Procomer señala potencial de productos agrícolas incipientes para diversificar oferta exportable de fruta fresca nacional

Por: Andrea Rodríguez V. 31 enero
Al masgostán se le conoce como la reina de las frutas. A nivel nacional se contabiliza cerca de 18 hectáreas sembradas con el producto ubicadas principalmente en Pococí, Guácimo, Río Frío, Corredores y Pérez Zeledón.
Al masgostán se le conoce como la reina de las frutas. A nivel nacional se contabiliza cerca de 18 hectáreas sembradas con el producto ubicadas principalmente en Pococí, Guácimo, Río Frío, Corredores y Pérez Zeledón.

Su nombre es mangostán, se le conoce como la "reina de las frutas" y en Costa Rica se reportan cerca de 18 hectáreas sembradas. Entre los años 2011 y 2016 no se reportan exportaciones de la fruta desde suelo nacional mientras que la demanda a nivel mundial no cesa su crecimiento.

A criterio de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer) se trata entonces de un bien con potencial exportador, además, de una fruta con mayor potencialidad de comercialización a lo interno.

Como el mangostán, la Promotora identificó la pitahaya, guanábana, maracuyá, uchuva, ipecacuana, pejibaye y carambola.

De acuerdo con el informe Oportunidades de comercialización de productos agrícolas incipientes, el que se impulse la colocación de estos bienes en el exterior le significaría al país una oportunidad para diversificar la oferta exportable de fruta fresca nacional que hoy se tiene, al tiempo que su aceptación en el extranjero goza de buenos indicadores.

Para el 2016, por ejemplo, un 85% de las exportaciones de productos frescos correspondieron a banano (45%) y piña (40%).

Marta Esquivel, directora de inteligencia comercial de Procomer, aseguró que los consumidores están cada vez más conscientes de la importancia de una nutrición balanceada y están incorporando más productos frescos y orgánicos a su alimentación, lo que representa una oportunidad para exportar productos agrícolas como los que analiza el estudio.

"Estos productos tienen excelentes propiedades nutritivas y medicinales, que se traducen en beneficios para la salud de quien los consuma. El mangostán, por ejemplo, cuenta con propiedades antioxidantes, antitumorales, antialérgicas, antibacteriales y antivirales", detalló la directora.

Aunado a ello, la poca competencia internacional y un aumento en la demanda a nivel mundial también motivan a impulsar la exportaciones de estos bienes incipientes.

Según el informe, en Centroamérica únicamente Nicaragua y Honduras tuvieron exportaciones significativas de maracuyá en entre 2011 y 2015, siendo El Salvador el principal mercado de destino.

En Costa Rica se reportan 320 hectáreas de la fruta, principalmente plantadas en las regiones Huetar Norte y Caribe, pero solo se registraron exportaciones significativas en 2012 -por una cantidad de 24 toneladas-.

"Las empresas se han visto en la necesidad de reformular sus productos para eliminar ingredientes artificiales. El hábito de consumo de productos menos artificiales ya está establecida en Europa, Australia y Nueva Zelanda, está en boga en América del Norte y se encuentra emergiendo en América Latina", se lee en el documento.