2011

Nanotecnología se consolida en Costa Rica

El país acelera la aplicación a la industria


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El 16 de mayo del 2011, Costa Rica apostó por la investigación en miniatura para producir en grande.

Ese día se publicó una declaratoria que establece la investigación en nanotecnología y sus aplicaciones como un área de interés público, en el diario oficial La Gaceta, para el desarrollo económico y social.

Con ello, se hizo visible un campo de las ciencias aplicadas, que investigadores de las universidades públicas habían estado estudiando por años. Y se demostró que Costa Rica no solo podía tener ciencia del primer mundo, sino aplicaciones.

“La compra de equipos (de última generación), el acceso a fondos no reembolsables y el desarrollo de proyectos se ha acelerado desde ese entonces”, dijo Juan Scott Chaves, director del Laboratorio de Nanotecnología del TEC.

La nanotecnología es el control de la materia a escalas de millonésimas de milímetro. Esto permite la fabricación de estructuras imperceptibles al ojo humano, que cambian la propiedad de los materiales y dan nuevas cualidades competitivas a los productos.

Esta carrera ya inició en el país. Se trata de una etiqueta “inteligente” que alertará al consumidor cuando la carne que compra en el supermercado tiene una cantidad anómala de bacterias. El proyecto está en la fase final de desarrollo en el laboratorio del TEC.

También este centro académico abrió un programa para preparar al país ante la mayor demanda de técnicos en nanotecnología. El mundo necesitará dos millones en esta área y hoy solo hay 2.000. Y el país ya ha graduado 15 profesionales.

Sostenbilidad y financiamiento