Políticos pasaron año a la defensiva

Para muchos, el 2012 fue época de tribulación, pocos tuvieron meses de vendimia y de ganancias

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Fue un año de defensas ante la justicia, de desplomes de imagen, de renuncias a precandidaturas y de crisis internas en los partidos.

Pero el 2012, también fue el año de la estabilidad económica, de los logros legislativos y del despegue de aspiraciones desde la plataforma de las encuestas.

En síntesis, los 12 meses prestos a agotarse saben a agridulce para las figuras políticas.

Mejora y debacle

Y si esa sensación se acentúa más para alguien, es para la presidenta Laura Chinchilla.

El politólogo Constantino Urcuyo cree que la mandataria acertó al aliarse con Accesibilidad Sin Exclusión (PASE) para recuperar el mando del Parlamento.

Los frutos de ese matrimonio son leyes como la de eurobonos, el flotador que le lanzó el Gobierno al déficit fiscal.

La Presidenta debe haber apuntado en su almanaque 2012 el buen panorama económico que tuvo a su favor.

Pero, también, sobre las casillas de los días se debe notar la tinta roja de tristes episodios como los casos de presunta corrupción en la trocha fronteriza, el hueco que partió la General Cañas y las violentas protestas populares.

Esos elementos fueron el plomo que se trajo abajo su imagen durante el 2012, año de la debacle en ese apartado.

“La Presidenta tuvo mala suerte, pues ocurrieron hechos que no le son atribuibles a ella. Acaba el año debilitada”, opinó el politólogo Francisco Barahona.

Agitación en los partidos

Contrario a la alegre tonada popular, el año viejo sí es para olvidar para los líderes de varias fuerzas políticas.

Es el caso de Ottón Solís, de Acción Ciudadana (PAC), quien terminó por irse de la comisión política rojiamarilla ante los ataques de sus adversarios internos, que pretenden a toda costa evitar una cuarta candidatura suya a la presidencia de la República.

Los precandidatos de Liberación Nacional (PLN), en tanto, también vivieron meses de contrastes.

“Johnny Araya termina enrrumbado hacia la candidatura y Rodrigo Arias, pese a haber limpiado su imagen por el ‘caso BCIE’, no logró capitalizar eso para aumentar su militancia, producto de haber precipitado el anuncio de sus aspiraciones”, destacó Urcuyo.

Barahona se enfocó en analizar los hechos políticos que marcaron el 2012 del expresidente José María Figueres.

Para Figueres, según el académico, las 52 semanas pasadas fueron de ganancia en términos de aceptación de su capacidad por parte de la ciudadanía, pero fueron poco tiempo para que olvidara el pago de $900.000 que recibió de parte de Alcatel.

Otto Guevara, presidente del Movimiento Libertario, tuvo un buen año, según Urcuyo.

El experto avaló la estrategia política de Guevara para defenderse de las acusaciones por mal uso de la deuda política.

¿Qué puede traer el 2013 para los políticos? Urcuyo y Barahona coinciden al ver a una presidenta saliendo del ojo público, desplazada por la campaña política.

Ven, además, a Rodrigo Arias dividir al país entre odios y amores, a Johnny Araya ganando la convención verdiblanca y a Ottón Solís con un panorama interno en el PAC más volátil e indescifrable que en la actualidad.

Los próximos, para bien o para mal, serán 12 meses de una verdadera montaña rusa política.

Políticos con una de cal y otra de arena

Las figuras políticas resaltaron algunos hechos relevantes en sus vidas durante el 2012 e hicieron proyecciones para el 2013 :

José María Figueres

El 2012 marcó el inicio de su “Vía costarricense” pero, también, su salida del ring político. En el 2013 se le percibe sin un rol de peso en la precampaña del PLN, en caso de no definir respaldo por un precandidato.

Laura Chinchilla

Su ministro y mano derecha, Francisco Chacón, destacó los logros económicos y en comercio exterior, pero reconoció la mala gestión de planes de infraestructura. Adelanta un 2013 enfocado en la reforma del Estado.

Otto Guevara

Destacó los nuevos postulados ideológicos de centro-derecha que adoptó el ML y su defensa contra acusaciones por mal uso de la deuda política. Prevé meses de reflexión sobre si aspirar o no a la candidatura otra vez.

Johnny Araya

Destacó el 2012 por las obras municipales en San José, por su crecimiento en las encuestas y por el apoyo recibido de Antonio Álvarez y Luis Alberto Monge. Prevé ganar la convención del PLN en abril del 2013.

Ottón Solís

El año que acaba marcó su salida de la política formal y del alejamiento con su partido, el PAC. Sin embargo, para el 2013 prevé retornar a la arena, apoyando al candidato que elija su partido y en pos de una coalición.

Rodrigo Arias

En el 2012 reposicionó su imagen y reivindicó el arismo. A partir de enero prevé intensificar su comunicación con el país para plantear en concreto sus ideas de gobierno, en caso de ganar la convención liberacionista.

Fuente Consultas EF.

Sostenbilidad y financiamiento