REVISIÓN DE LOS DIRECTORIOS DE LA ASAMBLEA LEGISLATIVA DESDE 1953

Directorio Legislativo suele ser de hombres, josefinos y liberacionistas


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La principal mesa de la Asamblea Legislativa es un espacio dominado por hombres, liberacionistas y josefinos.

A menos de una semana de la elección del primero de mayo que define quiénes dibujarán la trayectoria y los debates del Congreso costarricense, los legisladores se asoman a brechas históricas territoriales, de género y partidarias para la votación del nuevo Directorio Legislativo.

LEA: Nueva fecha de discurso presidencial rompe 130 años de tradición en la Asamblea Legislativa

Los datos se desprenden de una recopilación del Centro de Información Estadística del Departamento de Servicios Bibliotecarios de la Asamblea Legislativa, desarrollada por Édgar Enrique Coto y actualizada por EF para el período 1953-2016. 

Mujeres en el Directorio: la brecha pendiente

Los registros relacionados con la participación femenina continúan mostrando las sombras de un camino lento y de altibajos para la participación igualitaria en la política nacional. De los 888 costarricenses que han alcanzado una curul entre 1953 y el 2014 apenas 143 (un 16% del total) fueron mujeres. El dato es similar, si se compara con la participación en el Directorio, donde la incorporación histórica de la mujer alcanza solo un 19,6%.

Entre las curules de la mesa principal del Plenario, la más difícil de alcanzar para una mujer es la silla presidencial. Entre los 63 nombramientos registrados desde 1953, solo dos (un 3,17%) correspondieron a mujeres.

La última mujer que presidió el Congreso (Rina Contreras) lo hizo en el año 2000, bajo la bandera socialcristiana. A Contreras le tomó catorce años conseguir que una mujer volviera a ocupar la curul más importante del Plenario, luego de que Rosemary Karspinksy llegara a la silla presidencial en 1986 por el Partido Liberación Nacional.

Los otros cargos dan mayores probabilidades para la participación femenina, aunque tampoco muy alentadores. Las mayores oportunidades de ocupar un puesto en el Directorio para una mujer se encuentran en los cargos de la vicepresidencia o la segunda secretaría, donde las mujeres no sobrepasan un 22,2% de participación histórica.

Si se trata de representación territorial, los josefinos también dominan la participación en el Directorio para los cargos más importantes. Un 71% (45 de los 63) de los presidentes del Congreso representaban a la provincia josefina. Es un porcentaje, como mínimo, dos veces mayor al registro de participación de josefinos en las secretarías del Congreso, donde no se supera un 33% de participación capitalina.

Directorio teñido de verde

Los Directorios Legislativos también han estado tradicionalmente ocupados por liberacionistas que han tenido su principal participación en la presidencia y en las dos secretarias de la Asamblea.

De los 378 diputados que han ocupado las curules del directorio, 241 han sido liberacionistas (un 63,7%). Se necesitarían más de dos veces la representación del Partido Unidad Social Cristiana, del Partido Republicano Nacional y de Coalición Unidad juntas para para alcanzar esa paticipación en el Directorio (23,8%).

Sostenbilidad y financiamiento