Costa Rica tiene poco control sobre la cooperación internacional que recibe

En otros países existe una única oficina por la cual se canalizan la mayoría de los recursos, pero en Costa Rica no existe esta figura.


  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

Del 2000 al 2010  Costa Rica recibió $6.483,5 millones en cooperación internacional que ingresó directamente al Gobierno (alrededor del 16% del producto interno bruto). Sin embargo,  no existe un único registro de los préstamos y donaciones que ingresaron por vía regional o por organizaciones privadas,  corriendo el riesgo de que sean proyectos que no estén alineados con las necesidades del país. 

La cooperación internacional puede ser reembolsable (préstamo) o técnica / financiera no reembolsable (donación). En ambos casos, puede ser coordinada directamente con el Gobierno, con organismos regionales o con organizaciones y empresas del sector privado.

En el primer caso el Ministerio de Planificación  (Mideplan) es el encargado de analizar cada proyecto y asegurar que esté alineado con el Plan Nacional de Desarrollo,  explicó Saskia Rodríguez, directora de cooperación internacional. Además, la gestión externa del préstamo o donación corre por cuenta de la Cancillería de la República. Si son cooperaciones reembolsables, deben pasar además por la Asamblea Legislativa.

No obstante, la  cooperación que llega a Centroamérica como bloque es coordinada en su mayoría por el Sistema de Integración Centroamericana (SICA)  y no está en la obligación de reportar a Mideplan ni montos ni objetivos. Además, los recursos se brindan en bloque y no es posible saber cuánto de cada proyecto llega al país.

Rodríguez comentó que esta situación puede provocar que de dupliquen esfuerzos o se realicen proyectos innecesarios.

Se suma además   aquellos proyectos que se coordinan directamente con organizaciones puntuales o empresas privadas, quienes tampoco están en el deber de reportar a Mideplan, o a alguna otra entidad que no sea la prestataria o donadora, sus avances y distribución de recursos.

Sumando   solo la cooperación otorgada por la Unión Europea  para proyectos regionales y privados,  a Costa Rica llegarán al menos 70 millones de euros en el lapso 2002-2014, recursos sobre los cuales solo tienen conocimiento los donadores y los receptores y que responden a necesidades de quienes hicieron la gestión, pero no necesariamente sobre las prioridades país.

En otros países existe una única oficina por la cual se canalizan la mayoría de los recursos, no solo los que administra el Gobierno, pero en Costa Rica no existe esta figura. Rodríguez consideró necesario una entidad de este tipo que al menos lleve un registro de los números.

Mideplan planea en el mediano plazo ofrecerle alianzas al sector privado para que reporten los recursos de cooperación que reciban. "Está en planes, pero hay que darle forma, pues también debe beneficiar al empresario", comentó Rodríguez.

El caso de la Unión Europea

En el lapso 2002-2016 la  Unión Europea ha otorgado u otorgará al Gobierno de Costa Rica 63,8 millones de euros  en programas de cooperación desarrollados directamente en el país, de acuerdo con datos suministrados por la Delegación de la Unión Europea en Costa Rica. En este caso, tanto la Unión Europea como Mideplan conocen el desglose de cada proyecto y las acciones implementadas.

Además, en el mismo lapso la proyección es que,  de toda la cooperación para Centroamérica, 65,5 millones de euros llegarán a Costa Rica.  Sin embargo, pese a que se tiene el detalle de los proyectos que integran al país, ni la misma Delegación sabe cuánto específicamente corresponde para los ticos por proyecto.

En cuanto a proyectos específicos, una parte pasa por la Delegación y otra se coordina con otras ramas de la Unión Europea.

Por ejemplo, los registros de la Delegación reportan recursos por al menos 2,8 millones de euros para el lapso 2009-2015, sin contar aquellas iniciativas que se desarrollan a nivel regional.

Pero se deben sumar, por ejemplo, otros proyectos como Al Invest, que solo en su cuarta etapa (2009-2012) colocó 2,3 millones de euros en la Cámara de Exportadores (Cadexco). Esta iniciativa se coordina con otra entidad diferente a la Delegación, pues se trata de un programa regional.

Pese a que la Unión Europea ejerce control sobre los recursos, las   organizaciones receptoras no siempre llevan el registro. Por ejemplo, para la tercera etapa de Al Invest (2004-2007) las entidades receptoras en Costa Rica fueron Cadexco, la Cámara de Comercio y la Cámara de Industrias. Mónica Segnini, presidenta de Cadexco, informó que no cuentan con los registros de esta fase.

De acuerdo con la Memoria Anual del 2009 de la Contraloría General de la República, Costa Rica no cuenta con una Ley dedicada a regular la cooperación, pese al flujo importante de recursos.

"Buena parte del éxito que pueda tener a futuro la gestión de cooperación internacional está asociado a mayor eficiencia en todas las etapas que constituyen la actividad de cooperación: (...) evaluación de proyectos prioritarios, diseños de mecanismos de administración, sistemas de gestión de recursos y monitoreo (...)", señaló el ente contralor.

INCLUYA SU COMENTARIO