Comex busca IED menos compleja

En conjunto con Cinde, la cartera espera reducir el desempleo entre trabajadores menos preparados

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /economia-y-politica/IED-Comex-Cinde-manufactura-empleo-Plan_Nacional_de_Desarrollo-Luis_Guillermo_Solis-Alexander_Mora-Jorge_Sequeira_ELFCHA20141206_0002_5.jpg
    326x204
    Gráfico: Servicios mandan en IED
    / 06 DIC 2014

index

La estrategia de atracción de Inversión Extranjera Directa (IED) dará un giro a partir del 2015.

Hasta ahora el plan de trabajo de la Coalición de Iniciativas para el Desarrollo (Cinde) se ha basado en la atracción de IED en servicios y manufactura avanzada.

No obstante, en acuerdo con el Ministerio de Comercio Exterior (Comex), la Coalición dará mayor énfasis a partir del próximo año a la conquista de empresas transnacionales enfocadas en sectores de manufactura liviana y media, tecnologías limpias, industria alimentaria y agroindustria.

La idea es que sean firmas dispuestas a instalarse fuera de la Gran Área Metropolitana (GAM) para generar más empleo en zonas deprimidas económicamente y con prioridad para jóvenes y mujeres.

Según la Encuesta Nacional de Hogares (Enaho) del 2013, mientras en la zona urbana la tasa de desempleo es de 8,5% en la zona rural llega a 9%.

La encuesta también reveló que en hombres la tasa de desempleo es de 7% y en mujeres de 10,8%.

En tanto que el desempleo alcanza a un 19,7% de las personas entre 15 y 24 años.

Generación masiva de empleo

La situación para esos sectores empeora al ser también los que componen el grueso de la población sin educación universitaria ni formación técnica de punta.

El programa Estado de la Nación, en su vigésimo informe presentado en noviembre pasado, reiteró que la brecha en educación, así como las fallas en los procesos de encadenamientos productivos, hacen que escaseen los casos de movilidad de trabajadores entre las actividades de la vieja economía, ligada al sector agrícola, construcción y sector industrial tradicional, y la nueva economía, enfocada en servicios, finanzas y en actividades más especializadas de manufactura.

Mientras en la vieja economía el 68,2% de los trabajadores tiene únicamente educación básica incompleta, en la nueva economía ese porcentaje se reduce a un 39,5%.

El vigésimo informe también dio a conocer que en el 2013 creció la brecha entre los ingresos que perciben los trabajadores de la vieja y de la nueva economía, con diferencias de hasta ¢200.000 en los salarios promedio de cada sector.

Ante esta situación de desempleo y desigualdad el gobierno del presidente Luis Guillermo Solís se planteó la meta de aumentar la atracción de IED de manufactura liviana y media, con el objetivo de generar masivamente empleos para los sectores y las zonas del país menos favorecidas por el modelo de desarrollo vigente. Este se ha concentrado en las exportaciones y en la llegada de empresas de alta tecnología.

Metas y cifras para el 2015

El objetivo del Ministerio de Comercio Exterior (Comex) es generar en el 2015 al menos 16.000 empleos con la atracción de IED.

De ese total, la cartera apuesta por que por lo menos 8.000 puestos de trabajo sean para las personas con formación técnica y educativa más débil.

Alexánder Mora, ministro de Comex, explicó que el grueso de empleos se crearía en el sector de servicios de apoyo.

Sin embargo, la meta de creación de empleos se queda corta con respecto a las necesidades de l país.

El Estado de la Nación señala que entre el 2012 y el 2013 la vieja economía perdió 22.000 puestos de trabajo; la disminución se focalizó en el sector agroexportador tradicional, uno de los que Comex y Cinde pretenden reforzar con la llegada de más IED.

Mora dijo que con este objetivo Comex giró a la Coalición instrucciones para que destine los $1,5 millones que recibirá el año próximo de parte del Gobierno a financiar la búsqueda de empresas dedicadas a la manufactura liviana y media.

Países vecinos: otra barrera

De la mano con la meta de reponer los puestos perdidos de trabajo poco calificado y de crear empleos adicionales, viene el reto para Comex y Cinde de ganarles a los países vecinos de Centroamérica y el Caribe en la carrera por atraer IED en los mismos sectores.

Ambas entidades afirman que Costa Rica compite por IED contra otras regiones y en niveles distintos a los de Centroamérica, empero, los datos revelan que la brecha se acorta cuando se compara al país con Panamá y Nicaragua.

Por ejemplo, según Cinde en el 2012 la IED en el sector de servicios creció en Costa Rica un 75%, en Nicaragua un 54% y en Panamá un 99%.

En lo que a manufactura respecta, durante el mismo periodo la inversión foránea en Costa Rica creció un 25,4%, en Nicaragua un 23,4% y en Panamá un 1,2%; en el caso del país el crecimiento se centró en manufactura avanzada, destacó Cinde.

La especialización de mano de obra por la que apostó el país desde hace dos décadas vaticina que a la agencia de promoción de inversiones no le será fácil arrebatarle a los vecinos inversiones en áreas a las que Costa Rica no vuelve su mirada desde hace tiempo y en las que ellos se han especializado, principalmente en el campo agrícola.

Jorge Sequeira, director ejecutivo de Cinde, alegó que el énfasis en la atracción de manufactura liviana y media se refuerza con un análisis de potencial hecho por la entidad, en el que se identificó que el país tiene verdaderas oportunidades en esos nichos.

Alexander Mora por su parte, agregó que la calidad avanzada de la mano de obra nacional será el principal gancho que usarán el Gobierno y Cinde para acometer la tarea.

El jerarca sí reconoció que el país debe mejorar en aspectos de competitividad, como en infraestructura de transporte y costo de la energía eléctrica, si desea ser atractivo para un tipo de IED que no era prioritaria en su radar.

Sostenbilidad y financiamiento