Vendedores se convierten en la principal ocupación en Costa Rica

Registro de ocupaciones muestra esta actividad como la más extendida en la fuerza laboral nacional

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Se decía que Costa Rica era un país de agricultores, con más maestros que soldados.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) del último censo obligan a actualizar esa visión bucólica.

En realidad, se pueden percibir más maestros (4,5%) que encargados de seguridad (3,9%), pero con más vendedores que educadores.

Por cada diez costarricenses, hay uno que se gana la vida como vendedor. La categoría de vendedores es la que, en la llamada clasificación de dos digitos, obtiene el primer lugar, con un 10,7%, lo que implica que en ella se ubican 178.927 costarricenses.

Se trata de las personas que se ganan la vida con ventas por teléfono, puerta a puerta, cajeros, demostradores en tiendas, comerciantes y propietarios de tiendas, entre otros.

Sin embargo, no incluye a todos los que tienen relación con el intercambio de productos.

La clasificación de ocupaciones de Costa Rica del INEC especifica que no incluyen gerentes, propietarios de grandes comercios, profesionales en el área de ventas técnicas en campos como TIC, médicas y técnicas, representantes comerciales y de seguros, finanzas y agentes de ventas, así como vendedores ambulantes, lo que aumentaría esta cantidad.

Así, casi podríamos parafrasear al expresidente uruguayo Julio María Sanguinetti para decir: “Donde haya un costarricense, esté donde esté, hay un vendedor”.

En segundo lugar, entre las ocupaciones más registradas, aparecen los peones agropecuarios y forestales, con un 9%.

En este rubro se incluyen los que plantan cultivos, los recogen, cargan y descargan o los clasifican y envasan.

El tercer puesto es para los limpiadores y asistentes de limpieza, con un 6,9%.

En este top ten de ocupaciones, llama la atención que los puestos con un perfil técnico aparecen únicamente en la posición 5, con los profesionales de nivel medio en operaciones financieras, administrativas, matemáticas y estadística, con un 4,9%.

Por su parte, los puestos vinculados a actividades profesionales científicas e intelectuales solo aparecen en el puesto 7, con los profesionales de la enseñanza, con un 4,4%.

Cambio del modelo

Las cifras de las principales ocupaciones de los costarricenses permiten identificar el paso de la sociedad rural que caracterizó al país con su modelo agroexportador, a una nueva economía que procura sustentarse en el comercio global y los servicios.

De hecho, la suma de los puestos con un perfil de servicios suman un 20,1%, superando las ocupaciones relacionadas con la agricultura, que suman un 13,5% del total de los registrados.

Es decir, los vendedores, trabajadores que laboran en servicios personales, en servicios de protección y vigilancia y en cuidados personales superan a los que tienen relación con el campo y sus productos.

Sin embargo, los criterios de clasificación hacen que los peones agropecuarios se ubiquen dentro del rango de ocupaciones elementales. Si se sigue este criterio, el agro se queda solo con un 4,5% y las ocupaciones elementales se convierten en la categoría más prominete, con un 25,6%.

En tercer lugar se ubicarían los profesionales vinculados a campos científicos e intelectuales, con un 15,7%.

Posteriormente, aparecerían los técnicos y profesionales de nivel medio, con un 10%.

Justamente, el sector empresarial alza la voz para solicitar que se generen más graduados en carreras técnicas, ya que se calcula que para el 2014, las empresas de alta tecnología requerirán 16.000 técnicos.

En medio de esta recopilación, se destacan los operadores (8,8%) y el personal de apoyo administrativo (7,8%).

¿Y los directores y gerentes? apenas representan un 1,5% de la fuerza laboral; es decir, 24.869 personas.

Leyendo el ranking

Los datos muestran que el panorama laboral pareciera mantener tendencias que se habían insinuado en el mercado laboral costarricense.

Se están configurando dos mundos, el de los puestos técnicos y profesionales, competitivo pero que parece no dar abasto, y otro de ocupaciones elementales, en el que se concentran problemas como bajos ingresos y desempleo. (Ver “Un país con dos mundos laborales, EF, edición 820, junio del 2011).

Esa tendencia se afianza junto con el deterioro del esquema agrícola y el fortalecimiento del sector de servicios. Pero atención, que la demanda de la mano de obra especializada podría convertirse en el factor que más atente contra esta transformación.

Entretanto, una mayoría de los ticos se procura su alimento mediante la venta.

Un BEBBBtop tenFIBBB de puestos

De los 1.674.275 costarricenses que representan los ocupados.

Ocupación Casos Porcentaje
Vendedores178.92710,7
Peones agropecuarios y forestales151.1889,0
Limpiadores, y asistentes de limpieza115.6756,9
Conductores de vehículos y maquinaria pesada102.1306,1
Profesionales de nivel medio, finanzas, administración82.7754,9
Trabajadores de servicios personales75.6274,5
Profesionales de la enseñanza73.4554,4
Agricultores y trabajadores calificados69.6404,2
Personal de servicios de protección65.6323,9
Oficiales y operarios construcción, excluyendo electricistas65.0913,9
Sostenbilidad y financiamiento