Por: Ligia Olvera 6 marzo, 2013

Se conoce como “flaming” al acto de escribir con furia, enojo, o gran frustración un mensaje de correo electrónico y enviarlo. Por algunas fracciones de segundo, luego de enviar este tipo de mensaje, usted puede sentir una gran satisfacción seguida por el pensamiento de: “Oh, no ¿Qué hice? ¿Por qué lo hice? ¿Cómo hice algo así?”.

“Flaming” traducido al español tendría el significado de incendiar o encender un fuego. De cualquier forma, lo que significa es DESASTRE.

La frecuencia de este fenómeno en las organizaciones está relacionado, según los estudiosos en comunicación, con tres elementos:

1. La informalidad de comunicaciones que se permiten vía texto o correo electrónico,

2. La velocidad de tiempo de respuesta que nos impone el ritmo actual de trabajo, que no favorece la moderación de los estados de ánimo antes de responder,

3. La falta de retroalimentación de lenguaje no verbal (seños, caras, gestos, etc.) a la que no tenemos acceso mediante la comunicación escrita.

Según los investigadores, la comunicación mediante correo electrónico fomenta la comunicación agresiva y desinhibida porque quien usa el correo electrónico está menos influenciado por el ambiente y las normas (Landry, 2000, p. 139)

Los investigadores han caracterizado a los mensajes de correo electrónico como material inflamable según una escala de gradación para caracterizarlos:

Hostil

__: __: __: __: __: __: __

No-hostil

Agresivo

__: __: __: __: __: __: __

No-agresivo

Intimida

__: __: __: __: __: __: __

No-intimida

Insulta

__: __: __: __: __: __: __

No insulta

Ofende

__: __: __: __: __: __: __

No ofende

Amigable

__: __: __: __: __: __: __

No amigable

Desinhibido

__: __: __: __: __: __: __

Inhibido

Sarcástico

__: __: __: __: __: __: __

No sarcástico

Inflamable

__: __: __: __: __: __: __

No a inflamable

Estos son ejemplos de algunos correos electrónicos inflamables:

CORREO 1

Como diablos voy a saber si nadie me lo dice???

CORREO 2

ME PUEDE MANDAR LA VERSION FINAL DE ESTO Y DECIRME A QUIEN MANDARSELO?????????????

CORREO 3

No me importa, en este momento no tengo tiempo para esta &#$@!!!!

Cuando usted esté a punto de enviar un correo enojado, frustrado o molesto, recuerde la siguiente recomendación del psicólogo Daniel Goleman, autor del término inteligencia emocional:

  1. Guarde el mensaje.
  2. Respire profundamente por lo menos 3 veces.
  3. Regrese a su correo.
  4. Piense que usted es la persona que va a recibir ese correo.
  5. Evalúe si la persona va a sentir el mensaje con un tono positivo o negativo.
  6. Revise una vez más el correo antes de mandarlo.

Tomar unos minutos extra para reflexionar su intención por una parte y el impacto por otra, puede ahorrarle a usted por lo menos dos horas de problemas y tal vez semanas de dolores de cabeza.

Así que antes de oprimir ENVIAR piense si su correo es a su comunicación organizacional algo como la gasolina al fósforo o la lluvia fresca en un día caluroso.