MINISTERIO CONSIGUE DISMINUIR FENÓMENO EN SECUNDARIA EN 0,2 PUNTOS PORCENTUALES

MEP: Exclusión estudiantil baja en todos los niveles educativos

Cifra de estudiantes que abandonan las aulas baja, pero no logra recuperar caída del 2015


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La exclusión estudiantil afectó a 2.341 jóvenes y niños menos que en el año pasado.

La disminución, alcanzada en todos los niveles educativos, permite al MEP obtener el menor porcentaje de exclusión de la última década para el primer y el segundo ciclo de primaria.

El Ministerio también anota un mejor resultado en los porcentajes de abandono de estudios para secundaria (se redujo de 4,4% en el 2015 a 4,2% este año). Es una caída positiva, aunque insuficiente para resolver el retroceso que experimentó el indicador, cuando la exclusión pasó del mínimo histórico de 3,8% en el 2014 a un 4,4% en el 2015.

El MEP liga los resultados a una estrategia de coordinación con el Patronato Nacional de la Infancia, los Cen Cinais, el otorgamiento de becas y la apertura de comedores escolares en períodos de vacaciones. Sin embargo, la cartera resalta que la coordinación interna y el empoderamiento de funcionarios para adaptar las estrategias en contra de la exclusión configuraron la clave para bajar la incidencia del fenómeno. 

"Un logro del 2016 es que hemos colocado esta lucha en una preocupación central de los docentes. Ya no es un tema en una lista: es una alerta roja para los colegios" señaló la Ministra de Educación Sonia Marta Mora quien resaltó que en los colegios atendidos por la estrategia Yo me apunto (el programa del MEP para reducir el fenómeno) la exclusión bajó tres veces más que en el resto del país. 

Para Mora, los resultados positivos radican en que los centros educativos brindan ahora tanta importancia a los indicadores de la exclusión, como lo hacían antes con los datos relativos a la promoción del bachillerato. Así, dicen haber adaptado las estrategias de reducción del fenómeno a cada una de las direcciones regionales, donde se registran problemáticas distintas que alejan a los jóvenes de los estudios.

"Las causas de exclusión son múltiples. Hay colegios donde el factor de la violencia es importante, en otros el factor socieconómico, etcétera. Gracias a la estrategia vamos a facilitar la investigación del fenómeno" resaltó Mora.

Quizás la Dirección Regional donde se observan las principales mejoras en la deserción sea la de Cañas en Guanacaste. Allí, coindidente con la reducción de la pobreza de la región Chorotega, la deserción se redujo en más de la mitad, pasando de un 6,3% a un 2,9%.

Para Lisbeth Arce, jefa del Departamento de Servicios Administrativos y Financieros de la Dirección Regional de Cañas, el fenómeno está relacionado con el empoderamiento de funcionarios, que se mantienen atentos a las señales de alarma que brinda cualquier estudiante acerca de dejar los salones de clase.

La ministra de educación, Sonia Marta Mora, coincide en su enfoque.

"En un discurso típico de un director educativo en un colegio, el director habla de la promoción de bachillerato, pero ahora también habla de exclusión. Le da la misma importancia. Para el equipo de Yo me Apunto el éxito conseguido está en el nivel de visibilidad que se le ha dado al tema" rescató la jerarca.

Mora resaltó que es fundamental que el país impulse del desarrollo de estadísticas e investigaciones que permitan detectar los principales factores relacionados a la exclusión a nivel regional: reto pendiente para el cual asegura que se están generando los primeros datos.

La exclusión escolar es un fenómeno que afectó a 17.832 estudiantes después de las vacaciones del 2016. La mayor parte de ellos se concentra en el III ciclo y en la Educación Diversificada, donde 15.262 jóvenes dejan de asistir a los colegios (un 4,2% de los estudiantes de colegios).

Sostenbilidad y financiamiento