KENNETH WAUGH, DIRECTOR GENERAL APM TERMINALS

Director general de APM Terminals Moín, Kenneth Waugh: “En febrero del 2018 se operará al 100%”

TCM requerirá más de 500 empleados para funcionar

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Siete meses han pasado desde que se inició la construcción de la Terminal de Contenedores de Moín (TCM).

El director general de APM Terminals Moín, Kenneth Waugh, concesionaria del puerto, conversó con EF sobre los avances que reporta la obra.

En una primera etapa, se contempla la ejecución de dos fases de trabajo e implica una inversión de $663 millones. Un 66% del valor total del proyecto.

El panorama es calmo y la obra promete llegar sin contratiempos a puerto seguro.

Empezaron obras casi un mes antes de lo estipulado, el 19 de enero del 2015, ¿esto les ha permitido ir más rápido de lo estipulado en el cronograma?

Estamos a tiempo con el cronograma de construcción, no vamos más rápido pues tuvimos que reponer tiempo perdido a causa del clima. Al día de hoy se ha dragado 1,5 millones de toneladas de metros cúbicos de arena y se han construido cerca de 500 metros del camino que comunicará la terminal con la playa.

Eso es un rubro de todo lo que se contempla para esta primera fase de construcción. ¿Es esta la parte del desarrollo que requiere más tiempo?

Todo tiene su complejidad, estos primeros esfuerzos dependen mucho de lo que el clima nos permita y de la calidad del material que se va dragando. En este momento se ha avanzado mucho en el proyecto pero no es un trabajo visible, pues se ha hecho bajo la superficie del mar.

“La isla donde se construirá el proyecto está por surgir. Esto habilitará la construcción de las obras sobre la superficie y es cuando la gente va a notar la magnitud de la obra. La isla estará lista para la última semana de setiembre o dos primeras semanas de octubre. Es del tamaño del Parque Metropolitano La Sabana”.

¿Se mantienen en pie los 36 meses estimados para la conclusión de la nueva terminal?

Estamos previendo iniciar con operaciones de prueba para setiembre del 2017, y ya entrar a operar formalmente para febrero del 2018. Así está planificado y no vemos en este momento ningún evento que nos invite a modificar esa fecha.

El proyecto en su totalidad contempla el desarrollo de tres fases. ¿Cómo será la evolución de cada una de ellas?

En este momento estamos trabajando en las dos primeras fases. La conclusión de estas es lo que nos permitirá entrar en operación en el tiempo estimado.

“En ellas se incluyen construcciones que van desde la plataforma de atraque, el rompeolas, hasta las oficinas administrativas.

“El desarrollo de una tercera fase y final estará supeditada a alcanzar un movimiento de contenedores que sobrepase los dos millones de unidades o en su defecto, si esto no sucede, se habilitará antes del año 30 de concesión. Esta última fase será un complemento a la isla y aportaría tres grúas pórticas más”.

En un inicio se mencionó la contratación de 700 trabajadores para una primera etapa de construcción, ¿se mantiene el dato?

Se ha empezado a generar un flujo de contrataciones. Solo a nivel de obreros de construcción ya se contabilizan cerca de 200 trabajadores directos y unos 140 indirectos. Pero la terminal en su punto más alto de construcción llegará a contar con 800-850 operarios. Está de más decir que es claro que conforme se vayan completando las etapas ese número se irá viendo mermado.

Y ya en una fase operativa, ¿cuáles son las estimaciones de personal que mantienen?

Sí, al mismo tiempo que termine el activo operativo se empezará con la contratación de operarios para el funcionamiento de la terminal. Se empezarán a contratar desde un año antes, pues varios van a requerir de periodos extensos de entrenamiento.

“Estamos coordinando con el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) para que ellos brinden cursos que nos permitan crear ese perfil de operarios que requerimos, y así contar con la fuerza laboral necesaria al momento de inicio de operaciones. Para ese momento estaremos hablando de 500 colaboradores; un número que podría ser mayor dependiendo de los volúmenes de carga que se lleguen a manejar.”

¿Cuál es el perfil de ese operario que requerirá APM?

Son operarios para todo el movimiento de un puerto, desde quien maneja las grúas pórticas, grúas de patio, hasta choferes para los vehículos de movilización de contenedores dentro de la terminal. Se incluye a personal encargado de la movilización de carga y descarga de los buques y quienes aseguren los contenedores. Contaremos con operarios de todos los niveles.

¿Cómo califica la relación que ha mantenido APM con la comunidad en estos siete meses?

Hemos trabajado desde varios frentes. Por ejemplo, desarrollamos proyectos como el de El Caribe Emprende, que permite entrenar a proveedores para que visualicen las oportunidades de negocio que van a tener una vez que entre en operación la terminal.

“Queremos impulsar el desarrollo de programas que sean autosostenibles y que aún sin tenernos a nosotros al frente sigan generando beneficios”.

Por etapas

La construcción de la terminal se hará en tres fases; la primera de ellas contempla:

Calzada de acceso terrestre y diques de protección, incluido el revestimiento del lado del mar.

Obras de dragado para aumentar la capacidad de los barcos, de los 10 metros de profundidad se pasará a 16 o 18.

Al menos 40 hectáreas de terminal de contenedores, incluido un patio para almacenar contenedores secos y refrigerados.

Un muelle de 650 metros y 420 metros de ancho, correspondiente a dos puertos de atraque.

Instalaciones de apoyo y cubiertas que incluye desde un edificio administrativo hasta áreas de recepción y despacho de contenedores refrigerados.

Fuente APM Terminals.

Sostenbilidad y financiamiento