NUEVO INFORME ESTADO DE LA NACIÓN

Cada trabajador de la clase alta vio crecer su ingreso mensual en ¢600.000

Se registra, además, una transformación en la relevancia de las clases sociales de ocupados: en tres décadas se contrató más personal en actividades especializadas y de administración de procesos, mientras que se contrajo el empleo en trabajos manuales (clases obreras)


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Del 2010 al 2014, cada integrante de la clase alta costarricense percibió casi ¢600.000 de ingreso mensual adicional, en promedio, mientras que los obreros agrícolas dejaron de percibir ¢5.000 colones.

En los medianos empresarios y profesionales el aumento fue de casi ¢100.000 en ese mismo período; en las clases intermedias, los pequeños propietarios y los obreros en servicios fue de ¢15.000, reveló el Estado de la Nación en su más reciente informe, dado a conocer este martes.

LEA:¿Tiene prisa? Encuentre acá lo esencial del nuevo Informe Estado de la Nación

Otra tendencia relevante mostrada por el informe es la transformación de las clases sociales de las personas ocupadas: las clases relacionadas con actividades especializadas, gestión o administración de procesos fueron las que más crecieron, mientras que las asociadas a trabajos manuales (clases obreras) se contrajeron. El primer grupo es ahora el de mayor peso relativo en el mercado laboral, explica el informe.

En el 2014, el ingreso de los medianos empresarios y profesionales duplicó el de las clases intermedias, triplicó el de los obreros en servicios, cuadruplicó el de los pequeños propietarios y quintuplicó el de los obreros agrícolas, reporta el estudio. 

Costa Rica muestra un debate fuerte con respecto a la distribución de la riqueza. En una década, el ingreso total de los hogares se hizo levemente más igualitario; el ingreso por persona no se distribuyó de manera más ni menos desigual (la desigualdad no varió); y el ingreso laboral (salarios y otros) sí se concentró más en menos trabajadores.

LEA:¿Realmente aumentó la desigualdad en la última década en Costa Rica?

La escolaridad

Otros indicadores que explican la pobreza y las brechas de ingresos de las personas ocupadas según clase social son los años de educación y el porcentaje que completó la educación secundaria.

Los medianos empresarios y profesionales muestran las cifras más favorables, pues en 2014 casi todos ellos habían terminado ese nivel educativo. Por su parte, como contraste, los obreros agrícolas registraron menos del 10% de completación de la secundaria.

Lo positivo es que la proporción de acupados con secundaria completa aumentó en todos los grupos y el avance fue mayor entre 2001 y 2014.

Sin embargo, advierte el Estado de la Nación, la mayoría de las clases sociales se mantiene por debajo del promedio nacional (46%). En las clases obreras (excepto la agrícola) solo una cuarta parte de sus integrantes tiene secundaria completa. 

Si quiere saber más sobre el nuevo Informe Estado de la Nación, le recomendamos lo siguiente:

Sostenbilidad y financiamiento