APROBACIÓN DE LA GESTIÓN DE LOS PRESIDENTES CAE DESDE EL 2008

Solís llega a tercer año de gobierno mejor evaluado que Chinchilla

Datos con encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos CIEP


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

Luis Guillermo Solís llega a su tercer año como Presidente de la República con una percepción más positiva de la que tenía Laura Chinchilla al cierre de su tercer periodo.

En comparación con la medición del primer trimestre del tercer año de la administración Chinchilla Miranda se encuentra que la percepción del actual gobierno es significativamente más positiva. Así concluyó la más reciente encuesta de opinión sociopolítica realizada por el Centro de Investigación y Estudios Politicos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica, divulgada en abril pasado.

Los resultados fueron analizados por este semanario de cara al cierre del tercer año de gobierno del presidente Luis Guillermo Solís.

De acuerdo con los resultados, la percepción sobre la gestión del Gobierno de Solís —a marzo del 2017— duplica en puntos porcentuales el porcentaje de valoraciones positivas de Chinchilla para abril del 2013.

Mientras que la gestión de Laura Chinchilla reportaba una aprobación positiva (buena o muy buena) de solamente un 14,3% de los costarricenses encuestados por el CIEP, la administración Solís Rivera registró un 28,7%.

Por su parte, un 40,3% de los encuestados calificada la gestión de Luis Guillermo Solís como mala o muy mala. Casi cuatro años antes ese porcentaje, para Laura Chinchilla era de un 64,3%

infografia

Administración Solís Rivera

Analizando los datos solo para la actual administración, sobresale una mejora en la percepción en el último trimestre del año, donde las valoraciones negativas se vieron reducidas de un 57,6% (muy mala y mala) en noviembre de 2016 a 40,3% en marzo de este año.

Si bien el CIEP asegura que no existe una relación directa de causalidad, la pasada atención del huracán Otto en noviembre del 2016 por parte del gobierno, podría haber incidido positivamente en la percepción de la población costarricense.

Según la encuesta, el principal cambio en la valoración de la gestión del gobierno se dio en las mujeres, pues en noviembre de 2016 un 66,4% de las mujeres percibían la gestión como mala o muy mala, frente a un 40,3% de las entrevistadas que posee esta percepción en la actualidad.

En el caso de las personas de 24 a 49 años, la disminución de opiniones negativas correspondió a un 19,9% de las personas que componen este grupo. Además en la población universitaria se redujeron las opiniones negativas de un 34,4% a un 22,1%.

Como figura política

Lejos de la función de Luis Guillermo Solís como presidente, el CIEP muestra como Solís se colocó en la tercera posición, de nueve figuras políticas, como los mejores valorados, solo por debajo de los ex presidentes Abel Pacheco y Oscar Arias.

Una vez más, si se compara a Solís con Chinchilla, la ex mandataria es mejor valorada en años posteriores a su gobierno que cuando fue presidente.

Por ejemplo, en los meses comprendidos entre agosto del 2015 y noviembre del 2016, la población llegó a otorgarle mejores calificaciones a Laura Chinchilla que al actual mandatario.

La encuesta del CIEP se realiza únicamente a personas con teléfono residencial, y -aunque se aplica a un muestreo que pretende mejorar la representatividad- solo puede extrapolarse a un 42,4% de los hogares nacionales, que según el INEC, tienen teléfono fijo.

infografia

Cae aprobación de la gestión presidencial

Entre el 2008 y el 2010 se produce una de las caídas más importantes en las calificaciones de la gestión presidencial.

Otro de los indicatores más importantes para seguir el nivel de aprobación de la gestión del presidente es el Barómetro de las Américas, de la Universidad de Vanderbilt (y en el que participa el Programa del Estado de la Nación). El estudio lleva el pulso cada dos años a la calificación que los costarricenses dan a la gestión del Presidente de la República.

En el 2008, con Óscar Arias en la presidencia, solo un 8,1% consideraba la gestión del presidente mala o muy mala. Dos años después, en el 2010, la proporción había aumentado hasta un 12,24%.

El descrédito de la figura presidencial siguió aumentando hasta llegar a un punto máximo en el cierre de la administración Chinchilla Miranda: un 44,4% calificaban su gestión negativamente.

El Barómetro de las Américas aplicó nuevas encuestas en el 2015 y en el 2016, cuando también pidió a los consultados evaluar la gestión del Presidente Solís. En ambas consultas el porcentaje de valoraciones negativas se acerca al 35% que, pese ser menores a las opiniones negativas del cierre del gobierno de Chinchilla, no alcanzan a superar los niveles de popularidad de la figura que gobernada en 2012 (Laura Chinchilla) .

infografia
Sostenbilidad y financiamiento