ECONOMÍA Y POLÍTICA

Nuevo proyecto propone sacarle brillo a Barrio Escalante

Proyecto pretende hacer del barrio capitalino una pequeña ciudad sostenible

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Galerías

Un nuevo proyecto pretende hacer de Barrio Escalante una pequeña ciudad sostenible y se espera que la idea se extienda hacia el resto de los barrios del distrito El Carmen en San José.

La idea, que fue puesta en marcha por la comunidad de Barrio Escalante en conjunto con la empresa Tandem, comenzó a ser desarrollada en junio y estará lista a finales de año.

El plan contempla cuatro ejes temáticos de mejoras que integran soluciones de parqueo, ambientales y paisaje, la pacificación vial y mejoras a la zona del tren urbano.

Los problemas de vialidad y parqueo son los que más preocupan a los vecinos, quienes buscan soluciones al caos vial que ha poblado las calles del barrio en los últimos años con el desarrollo de los polos gastronómicos.

Los planos del proyecto serán entregados en enero a la Municipalidad de San José para que sean estudiados y mejorados. De recibir el visto bueno, serían ejecutados a partir de mayo del 2017.

La intención es que el barrio sea conocido no solo por su gastronomía sino también por su cultura y calidad de vida.

Manrique Odio, presidente de la comunidad Barrio Escalante, afirmó que este es el segundo plan de mejoras que solicitan los vecinos al gobierno local.

El primero terminó en 2015 e incluyó entre otras cosas, la señalización y nomenclatura de las calles y la creación del Paseo Gastronómico La Luz.

La nueva idea fue creada bajo el concepto de “diseño colaborativo”, en el que la comunidad interviene para desarrollar el proyecto ideal de acuerdo con las necesidades del sector al que representan.

Para esta nueva etapa, uno de los principales focos de interés está en la construcción de “calles completas”, una propuesta en la que las aceras e intersecciones se encuentran por encima de las vías y se conectan en el centro.

Erick Calderón, arquitecto de Tandem, asegura que esta modalidad le da el beneficio de vía a los peatones, ciclistas y usuarios de transporte público y promueve la movilidad activa.

También se contempla la construcción de un paso peatonal que conecte Los Yoses, Dent y Escalante por el derecho de vía del Incofer, un mirador al río Torres integrado al barrio, la ampliación de aceras, la reducción de calles a un carril o carriles pequeños y cruces más seguros.

Para las construcciones, también habrá algunas modificaciones. Entre ellas, la restricción en la altura de las edificaciones, que incluyan parqueo posterior y que tengan un espacio público en el frente para uso de los vecinos.

Todas estas modificaciones deben ser antes aprobadas por la Municipalidad, ya que se requieren cambios a la normativa.

Necesidades compartidas

Las 48 cuadras que integran Barrio Escalante son hogar de al menos 500 personas que ven el barrio como algo más que gastronomía.

Para ellos, la zona es hoy un lugar tranquilo con una mezcla de cultura y arte, unido al encanto que todavía conservan sus calles.

Empero, este encanto no ha sido suficiente para mantener las casas pobladas.

La cantidad de habitantes del distrito El Carmen ha bajado 9% entre el 2000 y 2016 y bajará 7,7% más para el 2025 según estimaciones del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC), situación que también afectará al resto de barrios.

Barrio Amón, Aranjuez, California y Otoya, también sufren el éxodo que atacó a Escalante cuando muchos de sus habitantes migraron.

Pese a esto, el desarrollo gastronómico y cultural ha hecho que muchos vuelvan a interesarse por ellos, no solo para visitar sino también para vivir.

En el distrito se están construyendo al menos seis torres residenciales que ayudarían a repoblarlos,. De ahí que los vecinos incluyan en el proyecto normativas a la construcción para mejorar el ordenamiento urbano.

Para Vladimir Klotshkov, jefe del departamento de Gestión Urbana de la Municipalidad de San José, a quién le fue presentado el proyecto, lo que más se valora de estas iniciativas es que “el barrio tenga voz propia”.

Según el funcionario, existen al menos 250 sectores en las mismas condiciones que Escalante y sería ideal que cada uno pudiera desarrollar sus propuestas.

La idea es que proyectos como este sean llevados al resto de barrios del distrito.

Sin embargo, cada uno posee necesidades propias, por lo que cada proyecto debe ser desarrollado independientemente.

Por ideas como las de la comunidad Barrio Escalante, el gobierno local se muestra optimista frente a los cambios.

“Ideas como esta resultan sostenibles porque son pensadas por la gente. El hecho de que se hagan renovaciones y se les dé una mirada fresca resulta muy positivo”, concluyó Klotshkov.

Otros desarrollos

Este no es el primer proyecto de este tipo que se desarrolla en el país.

Este mismo año se creó un proyecto para 21 comunidades de bajos recursos en Curridabat promovido por el gobierno local.

Sin embargo, las comunidades atendidas tenían necesidades muy distintas a las de Escalante.

En este caso el desarrollo contempla una terminal de buses, un campo ferial, un parque y tanque de agua, centros de acopio y miradores, mejoras en las escaleras, entre otras construcciones.En total, el proyecto costará $26.000.000

De este menú, ya fue construida la primera parte en las comunidades de Miravalles y Valle del Sol en el distrito de Tirrases.

El proyecto forma parte de un convenio de cooperación en el marco del Congreso de soluciones metropolitanas para el mejoramiento de comunidades “Espacios de Dulzura Curridabat”, firmado por las municipalidades de varios cantones, entre ellos, San José, La Unión, Curridabat y Montes de Oca.

Sostenbilidad y financiamiento