratón feliz fue el inicio de un grupo corporativo exitoso que trasciende varias décadas después.

¿Qu é tan valioso es el optimismo? De acuerdo a Goleman,- autor, psicólogo, ex-profesor de Harvard - el pesimismo reduce nuestro enfoque, mientras que el experimentar emociones positivas, permiten ensanchar nuestra atención y ser más receptivos a lo nuevo y a lo inesperado.

Dicen los expertos que las personas con tendencias optimistas, buscan soluciones parciales, no completas ni perfectas como los pesimistas; ni tampoco caen en la trampa de entrar en el ciclo de hacer mucho análisis que lleva a la parálisis de acción. Además, ven la adversidad como temporal, específica y externa. No la toman personal ni como algo permanente.

¿Qu é tan optimista o pesimista es usted? Recuerde que esta evaluación sería al día de hoy. Porque aunque usted tenga una tendencia natural al pesimismo, si es consciente de la misma, y se convence de que no es lo deseable para usted, con voluntad, usted puede cambiar. El pesimismo y el optimismo son actitudes que se aprenden, como lo ha demostrado Seligman, profesor de la Universidad de Pensilvania, una autoridad mundial en estos temas, en su libro Optimismo aprendido

Pregunte y pregúntese:

¿Mi gente me considera un optimista o un pesimista?

¿Cuáles son las consecuencias para mí, para mi gente, para mi organización, para mi familia de esta tendencia mía?

¿Debería hacer algo al respecto? ¿Qué?

Y para terminar, un video de un minuto. A veces, los seres humanos nos comportamos así cuando estamos bajo estrés. Es un minuto y le permitirá reírse y relajarse.

Disfruten el Video