SEGÚN "DECIMOCTAVO INFORME ESTADO DE LA NACIÓN"

Brechas económica, laboral y social crecieron a mayor ritmo durante el 2011

Diagnóstico revela que legislación laboral se violenta en el sector formal del empleo, apunta al creciente deterioro de la equidad social y al incremento en la pobreza.

En materia económica destaca la concentración territorial, en 10 cantones de la Gran Área Metropolitana, de los sectores más dinámicos de la economía.




  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!

Hemos sido incapacidades para dictar políticas que creen vínculos con la 'nueva economía' para aprovechamiento de la mayoría

Jorge Vargas, director a.i "Estado de la Nación"

Aunque en promedio Costa Rica mostró avances en desarrollo humano durante el 2011, cuando se pone la lupa sobre los detalles específicos se puede apreciar que la brecha se ensanchó en materia de acceso a oportunidades laborales, sociales y económicas, producto de la desigualdad en la repartición de los beneficios del desarrollo económico. Así lo concluye el "Decimoctavo informe Estado de la Nación".

Durante el 2011 los avances experimentados por el país en las áreas de salud y educación, principalmente, se unieron en un mismo punto con el deterioro de la equidad social y con una contracción real de la inversión pública en el área social, marcando el inicio de un período de vacas flacas en la gestión de la igualdad. 

Baja inversión pública en el área social

Según el "Estado de la Nación", la inversión social pública real se desplomó en un 0,5% entre el 2010 y el 2011. En términos reales per cápita la caída equivale a un 1,6% en el gasto público, lo cual quebró la tendencia al alza que traía el gasto público en lucha contra la inequidad social desde el 2006.

El diagnóstico indica que durante el  2011 el coeficiente de Gini se ubicó en 0.515, mientras que en el 2010 alcanzó 0.508, siendo la región Brunca la más desigual, seguida por la región Chorotega.

La concentración de la riqueza en los grupos de mayor poder adquisitivo queda al desnudo al comparar la relación entre los ingresos del 20% más pobre de la población con el 20% más rico, que creció de 16,7 veces en el 2010 a 18,2 veces durante el 2011.

Para Jorge Vargas, director a.i. del "Estado de la Nación", es imperativo poner atención a lo que sucede con los programas públicos de combate a la pobreza, pues el perfil de las personas en ese estado tienen el mismo perfil desde hace 20 años.

El investigador y académico afirmó que ante la caída en la cantidad de recursos destinada al área social un posible camino para mejorar la gestión en esta área es realizar cambios en las instituciones del sector que introduzcan mayor eficiencia y calidad en la prestación de servicios y utilizar mecanismos de evaluación y rendición de cuentas de los jerarcas y mandos medios.

La situación toma matices de emergencia cuando sale a flote el rápido crecimiento de la población adulta mayor, cuyos hogares son los que sufren mayor pobreza. Según la Encuesta Nacional de Hogares 2011 (Enaho), el 8% de la población (367.086 personas) son adultos mayores, grupo que creció a un ritmo anual del 3,7% durante la última década, tasa 2,5 veces más alta que el crecimiento del resto de la población.

Para el 2011 el diagnóstico incluyó los datos revelados por la Enaho, donde se dio a conocer que 287.367 hogares viven en pobreza y 85.557 en pobreza extrema, que equivale a 1.140.435 personas pobres y 336.305 en pobreza extrema.

Sector formal incumple legislación laboral

Con base en la Enaho, el "Estado de la Nación" plantea como serios los incumplimientos de la legislación laboral en el mercado formal.

La Enaho dio a conocer que uno de cada cinco ocupados no recibe aguinaldo, tres de cada diez no gozan de vacaciones pagadas ni tienen cobertura por enfermedad o riesgos del trabajo, y a cerca de la mitad de los asalariados no se les reconoce el pago de horas extras.

El diagnóstico anual detalla que, nuevamente, las regiones Brunca y Chorotega —las más desiguales— son las más vulnerables al incumplimiento de la garantías laborales por parte de los patronos.

"Esos datos revelan que, cualquiera que sea el indicador analizado, hay entre 288.305 y 682.612 personas que no gozan del reconocimiento (pago de horas extras), en la práctica un derecho legalmente concedido", manifesta el informe.

Mientras en la región Central el 83.4% de los empleados del sector formal reciben aguinaldo, en la región Chorotega ese porcentaje disminuye a un 69.3 y en la Brunca a 64.2. En términos totales del país el porcentaje de empleados que disfrutan del aguinaldo al finalizar el año dista mucho del 100% ideal, registrándose un 80.4%.

Los resultados en el rubro de vacaciones pagadas también alarman a los investigadores. En la región cental el 73.9% de los ocupados goza de ese beneficio legal, que solo tienen el 59% de los empleados de la Chorotega y el 56.2% de quienes laboran en la región Huetar Atlántica

El pago de horas extras es el apartado donde se presentan los porcentajes más bajos. Solo el 56.4% de los empleados de la región Central lo reciben. El porcentaje de empleados con ese beneficio cae hasta el 35.3% en la región Huetar Atlántica y a 45.5% en la Chorotega. El porcentaje total de trabajadores que tienen horas extras pagadas en el país es apenas del 53.6%.

Ecuación económica plantea muchos retos

Si bien el 2011 fue un año de crecimiento económico moderado (4,2%, menor al 4,7% del 2010) tal condición contrastó con la insolvencia del sector público.

El impulso de la economía provino de sectores muy relacionados con las exportaciones generadas desde las zonas francas, los servicios internacionales, la inversión privada y la inversión extranjera directa (IED).  Los investigadores también citan dentro de ese gran motor económico a los sectores de telecomunicaciones, transporte, industria manufacturera y servicios prestados a las empresas.

Empero, según el "Estado de la Nación", la inevitable contención del gasto a la que se vio obligado el Gobierno de Laura Chinchilla por la falta de recursos fiscales, redujo las inversiones que, paradógicamente, impulsaría el crecimiento futuro de la producción.

"Además se han generado presiones sobre las tasas de interés, lo que resta margen de acción a la política monetaria para actuar en forma contracíclica y mantener el tipo de cambio", argumenta el informe.

Pero, en lo fundamental, el "Estado de la Nación" llama la atención sobre la alta concentración territorial de los sectores más dinámicos de la economía en un reducido número de 10 cantones, ubicados la zona central del país.

El mapa de los cantones con mayor desarrollo económico y productivo coincide con el de las zonas con índices de desarrollo humano más elevados, dejando a las zonas alejadas de la Gran Área Metropolitana ayunas de inversión empresarial generadora de empleo. 

También existe una alta concetranción de las exportaciones, donde el  1.7% de las empresas representa el 69% del total de las ventas al exterior de Costa Rica, lo cual ensancha las brechas de productividad entre las regiones. 

Tan solo cuatro cantones se ubican en el mapa de muy alta producción durante el 2011. En la categoría de alta producción están apenas seis cantones, en la de mediana capacidad de producción están 27 cantones y en la de baja capacidad se ubican 44 cantones.

Otro elemento donde apunta el estudio es que la recuperación económica que experimentó Costa Rica durante los últimos 12 meses fue insuficiente para revertir la crisis del empleo.

Es así como se enquistan los problemas estructurales que impiden aumentar la productividad e igualdad en el mercado de trabajo. Las principales trabas señaladas son el ritmo insuficiente y el estilo de crecimiento económico.

En ese panorama el país se quedó corto durante el año pasado para recuperar los puestos de trabajo perdidos durante la crisis económica mundial, con resultados como los que el estudio pudo determinar en el sector de la construcción, donde se recobraron un tercio de los puestos perdidos, mientras que en la agricultura existió un déficit de 800 puestos. 

La "nueva economía", donde se incluyen a las zonas francas, economía agroexportadora no tradicional, entre otras industrias, redujo en un 4% su aporte a la generación de empleo, limitando la creación de nuevos puestos de trabajo al sector de nuevos servicios, como los "call centers", servicios empresariales, sector financiero y turismo.

Así, el dictamen del "Estado de la Nación" para el 2011 arroja a una sociedad, sistema político y gestión ambiental con serios problemas, en un marco de moderado crecimiento económico que, empero, fue insuficiente para lograr avances firmes en el desarrollo humano de la población.

INCLUYA SU COMENTARIO