Para enfrentar la volatilidad de la moneda extranjera los empresarios tomaron diversas medidas a lo interno de sus compañías

Por: Evelyn Fernández Mora 29 junio, 2014
 Del 2 de enero al 25 de junio de 2014, la devaluación del colón alcanzó el 8,7%, lo que obligó a los empresarios tomar varias acciones.
Del 2 de enero al 25 de junio de 2014, la devaluación del colón alcanzó el 8,7%, lo que obligó a los empresarios tomar varias acciones.

El aumento en el tipo de cambio del dólar que experimentó el país en el primer trimestre de este 2014, incrementó el costo de los insumos en las empresas.

Y para enfrentar este ajuste, la mayoría de empresarios trasladó el aumento del costo al precio de sus productos finales, es decir, los precios al consumidor.

Así lo dio a conocer la octava edición del Barómetro de Empresas de Costa Rica, elaborado por la firma Deloitte, en la que se consultaron a 147 altos ejecutivos, entre el 21 de abril y el 23 de mayo de 2014.

En febrero de este año, el tipo de cambio de venta del dólar comenzó a subir de forma acelerada hasta alcanzar un pico de ¢572,44 el 12 de marzo; posteriormente ha tenido fluctuaciones con tendencia a la baja, aunque no ha bajado de los ¢548,8. El 27 de junio cerró en ¢552,15.

El colón se depreció un 9,2% entre el 2 de enero al 31 de marzo de 2014, lo que provocó que los empresarios tomaran medidas en diversos rubros.

No obstante, el principal impacto fue el aumento en los costos de insumos de las empresas, de acuerdo con un 38,5% de los encuestados.

El segundo rubro más golpeado fue el endeudamiento interno o externo de las empresas, según el 19,6% de las opiniones, y el tercer rubro fue el flujo de caja de las compañías, para el 14,7%.

¿Cómo lo enfrentaron?

La mayoría de empresarios (56,9%) optó por una combinación de medidas para hacerle frente a la variación del dólar.

Sin embargo, la acción que más se implementó (19%) fue trasladar el aumento del costo al precio de su producto final.

Esta medida reflejó el comportamiento del Índice de Precios al Consumidor (IPC) en el primer trimestre de este año.

Hubo una repercusión entre abril y mayo, ya que el IPC subió de forma acumulada hasta marzo en 2,04% y en mayo alcanzó 3,75%. Esta cifra es más alta que el 3,22% registrado en el mismo mes del 2013, según el dato más reciente del Banco Central.

Otras de las medidas adoptadas por el empresariado para lidiar con el aumento en el tipo de cambio fue el intento por colonizar su flujo de caja –de acuerdo con el 11,7% de los participantes– mientras que el 8,8% empezó a buscar opciones de cobertura cambiaria.

Otros (2,1%) renegociaron con sus proveedores más tiempo para pagar o abrir líneas de crédito en colones y una minoría (1,5%) ajustó sus líneas de financiamiento en dólares o pasó líneas en dólares a colones.

Para reducir el riesgo cambiario a futuro, la mayoría (57,2%) de ejecutivos continuará combinando medidas. Empero, el consumidor seguirá sintiendo el impacto, ya que un 16,7% de empresarios planea trasladar el costo del aumento al precio del producto final.

Etiquetado como: