Desempleo en Costa Rica se mantiene en 10,4%

Cifra es igual que el segundo trimestre del 2012, según Encuesta Continua del INEC 


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La tasa de desempleo para el segundo trimestre del 2013 se mantuvo en 10,4%, igual que en el mismo periodo del 2012.

Se trata de 233 mil personas sin trabajo, según la Encuesta Continua de Empleo del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). Mientras tanto, la tasa de ocupación está en 56,1%.

Gran parte de los desempleados son jóvenes entre 15 y 24 años de edad, los cuales presentan una tasa de desempleo del 21,8%.

Si los clasificamos por nivel educativo, la mayor parte (31,1%) ha alcanzado la secundaria incompleta, seguido por las personas que completaron la educación primaria (26,4%). Mientras tanto, los que tienen estudios superiores (con o sin título) representaron cerca del 18%.

Para este segundo trimestre del 2013 se encontraban 153 mil personas desempleadas que residen en la zona urbana, con una tasa de desempleo de 10,6% y 80 mil personas en la zona rural con una tasa de desempleo de 10,1%.

Según el INEC, la población desempleada masculina para el segundo trimestre del 2013 fue de 120 mil hombres, aún cuando se percibió un ligero aumento de un año a otro, no fue suficiente para que se generara un cambio estadístico en la tasa de desempleo masculina, siendo para este trimestre de 8,8%.

La tasa de desempleo femenina fue de 13,5% para el segundo trimestre del 2013, por lo que las mujeres se sitúan siempre en un mayor nivel de desempleo que los hombres. Aún así, la brecha entre la tasa de desempleo de hombres y mujeres disminuyó en 1 punto porcentual comparado al año anterior.

Subempleo

Para el segundo trimestre de este año, el subempleo alcanzó 13% de las personas ocupadas, este porcentaje aumentó respecto al mismo trimestre del 2012 en 1,6 puntos porcentuales, lo que cual se asocia con el incremento de la población que trabaja menos de 40 horas por semana asalariada (70 mil personas) e independiente (21 mil personas).

Se presenta una importante diferencia en el nivel de subempleo entre asalariados e independientes, siendo este porcentaje 10,6% y 19,8% respectivamente.

En las mujeres, al igual que el desempleo, se observan mayores niveles de subempleo que para los hombres, 17,7% y 10,3% respectivamente.

El porcentaje de subempleo de las mujeres aumentó en 3,1 puntos porcentuales en este trimestre, lo que denota que gran parte del incremento de las mujeres que trabajan en jornadas inferiores a las 40 horas por semana (50 mil personas asalariadas) fue involuntario.

Por zona de residencia, fue en las personas residentes en el área urbana que se incrementó interanualmente el subempleo, lo que se estima en 11,6% de la población ocupada y con un aumento de 1,9 puntos porcentuales.

En contraste, aunque en la zona rural aumentó la ocupación para este segundo trimestre, el porcentaje de subempleo se mantuvo en 15,6%.

En el segundo trimestre del 2013, las personas ocupadas que buscaron otro trabajo fueron 201 mil.

La presión general sobre el mercado laboral fue de 19,5%, lo que expresa que de cada 100 personas en la fuerza de trabajo, 19 entre ocupadas y desempleadas buscaron trabajo.

Las mujeres mostraron una mayor presión sobre el mercado en este segundo trimestre del año, con una tasa de presión general de 21,6% mientras que para los hombres fue de 18,1%. A nivel nacional, como por sexo, la presión general sobre el mercado laboral mantuvo el mismo comportamiento mostrado el año anterior.

Desempleo ampliado

Al desempleo se le suma la población fuera de la fuerza de trabajo disponible para trabajar desalentada como parte de la fuerza de trabajo y de la población desempleada, la que para el segundo trimestre del 2013 fue de 48 mil personas. Por su parte, la tasa de desempleo ampliado se estimó en 12,3%, mismo nivel estimado para el segundo trimestre del 2012.

La evolución de este indicador hasta el segundo trimestre del 2013 muestra un nivel alrededor de 12%, aproximadamente 2 puntos porcentuales mayor a la tasa de desempleo abierto y siguiendo la misma tendencia de esta última. Esto se debe a que la población fuera de la fuerza de trabajo desalentada se ha mantenido relativamente estable, cerca de 45 mil personas en el periodo. Por sexo, para la población masculina la tasa de desempleo ampliado fue 10,1% y para la población femenina 15,8%.

Principales actividades

Al comparar los niveles de ocupación en el segundo trimestre del 2013, las principales ramas de actividad económica fueron comercio y reparación de vehículos, agricultura, ganadería y pesca, enseñanza y salud y las actividades de la industria manufacturera.

A nivel nacional se incrementaron los ocupados de la rama de comercio y reparación de vehículos (57 mil personas), sobre todo para el sector masculino.

También se dio un aumento de la ocupación en las actividades de transporte y almacenamiento (23 mil personas), mientras que disminuyó en las actividades de hogares como empleadores (22 mil personas).

En la zona urbana, las actividades de construcción y de industria manufacturera, disminuyeron en 40 mil ocupados. El incremento de la población ocupada en la zona urbana se registró en las actividades de comercio y reparación, transporte y almacenamiento, en tanto las actividades profesionales y administrativas de apoyo disminuyeron.

En cuanto a la zona rural, mejora el empleo en el sector secundario, así como el sector de comercio y servicios. Esto ocurre principalmente por el aumento de las actividades de construcción, de hoteles y restaurantes y profesionales y administrativas de apoyo.

Sostenbilidad y financiamiento