Algunas de estas islas sufrieron el embate del huracán Irma hace dos semanas

Por: Agencia AFP 20 septiembre

Desde la Dominica hasta Puerto Rico, el huracán Maria ha afectado varias islas caribeñas que dependen fundamentalmente del turismo y que en varios casos ya han sido golpeadas por el paso de Irma hace dos semanas.

Situada entre Martinica y Guadalupe, Dominica es una ex colonia británica independizada en 1978, con un territorio de unos 750 km2 (73.000 habitantes). Ya fue devastada por el huracán David en 1979 y por la tempestad tropical Erika en 2015.

El turismo es el primer recurso del país, que trata de desarrollar el ecoturismo. El Parque nacional de Morne Trois Pitons, bosque tropical situado en las faldas de un volcán, está clasificado como Patrimonio mundial de la Unesco.

El paso del huracán María dejó edificaciones y casas destruidas en la isla de San Martín en el Caribe.
El paso del huracán María dejó edificaciones y casas destruidas en la isla de San Martín en el Caribe.

Situada a 6.700 km de la metrópoli y a 120 km de Martinica, donde María solo causó daños leves, el departamento francés de Guadalupe es un archipiélago de unos 1.700 km2.

La isla principal, compuesta por Basse-Terre y Grande-Terre, está dominada por el volcán de la Soufrière. Las otros son la Désirade y el archipiélago de Saintes y Marie Galante.

Departamento francés de ultramar desde 1946, tenía 400.186 habitantes en 2014. Sigue sufriendo las consecuencias de la crisis de 2009 que se caracterizó por importantes huelgas que afectaron a la economía basada en el turismo y el sector público.

Las islas Vírgenes británicas es un territorio de 106 km2 y unos 5.000 habitantes está situada al norte de Guadalupe y al suroeste de Antigua. Territorio de ultramar británico, fue colonizado en 1632.

El turismo y la agricultura eran sus principales recursos, hasta una serie de erupciones ocurridas en los años 1990 que hicieron inhabitable parte de la isla, destruyendo la mayor parte de la capital, Plymouth. Más de la mitad de la población fue evacuada.

El exproductor de los Beatles Sir George Martin tenía allí un estudio, donde fueron grabados "Ebony and Yvory" (Paul McCartney y Stevie Wonder), "Synchronicity" (The Police) y "Brothers in Arms" (Dire Straits).

Saint-Kitts y Nevis es un archipiélogo de dos islas situado al noroeste de Guadalupe. Esta ex colonia inglesa es independiente desde 1983.

Este territorio de 60.000 habitantes ha girado hacia el turismo y los servicios financieros tras haber abandonado en 2005 la producción de caña de azúcar. Su economía, duramente afectada por la crisis de 2009, se recuperó fuertemente con un crecimiento de 4,9% en 2015.

Situado al este de Puerto Rico, este territorio británico de cerca de 28.000 habitantes es citado con frecuencia por asuntos de evasión fiscal. Montserrat, las Islas Vírgenes estadounidenses y Saint-Kitts y Nevis, las Islas Vírgenes británicas albergan numerosas sociedades offshore, atraídas por su fiscalidad ventajosa y la legislación flexible.

Lugar turístico de predilección, el archipiélago está compuesto por unas cincuenta pequeñas islas, entre ellas las islas Necker, que pertenecen al millonario británico Richard Branson. El huracán Irma causó ahí nueve muertos.

El huracán María golpea las costas de Puerto Rico.
El huracán María golpea las costas de Puerto Rico.

Las islas Vírgenes estadounidenses están situadas al este de Puerto Rico y constituyen el límite entre las Pequeñas y las Grandes Antillas.

Las tres islas principales son San Juan, Santo Tomas y Santa Cruz. Antes colonizadas por Dinamarca, fueron compradas por Estados Unidos en 1916. Sus habitantes tienen la nacionalidad estadounidense.

Irma causó ahí al menos 4 muertos.

En el caso de Puerto Rico, xxcolonia española convertida en territorio estadounidense a finales del siglo XIX, tiene 3,5 millones de habitantes, dispone desde los años 1950 de un gobierno propio, bajo el estatuto de Estado libre asociado a Estados Unidos.

La isla, que tiene una fuerte deuda de $74.000 millones, se declaró en mayo de 2017 en el mayor proceso de quiebra jamás lanzado para una entidad local estadounidense. A causa del desempleo, casi uno de cada diez habitantes ha dejado la isla en los últimos diez años.