Gobierno planea unificar sistemas de compras públicas

Se espera una directriz legal directa de la Presidencia para que se utilice una sola plataforma

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos

index

Una vez más, el Gobierno apuesta por unificar todas las compras públicas de las instituciones del Estado, las autónomas y municipalidades en una sola plataforma tecnológica.

Esa es una idea que arrastra el país por casi una década y de nuevo surge una intención para lograrlo. La diferencia es que en esta oportunidad hay un impulso directo de la presidenta de la República, Laura Chinchilla.

La mandataria formó una comisión de compras públicas que defina los pasos a seguir para utilizar un solo sistema digital.

Incluso los Notables hicieron esa misma recomendación.

Los miembros de la comisión de compras están cocinando la propuesta de la Presidenta y están puliendo los ingredientes para entregársela en pocos días. Una opción sería hacer el cambio mediante un decreto ejecutivo.

La directora de la Secretaría Técnica del Gobierno Digital, Alicia Avendaño, integrante de la comisión y encargada de Mer-Link, dice que es urgente tomar la decisión en un corto plazo; de lo contrario, será difícil lograrlo.

Uno de los planteamientos más fuertes es utilizar Mer-Link como sistema único. Esta es una plataforma inspirada en el sistema de compras públicas de Corea del Sur, que ha sido utilizada por el ICE y es empleada por el 20% del total de las instituciones del país.

Su principal ventaja es que permite realizar a una institución el proceso completo de compras en línea, con ayuda de la firma digital.

Según una reciente encuesta realizada a 218 entidades por el viceministerio de Telecomunicaciones, el 63% de las compras por esta vía la hacen las municipalidades.

El otro sistema fuerte es CompraRed, diseñado por empresas privadas y utilizado por el Ministerio de Hacienda.

Según ese mismo estudio, el 82% de quienes lo emplean son ministerios y entidades adscritas.

CompraRed fue el primer sistema de compras públicas del país. Se estableció en el 2000.

El viceministro de Telecomunicaciones, Rowland Espinoza, miembro también de la comisión, dice que la intención es evitar la dispersión en el sistema de compras y avanzar todo lo que se pueda en la digitalización.

“Al digitalizar todo, los costos para el Estado serán mucho menores y habrá más transparencia”, dijo.

Muchos sistemas

El panorama se complica más en el país, porque el aparato estatal utiliza al menos 15 sistemas distintos, muchos de ellos, creados por las propias entidades.

Algunas entidades incluso mezclan los sistemas o usan un método de papel con uno digital.

Además, en algunos casos no hay homologación de requisitos, los procesos no son transparentes y los sistemas no permiten una comparación veraz de los precios.

Para el Viceministro, esto ocurre porque el marco jurídico del país es amplio y permite que las entidades deciden por la libre. “Hay libertad operativa y el margen de maniobra es muy amplio. Esto ha ocurrido porque no ha habido antes una directriz clara para cambiarlo”, afirmó.

Avendaño coincide en que esto es un desperdicio de recursos.

“Son puros parches que no reflejan todo el potencial digital, es un desperdicio porque cada institución hace su sistema, invierte en licencias y desarrollo”, añadió Espinoza.

La mitad lo hace vía papel

Lo que más preocupa a las autoridades es que según la encuesta del Viceministerio de Telecomunicaciones, cuatro de cada 10 de las entidades consultadas siguen usando la vía tradicional del papel para sus compras.

El 25% combina el papel con otro sistema.

De acuerdo con Espinoza, tal estilo genera poca transparencia. “Hay lentitud, exceso de burocracia y un impacto negativo en el volumen de papel que se usa, es poco amigable con el ambiente”, expresó.

Avendaño también opina que el uso del papel reduce la transparencia en los procesos. “Se maneja el esquema de invitar a ciertas empresas y otras no”.

El reto del Gobierno será convencer a las entidades de dejar atrás el papel y darles las herramientas tecnológicas para dar al salto al mundo digital en el babélico mundo de las compras públicas... a la buena o por la fuerza.

Varios sistemas

Mer-Link: Banco Central, Banco Nacional de Costa Rica, Defensoría de los Habitantes, ICE, ICT, Icafe, IMAS, municipalidades como Alajuelita, Belén, Carrillo, Corredores y Grecia, y Sistema de Emergencias 9-1-1, entre otros.

CompraRed: CCSS, Centro Costarricense de Producción Cinematográfica, Centro Cultural e Histórico José Figueres Ferrer, Centro Nacional de la Música, Cosevi, Consejo de Transporte Público, Consejo Nacional de Concesiones, Consejo Nacional de la Persona Adulta Mayor, Consejo Nacional de Vialidad, Migración y Extranjería, Servicio Civil, Archivo Nacional, Dirección Nacional de Desarrollo de la Comunidad, Fonabe y Imprenta Nacional, entre otros.

Sistema Integrado Administrativo Enterprise: Cuerpo de Bomberos.

BCR tecnologías: Banco de Costa Rica.

SISA: Aviación Civil.

ERP (Gestión interna): Promotora del Comercio Exterior de Costa Rica (Procomer).

Sistema SIAC de la Contraloría : Instituto Nacional de Estadística y Censos. (La Contraloría aclara que este sistema es para registro de información, no para compras)

Fox Pro: Municipalidad de Liberia.

Docmanager: Ente Costarricense de Acreditación.

HP-UX: Asamblea Legislativa

Sistema Integrado Municipal: Municipalidad de San Carlos.

Plataforma Microsoft: Ministerio de Justicia y Paz.

SIACO: Compañía Nacional de Fuerza y Luz, S.A.

SIAF: Junta de Protección Social

Wizdom: Corporación Arrocera Nacional, Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico.

Fuente Ministerio de Telecomunicaciones.

Sostenbilidad y financiamiento