El candidato presidencial del Frente Amplio insiste en que los recortes a los salarios públicos y las pensiones no son el único camino para solucionar el déficit fiscal

Por: Manuel Avendaño A. 11 noviembre

Todavía no ha encontrado un planteamiento ideológico en el Frente Amplio al que se oponga abiertamente. Edgardo Araya, sabe que debe llenar el espacio político que dejó José María Villalta.

Edgardo Araya, candidato presidencial del Frente Amplio, durante una entrevista en Grupo Nación. Fotografía: José Cordero.
Edgardo Araya, candidato presidencial del Frente Amplio, durante una entrevista en Grupo Nación. Fotografía: José Cordero.

El actual diputado por Alajuela y aspirante presidencial, inició un camino electoral donde apela a la indignación de los electores para ganar adeptos, incluso de otras agrupaciones políticas.

Su tarea no es minúscula, debe superar el tercer lugar que obtuvo Villalta en las elecciones presidenciales del 2014, cuando logró 354.479 votos que representaron el 17,2% del total de sufragios emitidos, una cifra histórica para el Frente Amplio.

Su agenda tiene un componente principal: el medio ambiente. Eso explica porque muchas de sus propuestas en temas económicos, políticos, y de educación, se orientan a preservar la naturaleza.

En materia fiscal es consecuente con la posición profesada por su partido en la Asamblea Legislativa, y sostiene que se debe transformar el actual tributo de ventas en un impuesto al valor agregado (IVA), pero con la tasa en el 13%. Es decir, sin aumento.

Cree que se debe regular el servicio de transporte que se ofrece mediante plataformas digitales como Uber, y que incluso, si se eliminan trabas para los taxis formales, más personas van a preferir trabajar como taxistas, en lugar de hacerlo con Uber.

El novel aspirante presidencial conversó con El Financiero en el espacio Rete al candidato 2018. Una serie de entrevistas transmitidas en la página de Facebook de este medio, donde los lectores pudieron hacer preguntas directas a seis de los 13 candidatos que estarán en la papeleta presidencial el próximo 4 de febrero.

¿Cuál es su posición sobre aprobar el IVA?

Me parece que lo del IVA es importante porque aumenta los controles cruzados para mejorar la recaudación. Nosotros tenemos que ir a hablar de equilibrio fiscal, y en la parte de ingresos hablar de gravar las grandes riquezas de este país, el gran capital de este país que hoy no está pagando impuestos.

"Es injusto, tenemos que hacer que el rico pague como rico, y el pobre pague como pobre".

¿Cómo mejorará los ingresos tributarios sin aumentar la tasa del IVA del 13% al 15%?

Bueno es que en realidad el aumento en los ingresos tributarios, no debería basarse en el IVA, porque el impuesto al valor agregado es sumamente regresivo, igual que hoy el impuesto de ventas es un tributo sumamente injusto.

"También tenemos que combatir la evasión y la elusión fiscal, esos son los dos lados por los que, en un gobierno del Frente Amplio, se apostaría para mejorar los ingresos del Estado".

¿Está de acuerdo con utilizar las reservas del Banco Central para mantener la estabilidad en el tipo de cambio del dólar?

No, nosotros lo que estaríamos valorando es que efectivamente haya un tipo de cambio que sea neutro, es decir, que no beneficie o perjudique particularmente a un sector. En este momento lo que estamos observando es que se mantiene apreciado el colón de manera artificial, y eso podría estar subsidiando a un sector de la economía.

"Así que nuestra política en el tema cambiario es ir a buscar un tipo de cambio que sea neutro".

¿Cómo lo haría?

Bueno, ahí creo que teniendo un presidente del Banco Central que no le tenga mucho miedo a esto, y que encuentre esa fórmula necesaria para no beneficiar solo a un sector.

"Ahora se está beneficiando un sector que tiene el dólar más barato, pero el sector turismo, por ejemplo, está mal por eso".

Pero, ¿usted apoyaría el uso de las reservas del Central, o del todo no apoyaría el uso de este dinero?

Habría que valorar qué beneficios trae ese principio de neutralidad que nosotros estamos proponiendo. Yo no le veo problema a usar o no usar las reservas, el asunto es para qué estamos usando las reservas, ¿para mantener el colón caro por alguna razón?, ¿por qué queremos mantener el colón caro?

"El colón en realidad debería estar un poco más depreciado, según lo que la mayoría de los economistas han planteado. Las reservas deben utilizarse como una manera de darle equidad a todo el sistema económico".

¿Está a favor de desdolarizar la cartera de crédito?

Tenemos que meternos a lograr bajas tasas de interés en colones, hoy las ganancias o intermediación financiera es muy alta, hay que meterse a generar condiciones para que la banca, sobre todo la pública, empiece a generar bajas en las tasas, y para que se le dé énfasis a la producción y no al consumo.

¿Qué acciones concretas tomará para reducir los tipos de interés en colones?

"Desde las directivas de los bancos del Estado, vamos a luchar para que se tomen acciones que permitan bajar los intereses, porque esa es la única manera de hacer atractivo el crédito en colones, y no en dólares. Sí creemos que es muy grave que se esté dolarizando el crédito".

¿Cuál es su plan "b” para obtener recursos en un eventual gobierno, si no se aprueba la reforma fiscal y el déficit sigue creciendo?

Hay que tener claro que esto no es fácil, no es una receta, porque la diferencia entre lo que le ingresa al Estado y lo que gasta, es enorme.

"Nosotros entraríamos con una propuesta de reactivación económica muy grande".

#RetealCandidato entrevista con Edgardo Araya del Frente Amplio.

Posted by El Financiero on Monday, November 6, 2017

¿Pero cuál es el plan “b”?

Hay muchas obras de infraestructura en el país que ya están aprobadas y tienen financiamiento, pero no se han empezado a construir, tenemos que hacer que arranquen para que eso impulse el desarrollo.

"También tenemos los recursos de las instituciones autónomas que no tienen déficit y que pueden aportar dinero para que haya reactivación económica. El plan es meterse en esto desde el primer día de gobierno a llegar a un gran acuerdo nacional, que fue el gran error que tuvo este Gobierno, que esperó dos años para empezar a hablar de equilibrio fiscal".

¿Usted impulsará una nueva propuesta de plan fiscal entonces?

La nueva propuesta fiscal debe ser equitativa, justa y progresiva, no que siga pagando la misma gente que ha venido pagando históricamente, sino esa enorme riqueza. Pero tenemos que quitar además la corrupción, tenemos que cambiar como se han manejado las instituciones públicas, bancos del Estado, esa competencia desleal para la empresa privada.

¿Cuál será su posición sobre Uber?

Me parece que esto es una realidad, es difícil de que llegue a desaparecer, lo que hay que hacer es regularlo. Hay que aplanar la cancha, eso sí, para no dejar en condiciones desventajosas a los taxistas.

"Me parece que aquí el tema, más allá de Uber, es rediseñar el sistema de transporte público privado, o sea, ¿cuántas placas de taxistas las tienen realmente las personas que están manejando el taxi?".

Puntualmente, ¿cómo regularía usted Uber?

Es que tiene que ser por medio de una regulación legal, no puede ser únicamente por la vía de decreto, y tenemos que regularla junto con lo que tiene que ver con taxis, es que no podemos ver las cosas aisladas.

"No podemos ver taxistas aquí y Uber allá, es transporte público remunerado, le guste o no a Uber, porque ese también es el cuento de Uber de que ellos son otra cosa, no, eso es transporte público remunerado".

¿Cómo va a reducir o controlar el crecimiento del gasto público?

Nosotros estamos de acuerdo en que hay que revisar inequidades que hay en el sector público, tenemos que, por un tema ético, eliminar gastos superfluos como las comilonas, los viajes al extranjero, yo creo que el presidente y los ministros deberían tener un plan anticipado de viajes a los que deben ir, de manera pública.

¿Cuáles serían acciones concretas para contener el crecimiento del gasto?

Tenemos que tener claro que los gastos que mencioné antes no reducen el déficit, eso no representa ni el 0,0001% del déficit fiscal, quitar gastos superfluos tampoco quita mucho déficit.

"Sí estoy de acuerdo en ponerle tope a los altos salarios de los jerarcas del sector público, y aún haciendo eso, teniendo claro que eso no va a contribuir de manera importante con la reducción del déficit, que este problema no va por ahí".

¿Cuál es la principal traba para contener el crecimiento del gasto público?

El recorte del gasto, no va a solucionar solo por esa vía, la reducción del déficit, porque tenemos un presupuesto nacional en donde el 96% de los recursos ya tienen destinos específicos, donde ya no se puede maniobrar.

¿Hay algún punto en el que está en desacuerdo ideológicamente con su partido y que lo llevaría a actuar de forma distinta?

No es justo, eso lo habrán preguntado a los demás candidatos a la presidencia. Tendría que sentarme a analizar, yo creo que el Frente Amplio tiene algo muy bonito y es el pluralismo político, las decisiones se toman en la Comisión Política de forma consensuada, y hasta el día de hoy no hay ninguna decisión en la que yo diga que estoy en desacuerdo.

Cuando esté en desacuerdo lo voy a decir, tampoco tengo problemas en eso.