Limón se alista para inversiones

La provincia espera consolidación de obras por $5.991 millones en siguientes cinco años, y que esta vez se logren concretar

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Limón, la cenicienta de las siete provincias, está un poco más cerca de ver hechas realidad las promesas de riqueza que le han hecho muchos gobiernos.

Con $5.991 millones tocando a sus puertas en los próximos cinco años, el 2013 luce como un año estratégico para que varias inversiones se concreten.

Varios de esos proyectos se anunciaron desde hace años y algunos están a la espera de autorizaciones o avales, pero la provincia confía en que, esta vez, los proyectos estén en marcha.

Sin embargo, pese a la cercanía de la construcción de megaobras como la Terminal de Contenedores de Moín (TCM), con un valor total de $1.000 millones, la provincia apenas empieza a trabajar en un plan para aprovechar los beneficios de esa inyección de dólares.

Según la Agencia para el Desarrollo de Limón, integrada en julio del año pasado, ya existen planes para que los índices negativos de pobreza y desempleo continúen bajando.

Precisamente, el crecimiento de las fuentes de empleo es uno de los efectos que la provincia aguarda con impaciencia. Empero, ya hay señales positivas.

El INEC detalla que Limón, de acuerdo con el Censo del 2011, tenía una tasa de desempleo del 10,8% con un nivel de pobreza que ronda el 29% de la población. Las tasas, respectivamente, se movieron a un 7,4% y a un 26% durante el 2012.

No es el único desafío. Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), Limón es uno de los territorios costarricenses que más habitantes expulsa.

Durante los últimos cinco años salieron de la provincia 20.000 personas. Son personas en edad productiva que optan por migrar a otras zonas del país donde existen mejores condiciones laborales. La idea es generar empleos para detener esta hemorragia social.

Empero, las acciones apenas se inician y amenazan con no calzar con los cronogramas de las obras de infraestructura, lo cual no permitiría, al menos al principio, que la población cuente con la preparación para aprovechar los beneficios causados por las inversiones.

Por ejemplo, la Agencia para el Desarrollo de Limón anunció en noviembre del 2012 que está trabajando en seis grandes áreas de desarrollo: en un programa de información y preparación para el cambio, un nuevo plan regulador del cantón Central de Limón, un programa de atracción e instalación de empresas, un programa de formación profesional y capacitación de personal, promoción turística y en la mejora de los servicios básicos para la población.

Más educación

Luis Guillermo Rodríguez, presidente de la junta directiva de la Agencia para el Desarrollo, sostuvo que para aprovechar la inversión uno de los primeros cambios que hay que impulsar es en la oferta educativa en la provincia.

Ya hay una comisión donde están las universidades públicas, con el fin de ofrecer en los próximos cinco años la cantidad y calidad de profesionales y técnicos que requerirán las empresas.

Allan Hidalgo, presidente ejecutivo de la Junta de Administración Portuaria y Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva), afirmó que hay conversaciones avanzadas para que el Instituto Tecnológico de Costa Rica utilice varias instalaciones donde se capacitará a personal en carreras técnicas relacionadas con la operación portuaria.

Rodríguez agregó que en unas semanas la Agencia contará con un listado depurado del inventario de necesidades de personal que tendrán las empresas en el próximo lustro. “El propósito es que ningún limonense se quede por fuera de la capacitación que exigen las empresas que tendremos pronto en la provincia”, destacó.

Ya hay indicios de que se acercan esas contrataciones. Rogelio Douglas, gerente general de APM Terminals, empresa holandesa que construirá y operará la TCM, indicó que la firma contratará 400 operarios.

Empero, hay trabajo pendiente. Carlos Dengo, miembro de America’s Gateway Development Corporation (Amega), consorcio interesado en desarrollar la Megaterminal de Transbordo del Atlántico (MTA), proyecto de $1.100 millones, consideró que las autoridades deben preocuparse por instruir a los limonenses en carreras como ambiente y computación.

Burocracia es problema

Pero los retos limonenses no se quedan en la preparación académica de su población.

La infraestructura de la provincia, y en especial del Cantón Central, podrían ser un obstáculo para explotar a tope las oportunidades.

Rodríguez lamentó que aún no haya señales de que se mejorarán aspectos como los servicios públicos básicos.

La capacidad de agua potable, del acueducto sanitario, la necesidad de contar con un nuevo hospital con mayores facilidades de atención y hasta la capacidad y velocidad del servicio de Internet, son aspectos que la provincia está obligada a mejorar en aras de potenciar el desarrollo empresarial.

Rodríguez manifestó que la agencia ha urgido a las instituciones públicas a presentar planes de inversión, con el fin de que los servicios básicos no se conviertan en un cuello de botella.

Asimismo, se quejó de la falta de acciones precisas y claras de la Municipalidad de Limón para contribuir a la mejora de la infraestructura básica.

EF intentó conocer el criterio del alcalde limonense, Néstor Mattis, sobre los señalamientos de burocracia e inacción que le reclaman al ayuntamiento los dirigentes empresariales.

Sin embargo, al cierre de esta edición no respondió al mensaje que se le dejó con su secretaria.

Douglas apuntó hacia la urgencia de que el cantón central limonense ofrezca opciones de habitación y de consumo apropiadas para los empleados y altos ejecutivos de las compañías.

Según el gerente general de APM, así la economía de la provincia tendría otra vía más hacia la reactivación.

Los empresarios destacaron la importancia de que el crédito por $80 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para financiar el proyecto Limón Ciudad-Puerto, se empiece a ejecutar cuanto antes.

El empréstito serviría para aumentar la cobertura de servicios básicos que señalan los emprendedores y le cambiaría la cara al centro de Limón.

Sin embargo, pese a haber sido firmado en el 2008, la Contraloría ha señalado la escasa ejecución del crédito.

Casa Presidencial cerró el año 2012 con la meta de ejecutar al menos un 30% de los recursos.

El primer vicepresidente de la República, Alfio Piva, dijo ante la Asamblea Legislativa que la meta se cumplió y que el proyecto marcha bien.

Rodríguez insistió en que, para el 2013, se debe ejecutar al menos el 50% del empréstito internacional.

Energía, otro reto

Carlos Dengo, de Amega, subrayó la necesidad de que Limón pueda ofrecerles a las empresas que ya tienen proyectos en camino la dotación necesaria de energía eléctrica para operar.

En octubre del año pasado el BID aprobó un crédito de $200 millones para que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) desarrolle en Limón la planta hidroeléctrica Reventazón, con capacidad de generar 305.5 megavatios (MW).

Según el ICE, al pasado 1° de octubre la planta ya presentaba un 46% de avance en su construcción.

Dengo sostuvo que proyectos de la TCM y la MTA, así como la nueva refinadora de petróleo, requerirían para operar, cada uno, entre 20 y 25 MW.

“Eso, en sí, es un proyecto de generación de energía, por sí solo. Entonces, hay un faltante que nos preocupa”, afirmó.

El empresario agregó a los requerimientos de infraestructura de la provincia, la rehabilitación del ferrocarril.

El Consejo Nacional de Concesiones (CNC) tiene actualmente en estudio un proyecto de concesión por iniciativa privada para desarrollar el proyecto denominado Sistema Ferroviario y sus Puntas Logísticas, que consiste en la rehabilitación y operación del ferrocarril de costa a costa.

El proyecto lo propuso la empresa Grupo Hispano Costarricense de Logística, y tiene un valor de $445 millones.

Empero, Hidalgo se pronunció parcialmente en contra del proyecto porque se propone construir una nueva terminal portuaria en el Caribe hasta donde llegaría el tren de carga, lo cual, según la empresa estatal, es innecesario dado el desarrollo portuario planificado para Limón.

Douglas de APM agregó que la empresa sería uno de los principales clientes en caso de que el Instituto Costarricense de Ferrocarril (Incofer) habilite ese medio de transporte para carga.

Ganancias y otras inversiones

Hidalgo reconoció que el panorama económico limonense se transformará cuando empiece la operación de la TCM, el megaproyecto más pronto a concretarse, pues su construcción inicia en octubre.

Dijo que de los ingresos brutos que genera la concesión de la TCM, el 7,5% se destinará para el desarrollo de la provincia.

Solo durante el primer año de operaciones de la nueva terminal ese porcentaje se traducirá entre $8 millones y $10 millones, más de diez veces lo que invierte hoy Japdeva anualmente en la provincia.

Así que los recursos y los trabajos se disponen a atracar en el Caribe. La cenicienta tiene esperanzas en dejar de serlo, pero tiene trabajo pendiente.

Inyección de inversiones para Limón

De los proyectos de infraestructura más grandes que planea el país la mayoría tienen como destino la provincia de Limón. La millonaria inversión es la siguiente:

Ampliación de refinería de petróleo: Recope y China

El proyecto tendrá un costo de $1.500 millones . Consiste en la construcción de una refinería de alta conversión, con una capacidad de producción de 65.000 barriles por día. Se construiría en Moín. En julio del 2012 la consultora Worley Parson propuso mejoras para optimizar la refinación del crudo y afirmó que la rentabilidad del proyecto sería del 19,2% y no del 16% original. Su construcción se planea para este año.

Nueva terminal de Moín: APM Terminals

La construcción del proyecto se iniciaría en octubre del 2012 y se extendería hasta el 2016, cuando la terminal de contenedores entrará en operaciones. El proyecto moverá hasta un 90% de la carga nacional y será la principal puerta de salida para las exportaciones costarricenses. Tiene un costo de $1.000 millones. A finales de enero se publicaron las especificaciones para la adquisición de los terrenos.

Proyecto Limón Ciudad Puerto: Estado

Se financia con $72 millones otorgados por el BID, con una contrapartida local de $8 millones. Los recursos están destinados a modernizar el acueducto sanitario de la ciudad de Limón, para la construcción de un nuevo rompeolas y para mejorar la apariencia de varios parques y edificios históricos de la ciudad. Las autoridades esperan tener en ejecución el 50% de los recursos para este 2013.

Carretera Limón Río Frío: MOPT

El plan de infraestructura vial permitiría un trasiego más holgado por tierra de la producción nacional que se exporta. Su importancia es estratégica ante los inconvenientes que presenta la Ruta 32. El MOPT considera la carretera de $450 millones como vital para complementar la ampliación de los puertos del Atlántico y de la refinería petrolera. Se resume en una ampliación a 4 carriles en un tramo de 106 kilómetros.

Nuevo puerto petrolero: Recope ICA-MECO

Hace un año la Contraloría General de la República (CGR) dio luz verde al contrato entre Recope y el consorcio ICA-MECO amplíen la Terminal Petrolera del Atlántico. La obra costará $96 millones. El proyecto permitirá que Moín reciba más de 150 barcos petroleros por año, con capacidades superiores a las 60 mil toneladas. La obra estaría lista en mayo del 2014.

Planta hidroeléctrica Reventazón: ICE

Con un costo cercano a los $1.200 millones, el ICE estima que la producción de 305,5 megavatios dará energía suficiente para cubrir las necesidades de más de 530.000 hogares, usando fuentes renovables. A finales del año pasado el proyecto obtuvo un nuevo empujón de financiamiento por parte del BID, el crédito suma $200 millones que permitirán concretar el avance de la obra que a hoy está casi en un 50%.

Megaterminal de Transbordo: Amega

La empresa Amega planea invertir $1.100 millones en la construcción de una megaterminal de transbordo de contenedores que viajan desde Asia hasta Estados Unidos, evitando el cruce por el Canal de Panamá. Actualmente el Consejo Nacional de Concesiones (CNC) espera los estudios de mercado, modelo tarifario e impacto ambiental por parte de la empresa. La concesión se realizaría en un año.

Puntas logísticas del ferrocarril: Grupo Hispano Costarricense de Logística

A un costo de $445 millones pretende conectar los puertos del Caribe con los del Pacífico mediante la rehabilitación del ferrocarril nacional. Según el CNC, el proponente ha desarrollado los estudios de prefactibilidad que sustentan los aspectos técnicos, legal, financiero y ambiental. Japdeva se opone parcialmente al proyecto, empero, aún no se cuenta con el criterio técnico de todas las entidades involucradas.

Modernización portuaria: Japdeva

En un plan que consta de varias etapas, Japdeva pretende invertir $70 millones en la modernización portuaria. Parte de esos recursos provendrían de un crédito con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), que deberán aprobar los diputados. A finales del año pasado, se licitó la primera compra de equipo portuario por $15 millones. El resto de la inversión se realizaría antes de finalizar el gobierno.

Zona franca y parque industrial: Isiven

La empresa venezolana desarrolla ya una zona franca y parque industrial cerca de Búfalo. El proyecto tiene un costo total de $50 millones y albergará a todo tipo de empresas. Contará con zonas de alojamiento. Es la primera gran zona franca de la provincia de Limón, varias firmas del sector automotor han mostrado interés en el proyecto.

Fuente Entrevistas EF y archivo GN.

Sostenbilidad y financiamiento