ENTE SEÑALÓ QUE URGE TOMAR ACCIONES DE INMEDIATO PARA DESACELERAR EGRESOS

Contraloría ve 'inaplazable' frenar el gasto primario del Gobierno Central

Deuda del sector público creció un 11,4% en el 2014 con respecto al 2013.


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La Contraloría General de la República (CGR) presentó este lunes su memoria anual del 2014 con la advertencia de que se deben empezar a tomar medidas ya para evitar una crisis fiscal en el futuro cercano.

La primera advertencia que hizo el ente contralor en materia de las finanzas estatales fue que el Gobierno debe frenar el gasto primario.

Este se centra en las remuneraciones, pensiones y subvenciones con cargo al presupuesto.

En su informe, la CGR destacó que el desequilibrio fiscal que vive el país se genera primordialmente por el descontrol en los gastos del aparato público.

A diciembre del 2014, el déficit fiscal cerró en un 5,7% del PIB.

Durante el año pasado la deuda del sector público aumentó un 11,4% con respecto al 2013 para situarse en el orden de los ¢15.125.183 millones.

Otra luz de alerta que enciende la CGR es que en el 2014 se financieron gastos corrientes con endeudamiento por un monto equivalente al 4% del PIB, en claro incumplimiento de la Ley de la Administración Financiera de la República y Presupuestos Públicos.

Recomendaciones

La contralora Marta Acosta indicó que en ese contexto de presión fiscal en el que el aumento de los ingresos del Estado vía recaudación fiscal es incierto y difícil de concretar, es importante indentificar espacios de mejora en la administración pública para incrementar los resultados obtenidos con los mismos recursos.

Reiteró que la CGR ha venido insistiendo en medidas de ese tipo desde hace varios meses, como recortar el presupuesto en el 5% que históricamente se queda sin ejecutar, pero sin que tales llamadas de atención hayan caído en terreno fértil aún.

Por el lado del gasto, según Acosta, se requiere revisar los programas públicos que ya no están generado resultados y revisar el empleo público de forma integral, fijándose en las remuneraciones pero, además, cómo se contrata, capacita y evalúa a los empleados públicos.

Las pensiones con cargo al presupuesto también causan alarma a la CGR.

"El gasto devengado por los regímenes de pensiones ascendió a más de ¢705.000 millones y la recaudación por concepto de contribuciones sociales fue de ¢50.000 millones y ese hueco tan grande lo asume el Estado", subrayó la jerarca. 

Para la contralora el recorte de ¢61.000 millones que propuso el Ministerio de Hacienda en el presupuesto del 2015 no es una medida suficiente para hacerle frente a la situación.

"Hacen falta medidas estructurales", advirtió Acosta.

Por el lado de los ingreso, la jerarca cree que urge revisar la evasión fiscal, las exoneraciones, que ascienden a un 6% del PIB, y dotar a la administración tributaria de sistemas efectivos de inteligencia.

Sostenbilidad y financiamiento