CIUDADES CONSUMEN ENTRE 5% Y 20% DEL AGUA

Capacitarán a funcionarios municipales sobre gestión del recurso hídrico

Se estima que para el 2025 el consumo del líquido en las urbes se duplique junto con el crecimiento de áreas urbanas


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Archivos

Del 29 de octubre al 2 de noviembre funcionarios municipales de las principales ciudades de Centroamérica, así como entidades rectoras de agua, saneamiento, además de académicos, serán capacitados sobre Gestión Integrada de las Aguas Urbanas (GIAU) con el objetivo analizar el panorama actual y visualizar acciones políticas e institucionales que permitan asegurar la disponibilidad y calidad del recurso a las ciudades, lugares donde se concentran la mayor parte de las poblaciones en los seis países de la región y donde se prevé un aumento considerable del consumo para los próximos 13 años.

La actividad es organizada por la Asociación Mundial para el Agua (GWP) capítulo Centroamérica y apoyada por Capacitación y Fortalecimiento en Gestión Integrada de los Recursos Hídricos (Cap.Net) y por el Latin American Water Education and Training Network (LawetNet). Se realizará en la Escuela Agrícola Panamericana El Zamorano, en Honduras.

La Gestión Integrada de las Aguas Urbanas pretende no solo garantizar el recurso en el largo plazo sino lograr un manejo completo del reucrso hídrico urbano, es decir, contempla el abastecimiento de agua a la población, la calidad de las diferentes fuentes de agua, el proceso de recolección, tratamiento y vertido de las aguas residuales, la conservación de las fuentes de agua y la coordinación interinstitucional para la implementación de las acciones de gestión, entre otros componentes.

De acuerdo con datos suministradas por la GWP, se sabe que más de la mitad de la población mundial habita en zonas urbanas sin contar con planificación territorial lo cual causa problemas socioeconómicos. En el caso de Centroamérica, las poblaciones cada vez se concentran en las ciudades, ejerciendo fuertes presiones sobre el recurso y generando efectos del cambio climático sobre el agua, lo cual equivale a incrementar la incidencia de eventos extremos como inundaciones y sequías con sus respectivas pérdidas. Datos del Banco Mundial dieron cuenta que con los huracanes Stan y Agatha las pérdidas sumaron $2.546 millones solo en Guatemala.

La reunión en Honduras pretende llevar el GIAU a buen puerto en el sentido de los tomadores de decisiones en materia hídrica; en Costa Rica es el Acueductos y Alcantarillados. Los encargados deben desarrollar estrategias y políticas detalladas además de priorizarlas. Están llamados también a compartir y gestionar los recursos hídricos disponibles, tomando en cuenta las demandas de los diversos actores y el equilibro entre los objetivos de equidad y eficiencia.

Son estos rectores del agua los que deben mantener a los subsectores que hacen uso del agua comprometidos en el análisis, la definición de opciones y por supuesto generar acciones para la conservación, la planificación, eficiencia y control.

Sobre el tema de la planificación, vale recordar que, en Costa Rica, al menos 28% de los cantones de la Gran Área Metropolitana tiene restricciones para desarrollar nueva infraestructura por el temor a afectar las fuentes de agua.

Sin embargo, la falta de planificación prevalece. Por un lado, Aaron Morales, asesor técnico de la Cámara de la Construcción, afirma que la construcción en las ciudades sigue su curso porque se da el visto bueno en materia de disponibilidad de recurso hídrico. Ninguna obra constructiva (casas, edificios, industrias) puede iniciar sin contar con el aval de las municipalidades y sin los permisos previos del AyA, el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos o la Secretaría Técnica Nacional Ambiental por ejemplo.

Por otro lado, la posición del AyA es que la entidad otorga visados de disponibilidad de agua solo si las municipalidades otorga los permisos respectivos para construir. Otro problema local es la información existente, que está desfasada, no está mapeada a escala nacional y los balances hídricos datan del 2006. Estos estudios son responsabilidad del Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento (Senara). Para su gerente, Bernal Soto, del 2006 al 2012 los datos han podido cambiar pero admite que la falta de recursos presupuestarios les impide actualizar la información.

La capacitacion que recibirán en Honduras funcionarios vinculados al tema del agua en Centroamérica versarán también sobre el tema de la calidad, la contaminación e impactos en el medio ambiente, incluyendo aguas subterráneas y cuerpos receptores.

Sostenbilidad y financiamiento